Home México Caiga quien caiga… La Raya del Tigre

LA RAYA DEL TIGRE

#ayotzinaáLos once jóvenes detenidos en el Zócalo capitalino durante la movilización del pasado 20 de noviembre, ocho varones y tres mujeres -entre ellos un académico chileno- ya se encuentran detenidos en penales de máxima seguridad de Veracruz (ellos) y Nayarit (ellas), acusados de delitos relacionados con delincuencia organizada, como motín, terrorismo y tentativa de homicidio, de los más graves contemplados en la legislación mexicana. Ayer domingo al mediodía salió libre José Manuel Morales, el primero de ellos.

Cada una de las once detenciones, según organismos no gubernamentales defensores de los derechos humanos, fue realizada con arbitrariedad y violencia por elementos de la policía capitalina, sin comprobar a los jóvenes la comisión de algún delito, por lo que se trata de “aprehensiones selectivas injustas” muy propias de regímenes autoritarios, de acuerdo a expertos en leyes.

A partir del 26 de septiembre último, fecha de los lamentables sucesos de Iguala, las distintas movilizaciones en la vía pública habían transcurrido en calma, excepto en algunos estados del sur; sin embargo, durante el presente mes de noviembre comenzaron a ocurrir hechos violentos y detenciones de estudiantes en el Distrito Federal durante las protestas: La quema de la estación del Metrobús en Ciudad Universitaria, el 5 de noviembre; la quema de la puerta del Palacio Nacional, el día 8 de los corrientes; la gresca en el interior de la UNAM, el pasado día 15 de este mes y la última manifestación del 20 de noviembre.

En cada una de estas cuatro ocasiones, se ha denunciado la participación de elementos policiacos o de las fuerzas armadas que, vestidos de civiles, han actuado al final de las marchas, bajo pretexto de contener a los manifestantes, pero se sabe que ni son todos los que están, ni están todos los que son, porque a los verdaderos infiltrados, los que promueven la violencia, los han dejado ir sin problema y, en su lugar, golpean y consignan a transeúntes que nada tenían que ver con la marcha, o a estudiantes pacíficos.

Paralelamente, se han denunciado otras detenciones arbitrarias, todas de jóvenes, como la de una pareja de estudiantes de la UNAM, ella de FES Aragón y su compañero de la Escuela Superior de Música -avalados ambos por sus maestros en cuanto a excelencia académica y conducta- por un supuesto asalto de 500 pesos a una mujer policía en calles aledañas al Zócalo.

Estos últimos once detenidos fueron entregados en horas a las autoridades de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada y, antes de los tres días, fueron consignados por delitos muy graves y transferidos a penales de máxima seguridad, algo que no ocurre ordinariamente ni siquiera con grandes delincuentes cuando llegan a ser capturados.

Este martes, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se vio forzado una vez más a recibir, igual que sucedió con los Politécnicos, a los padres de los once detenidos, para analizar caso por caso. Es decir, crece, junto con los abusos de poder hacia los estudiantes, un movimiento paralelo de padres que piden justicia.

Ahora, al cúmulo de cuestionamientos que tiene ya encima el gobierno federal, se suma el de la criminalización de la protesta, lo cual representa una provocación más para la ciudadanía, porque se está violando el derecho constitucional de salir a las calles a exigir respuestas a los funcionarios.

“Se trata de inhibir la participación de los estudiantes en las marchas”, coinciden activistas sociales, estudiantes y padres de familia, quienes ahora demandan no sólo la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sino la libertad de otros diez, a quienes ya se cataloga como presos políticos.

De no probarse los presuntos delitos de estos detenidos, el gobierno de Peña Nieto enfrentará un conflicto más y dará motivos para nuevas manifestaciones en lo que resta del presente año y muy probablemente el próximo; entonces, a la actual crisis generalizada no se le observa aún el fondo, pese a que desde el oficialismo se insista en asegurar lo contrario.

COLMILLOS Y GARRAS

EN EL CURSO de esta semana son esperados algunos cambios en mandos medios de varias dependencias del Ayuntamiento local. En la Dirección de Servicios Públicos Municipales, Inspección Municipal, Obras Públicas y en el área de Finanzas se esperan relevos; incluso hasta podría alcanzar el ajuste a uno que otro titular… NO ES DE extrañarse un nuevo y serio conflicto con la Secretaría de Desarrollo Social, toda vez que la delegación de esa dependencia en Durango sigue funcionando como una oficina de gestión a favor del partido de los colores nacionales. Ya no entendió este delegado, por lo que se ve… QUE IVÁN RAMÍREZ renunciará próximamente al PRD, según informan fuentes de la “izquierda” en Durango; tal vez decida enrolarse ahora sí de manera oficial al PRI este político que ha contendido en varias ocasiones por el PRD, pero con otra camiseta.

Twitter: @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: