Home México Lo que mal empieza… o pregúntele a Peña Nieto…

Peña Nieto 2 años de presidenteLA RAYA DEL TIGRE
Se cumplen dos años hoy de la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia de México, y hasta el momento no existe un solo indicador que revele mejoría visible en comparación con los regímenes anteriores. En lo económico, social y político las circunstancias son más apremiantes, lo cual no se creía posible, que durante las dos grises administraciones panistas que antecedieron el regreso del PRI al poder.
Para Peña Nieto los problemas iniciaron desde la misma campaña, cuando la inconformidad de muchos mexicanos se hizo manifiesta durante la mayor parte del periodo en que demandó el voto; el electorado le hizo saber claramente que no sería bienvenido a Los Pinos. El revelador incidente de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, la despectiva frase de su hija Paulina cuando se dirigió a “la prole”, su desafortunada visita a la Universidad Iberoamericana y cada una de sus desafortunadas declaraciones, lo ubicaron como un candidato impreparado para tan alta responsabilidad.
Sin embargo, eso se convirtió casi en “pecatta minuta” junto a lo que sucedió el día de la elección, con el uso de recursos a través de las tarjetas Monex, la evidente parcialidad de autoridades electorales y empresas encuestadoras, entre otros factores, agrandaron la sospecha sobre un presunto fraude electoral, siempre negado oficialmente por las autoridades correspondientes, por supuesto.
Por todo ello es que la toma de posesión de Peña Nieto resultó tan accidentada; lejos de ser una transición tersa, el uno de diciembre del 2012 surgió la violencia en las calles y por primera vez aparecieron en las marchas los anarquistas, hoy casi sinónimo de “infiltrados”, quienes han seguido actuando en la mayoría de las marchas bien organizadas, para desorganizarlas y desacreditar a los activistas pacíficos.
Ahora bien, si la sentencia de “lo que mal comienza…” se aplica en este caso, resulta que los dos primeros años del sexenio la economía ha sufrido múltiples recaídas y, ahora para comenzar el 2015, va en franca picada.
En el primer año, técnicamente no tuvo crecimiento visible, al registrar un modesto avance del 1.5 por ciento, contra una inflación creciente, que ahora va en un 4.7. En el presente año, por once meses consecutivos se ha ido reduciendo el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto, el cual fue fijado en 4.5 por ciento en enero de este año y hoy anda apenas en un 2 por ciento, con amplias posibilidades de seguir descendiendo hacia finales del año, para quedar en la misma cifra del año anterior.
El peso mexicano ha perdido ya casi 40% de su valor frente al dólar norteamericano; la cotización rebasó ya con facilidad la barrera de los 14 pesos en el intercambio y la inflación acumulada va en aumento.
Además, la baja sensible en el precio internacional del petróleo en estos últimos meses propició una caída natural del ingreso, toda vez que la economía nacional está “petrolizada”; es decir, las ventas petroleras sostienen gran parte del gasto del gobierno.
Por otro lado, la violencia ha causado más miles de muertos que el sexenio pasado, cuando el número de víctimas llegó a nivel de escándalo. Ahora, la delincuencia organizada sigue actuando con gran impunidad, en muchos casos coludida con ciertos funcionarios, lo que dificulta el éxito de cualquier plan para garantizar la seguridad de los mexicanos, el compromiso no cumplido más importante en lo que va del sexenio.
La Gendarmería Nacional, tan anunciada, resultó una corporación inoperante más, como el resto de las existentes y, en un contexto tan favorable para el crimen, los cárteles de las drogas siguen operando sin merma alguna en sus estructuras, pese a la captura de importantes líderes, como Joaquín Guzmán Loera, entre otros.
Políticamente, el país se encuentra también en una crisis severa. Las instituciones, partidos políticos y demás organizaciones fueron rebasadas por la sociedad que sigue exigiendo, en las calles, en redes sociales, en los medios informativos, un mejor país.
Son dos años del actual régimen y, como al principio, miles estarán hoy protestando en la calle contra el régimen de Enrique Peña Nieto, pero con un grado de encono muy superior al de entonces. Los mexicanos ya no aguantan la situación actual y el pronóstico de lo que viene nadie lo puede asegurar. Al tiempo.
COLMILLOS Y GARRAS
EL COLMO EN la supercarretera Durango-Mazatlán es que, pese a haber sido repavimentada en fecha reciente, en uno de sus tramos ya hay baches, sobre todo a la altura del kilómetro 22. Eso es como para registrarse en algún programa de los récords “Guinness”, aunque ciertamente no para orgullo… LA NÓMINA DEL CBTA 28 de Canatlán, Durango, revela casos de “aviadores” en ese plantel, como dos nombramientos de 30 horas laborales cada uno y clave presupuestal respectiva E4267 y E4369. Es grave lo que ocurre en este sistema educativo, porque en otros planteles también supura corrupción… EN CIUDAD LERDO, antier las ráfagas de rifles AK-47 y otras armas de fuego de alto poder acabaron con la vida de cuatro personas. Otra ejecución múltiple en una zona del estado en la que todos los operativos militares y policiacos han fallado en estos años.
Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: