Home México Los buenos al bote… los malos al trote #autodefensas #Michoacan #yamecanse15

El sábado 3 de enero por la mañana un juzgado de lo penal con residencia en Morelia, Michoacán, dictó auto de formal prisión al fundador de las autodefensas, Hipólito Mora, junto con 26 de sus hombres, tras encontrarlos presuntamente responsables de la muerte de diez hombres durante el enfrentamiento del 16 de septiembre pasado en el poblado La Ruana, en contra del grupo armado de Luis Antonio Torres, “el americano”. En ese tiroteo murieron once personas, entre ellas el hijo de Hipólito, Manolo Mora.

La semana anterior se entregaron voluntariamente Hipólito Mora y sus compañeros a las autoridades de procuración de justicia estatal, confiando en que serían absueltos una vez probada su legítima defensa tras la agresión del grupo encabezado por “el americano”, a quien desde hace más de un año se le liga con el cártel de los “caballeros templarios”.

Junto con José Manuel Mireles y Estanislao Beltrán, Mora es uno de los fundadores de los inicialmente llamados “guardias comunitarios”, después denominados “autodefensas”. Cuando el gobierno federal implementó la estrategia de paz para Michoacán, con la figura de comisionado federal en la persona de Alfredo Castillo Cervantes, el 15 de enero del 2013, los tres líderes de autodefensas fueron forzados a deponer las armas y los quisieron enlistar en la nueva corporación policiaca “Fuerza Rural Estatal”. De los tres, Estanislao Beltrán fue el único en aceptar la “invitación”, mientras que Mora y Mireles decidieron mantener distancia de las acciones del gobierno federal.

Hipólito Mora fue encarcelado en ese tiempo, bajo acusación de homicidios y robo, pero obtuvo en semanas su libertad al aceptar enrolarse a la Fuerza Rural, en la que fue nombrado comandante. Unos meses después, en octubre, fue apresado José Manuel Mireles, quien en sólo unas horas y sin mayor trámite fue declarado formalmente preso por la presunta comisión de diversos delitos, como acopio de armas, e internado en una cárcel de alta seguridad en Hermosillo, Sonora, donde aún permanece.

Los últimos acontecimientos del pasado 16 de diciembre provocaron un resurgimiento de las hostilidades, cuando se enfrentaron los grupos de Hipólito Mora y Luis Antonio Torres. El primero sostuvo que solamente se defendió de la agresión, pero demasiado rápido fue inculpado de diez de los once muertos, incluído su propio hijo. De hecho, fueron seis los muertos del bando de Torres y cinco del de Mora, pero la culpa se le cargó sólo a él.

Desde el año 2012, cuando estalló la crisis en Michoacán, los líderes comunitarios denunciaron nexos de “el americano” con el crimen organizado; inclusive, el año pasado, autoridades federales lo absolvieron de cualquier vínculo con Servando Gómez Martínez, “La tuta”, aunque aparecieron en un video juntos, situación que habría metido en problemas a otro cualquiera.

En unos días también tendrá que resolverse la situación jurídica de Luis Antonio Torres y ocho de sus hombres que se entregaron y se encuentran encarcelados en el penal Mil Cumbres, de Morelia, donde también son “huéspedes”, por mera “coincidencia”, Mora y su grupo.

La formal prisión decretada ayer a Mora y a su gente no sólo afecta la situación de los inculpados, sino del estado de Michoacán y del país; de suyo, reabre el debate sobre si es o no legal que un ciudadano actúe en defensa propia, de igual manera si es lícito que la sociedad se defienda de la criminalidad cuando las distintas instituciones gubernamentales responsables de garantizar la seguridad pública han fallado.

El entorno en Michoacán vuelve a complicarse en este inicio del 2015, pues. La estrategia para pacificar ese estado a través de un comisionado federal no funcionó, aunque se insista en lo contrario.

ESTE MES SERÁ inaugurado el Centro de Justicia contra las Mujeres, cuya apertura se pospuso en diversas ocasiones durante el año anterior. Por supuesto que es bienvenido cualquier esfuerzo que frene la violencia contra las mujeres y es necesario seguir de cerca y apoyar el trabajo que se realizará… LA FISCALÍA ESTATAL registró 117 suicidios durante el 2014, entre éstos el de un menor que se ahorcó en Gómez Palacio. Organismos no gubernamentales documentaron mucho más casos, lamentablemente… LAS FUERTES RACHAS del viernes pasado alcanzaron por momentos una velocidad aproximada a los 80 kilómetros por hora. Hubo daños materiales en diversos puntos de la ciudad, pero no desgracias personales, por fortuna.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: