Home México 4 Meses y nada…#Ayotzinapa #Mexico #Desaparecidos #yamecanse

Alexander-Mora-Venancio-AyotzinanpaLA RAYA DEL TIGRE

Se cumple hoy un mes más, hasta completar cuatro, de la tragedia de Iguala, Guerrero, y las mismas preguntas del principio permanecen sin respuesta. El gobierno federal sigue extraviado en un laberinto de contradicciones; la versión del asesinato múltiple e incineración total de restos de los 43 Normalistas en el basurero del municipio de Cocula no convenció y, por el contrario, reforzó otras teorías, como la de la participación directa del ejército y la Policía Federal en lo que se supone un crimen de estado.

A cuatro meses, pues, el descontento social, tanto en México como en el extranjero, no disminuyó ni se vio opacado por las festividades navideñas, porque en esas fechas, como Navidad, los padres de los desaparecidos cenaron afuera de Los Pinos. Para hoy se ha organizado una nueva jornada global de movilizaciones en la Ciudad de México, algunas capitales de estados y otras ciudades importantes en cinco continentes.

Resulta increíble que, a estas alturas y con todos los recursos a la mano para concluir fidedignamente la investigación, el gobierno se niegue a decir la verdad de frente, en especial después de que la Universidad de Innsbruck, en Austria -última esperanza para identificar los restos- afirmara que no es posible dar una respuesta concluyente debido al grado de destrucción de los huesos, lo que no permite siquiera obtener muestras de ADN.

La Procuraduría General de la República sigue, pues, empeñada en mantenerse firme en la historia de los policías municipales y los narcos como únicos culpables, todos al mando del entonces presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca y de su director de Seguridad Pública, movidos por el interés de proteger el informe de María de los Ángeles Pineda, esposa de Abarca. Sin embargo, han ido saliendo a la luz incongruencias que tambalean esa versión, pese al respaldo técnico de peritos del Equipo Argentino de Antropólogos Forenses. Ellos identificaron los restos de Alexander Mora Venancio, que ni siquiera han sido entregados a sus familiares, pero no pudieron avanzar más en la identificación de lo que se encontró en bolsas negras en el basurero de Cocula, de manera que casi estamos como al principio en cuanto a conocimiento de los hechos.

De igual manera, los expedientes de algunos policías municipales detenidos revelan que estaban de vacaciones, tenían día de descanso o cumplían misiones especiales lejos de Iguala esa noche del 26 de septiembre, por lo que no se sabe si son ellos quienes entregaron a los 43 jóvenes en manos de varios integrantes de los “guerreros unidos”, los que, por su parte, han denunciado tortura para aceptar su participación en los hechos.

Investigaciones periodísticas siguen sosteniendo, por otro lado, el probable involucramiento de la Policía Federal y la milicia, pero hasta el momento no hay una sola línea de investigación hacia estas instancias, a pesar de la exigencia de los padres para hacerlo.

Suman hoy 120 días de la desaparición y el gobierno de Enrique Peña Nieto se mantiene reacio a la protesta social; tampoco admite una sola consideración de organismos tan serios del ámbito internacional como la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ya acusó al régimen de tratar de cerrar el caso.

Por lo visto, hasta hoy la única concesión forzada del gobierno federal para los familiares de los desparecidos ha sido permitir la entrada a instalaciones militares de Guerrero para verificar que no se encuentran ahí los normalistas, una medida absolutamente inútil y tardía, que no ayuda a calmar los ánimos a estas alturas.

En este contexto, el esclarecimiento del crimen de Ayotzinapa sigue siendo una de las principales demandas de los ciudadanos al presidente Peña Nieto y mantenerla en la desatención, como hasta hoy, podría acarrearle serias consecuencias al futuro inmediato de su sexenio, de por sí inmerso en una crisis generalizada ante los constantes escándalos de corrupción que lo mantienen en bajísimos niveles de credibilidad, como nunca antes había estado un presidente mexicano en su segundo año.

Cerrar la puerta a una investigación seria que permita el esclarecimiento total de los hechos y el ejercicio de la justicia contra quienes resulten responsables es absolutamente riesgoso para el gobierno. ¿Se jugará su futuro de esa manera? Sólo si se lo permitimos.

COLMILLOS Y GARRAS

UN TOTAL DE doce toneladas de agave fueron aseguradas por inspectores de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente en los municipios de Vicente Guerrero y Nombre de Dios, por no acreditar sus poseedores la legal procedencia del producto. Debe haber especial vigilancia en esto, para cuidar el auge que actualmente está teniendo la producción de mezcal en el estado… LA PRESENCIA POLICIACA en el centro histórico se sigue observando cómo durante los días decembrinos. Estos operativos son necesarios en toda época del año; hacen bien las autoridades en mantenerlos… FRÍO Y FUERTES vientos están pronosticados para los siguientes días en el estado. Las bajas temperaturas siguen dejando huella en este invierno, al que aún le falta un buen número de días para ausentarse.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: