Home México Que se lo crea su abuela #Ayotzinapa #México #EPNnoTeHagasMenso @MurilloKaram

carpetazo ayotzinanpaLA RAYA DEL TIGRE

Y la respuesta del Gobierno Federal a las expresiones de indignación y repudio, a cuatro meses de la tragedia de Ayotzinapa, sigue siendo la misma: Los 43 normalistas fueron ejecutados y luego calcinados por completo en el basurero de Cocula, cerca de Iguala, sus restos tirados en bolsas negras al río San Juan la madrugada del 26 de septiembre y no hay más que indagar al respecto, insistió ayer en conferencia de prensa el procurador Jesús Murillo Karam, mientras que el presidente Enrique Peña Nieto sigue tenaz en su llamado a superar tan penoso acontecimiento. “No podemos seguir atrapados en Ayotzinapa”, casi exigió a los mexicanos.

Así reaccionó el gobierno a las multitudinarias manifestaciones realizadas en todo el país y en decenas de ciudades en el extranjero al cumplirse cuatro meses de los ataques hacia los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.

Murillo Karam recalcó, ya en tono desesperado, la historia que la Procuraduría ha querido implantar en la sociedad mexicana: que los 43 fueron entregados al cártel “guerreros unidos”‘ por policías municipales; luego fueron asesinados, incinerados sus restos durante catorce horas y tirados al río. De paso, el fiscal general de la nación afirmó que no hay indicios para suponer la participación del ejército contra los estudiantes, como lo han asegurado algunas versiones periodísticas y los propios padres, quienes piden se abra esa línea de investigación.

Las únicas pruebas que hasta hoy ha mostrado la PGR son los testimonios en video de los cinco o seis que habrían sido los autores materiales de la supuesta masacre, cuyas versiones han sido puestas en duda no sólo por los sobrevivientes del ataque, sino por especialistas forenses y científicos, quienes no han ofrecido una conclusión del caso, por la imposibilidad de identificar los restos. Inclusive, entre los noventa y nueve detenidos hay algunos que denunciaron tortura y se han retractado en sus declaraciones ante el Ministerio Público.

Por motivos no aclarados, la PGR ha desechado las versiones de los estudiantes que lograron escapar de la balacera, pero fueron testigos de cómo sus compañeros caían heridos y eran forzados a subir a un camión de redilas, con rumbo no revelado.

Menos ha tomado en cuenta la PGR investigaciones periodísticas que apuntan a una posible intervención de los militares y la policía federal, aunque hay testimonios de que los jóvenes fueron monitoreados desde su salida hacia Iguala a “botear”, interceptados en el camino y perseguidos entre la maleza por grupos de hombres armados. Se sabe ahora más claramente que los militares, si es que no participaron directamente, sí estuvieron enterados de los hechos y, lejos de ayudar a los jóvenes, los dejaron en manos de sus verdugos. Debido a esa sospecha, es que los padres han exigido entrar a los cuarteles militares de la zona.

Hasta hoy, Murillo Karam solamente ha confiado en los dichos de los presuntos delincuentes que capturó, en nadie más, como si su palabra fuera ley. Incluso, el video presentado en octubre ante los medios de comunicación sólo mostró a varios delincuentes narrando, muy frescos, de manera ilustrativa, lo que supuestamente hicieron con los jóvenes. Eso no pareció una verdad absoluta a nadie ni conformó a los padres, quienes siguen adelante en su empeño de encontrar a sus hijos con vida.

Por su parte, el presidente Peña Nieto ayer justificó y trató de dar certidumbre respecto a la participación de la PGR en este caso e hizo un nuevo llamado a superar la tragedia, a “no quedarnos atrapados en Ayotzinapa”, lo cual envía un claro mensaje de que su gobierno no intentará ninguna otra línea de investigación, pese a sus promesas de llegar hasta las últimas consecuencias. O quizá, para el gobierno, sean estas “las últimas consecuencias”: dar por incinerados a los 43 y cerrar el caso.

En este contexto, es latente la posibilidad de mayor encono social, de manifestaciones y acciones radicales que no precisamente contribuyen al bienestar de la nación. En cualquier país es alto el riesgo de ingobernabilidad cuando hay un asunto tan grave sin resolver, por no mencionar otros motivos de gran descontento social.

AUTORIDADES SANITARIAS ASEGURARON 367 productos milagro en Durango, lo cual representa un enorme beneficio para usuarios que con frecuencia son engañados por vendedores de ilusiones. Lo peor del caso es que a la brevedad otros tantos productos se ofrecen al público sin las autorizaciones correspondientes… MAÑANA JUEVES, EN el Museo de la Ciudad, a las 8 de la noche, será presentado el programa del próximo Festival Cultural “Ricardo Castro”, se esperan sorpresas gratas para toda clase de públicos… AYER EN ESTA ciudad el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, aseguró que no se observan “focos rojos” de cara a la elección de junio próximo en México, pues ¿Desde cuándo dejaría de ver en vivo y a todo color lo que ocurre en el país, este funcionario? O tal vez supone que Guerrero y Oaxaca son estados de otro país latinoamericano.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: