Home Fiestas de la Iglesia Católica ¿Te tocaron los tamales el 2 de febrero?

que se celebra el dia de la candelaria

Cada 6 de enero los mexicanos encuentran el pretexto perfecto para romper con los propósitos de año nuevo. Se olvidan de la dieta y se sientan en familia a disfrutar de una deliciosa rosca de reyes. La rosca es un pan cubierto de dátiles, azúcar, frutos secos y algunos membrillos. Los niños se llenan de emoción al saber que cortaran su rebanada de pan, y que si tienen suerte una pequeña representación plástica del niño Dios podría estar dentro de ella. Los adultos, no se encuentran precisamente brincando de emoción al saber que podrían ser los próximos “padrinos del niño Dios”. Sacar el niño de la rosca implica una responsabilidad que tendrá que ser pagada 40 días después. Así que si usted se sacó el niño, esperamos que haya estado haciendo alcancía durante estos días…

La fiesta de la Candelaria celebrada por la iglesia católica se realiza cada 2 de febrero. Proviene de un antiguo rito judío en el que las madres tenían que presentar a sus hijos varones en el templo 40 días después de su nacimiento. Digamos que era algo así como la cuarentena, solo que por la ley judía la mujer no podía tomar baño hasta ese día. Así que cuarenta días después de nacido el niño Dios era hora para la virgen María de bañarse ella y el bebé y presentarse en el templo como lo dictaba su fe. Es así que Jesús fue presentado en el templo un 2 de febrero y es lo que los católicos celebramos el día de la candelaria. Este día debe de representar para los católicos un momento de purificación y renovación.

Cuando la fe cristiana llegó a México se fusionó con las tradiciones indígenas para facilitar la evangelización de los nativos, fue así que digamos que terminamos comiendo tamales cada 2 de febrero…

En términos astronómicos, el día de la Candelaria tiene lugar entre el solsticio de inviernos y el equinoccio de primavera. Esto significa que es el momento propicio para elegir las semillas que serán utilizadas para la siembra.
En la tradición indígena, este día se llevaban a bendecir –ofrendar- las mazorcas de maíz que servirían como semillas en la próxima siembra. Los tamales siempre estuvieron presentes en las ofrendas hechas a los dioses, ya que son hechos de maíz, y recordemos que para los indígenas los dioses utilizaron el maíz para crear al hombre (Popol Vuh) y darle vida.

Es así que la tradición de los “tamalli”, nombre náhuatl para decir tamales (que significa envuelto) surge y se mantiene en nuestra cultura hasta el día de hoy. A esta tradición se le han unido otros ritos populares como vestir las imágenes del niño Dios, y hasta coronarlo y llevarlo a bendecir a la iglesia.

Una celebración más que se unió a este ritual fue la fiesta de la virgen de las candelarias, es por ello que también se llevan a prender y bendecir velas en esta fecha a las iglesias.

El día 2 de febrero es el pretexto ideal para involucrar a los niños en el amor al niño Dios, realizar una oración en familia, sacar los monitos que salieron de la rosca y disfrutar en familia de unos ricos y calientitos tamales recién hechos… ¡Feliz día de la Candelaria!

 

Por

Laura Muller

Editorial Radio Claret América

 

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: