Home México Son 7 meses de #Ayotzinapa y ¿Si fueran otros los #desaparecidos?

ayotzinapa-protestaSe cumplieron ya siete meses de la noche trágica de Ayotzinapa y la sed de justicia es tan intensa como al principio; conocer la verdad de los hechos sigue siendo la exigencia, como también llamar a cuentas, sin distinción de rango o partido, a todos los implicados en este crimen atroz que puso a descubierto el alto grado de infiltración del narcotráfico en los distintos niveles de gobierno. Cabe preguntar, a estas alturas ¿qué habría pasado si los 43 desparecidos no hubieran sido estudiantes pobres, casi anónimos hasta esa noche, sino los hijos de los poderosos en este país?

¿Qué dirían en Los Pinos, por ejemplo, si los hijos de la familia presidencial hubieran sufrido cualquier clase de atropello? ¿Cómo reaccionaría el presidente Enrique Peña Nieto si el pueblo le pidiera, casi con enojo, superar la tragedia, dar vuelta a la página y no quedarse estancado en el rencor, porque “el país necesita seguir avanzando”?

Si, además, hubiera tocado la violencia a otros herederos de apellido notable, como los de Miguel Ángel Osorio Chong, los de Luis Videgaray, David Korenfeld, Carlos Romero Deschamps, así como de otros poderosos, y voces de la sociedad, u otros padres que no hayan perdido a sus hijos, les pidieran que olviden la afrenta y simplemente sigan adelante ¿qué sucedería?

Cuesta imaginar o recrear una escena hipotética de todos estos políticos encabezar un plantón afuera de la PGR o de alguna otra sede en una noche de Navidad o Año Nuevo, en demanda de justicia, resistiendo presiones y críticas para que crean la versión oficial y dejen de investigar por su cuenta.

¿Qué dirían estos funcionarios si, tras meses de buscar respuestas, se encontraran de pronto con la rudeza de un jerarca católico que les restregara: ¿Qué quieren? si desaparecieron, pues ya desaparecieron? Tal y como lo hizo el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, con toda displicencia.

¿Cómo se sentirían los integrantes del selecto grupo que “mueve a México”, si el responsable de investigar la tragedia les contara “una verdad histórica” sin argumentos, que a nivel nacional e internacional hubiera sido desechada y que en lugar de enjuiciar al autor de esa inverosímil versión, se le asignara un nuevo puesto, casi en compensación por el pésimo desempeño?

No se trata de lanzar a alguien malos deseos, ni alentar sentimientos de venganza, pero un ejercicio de empatía es necesario a nivel social, porque así se puede entender mejor a los agraviados, a quienes necesitan más allá del consuelo solidario. La realidad nunca supera a la ficción y la del México de hoy resulta cruel para una gran parte de los mexicanos, especialmente para quienes han perdido a sus hijos y seres muy queridos; quienes disfrutan del poder están muy alejados de esta realidad y ni siquiera hacen un esfuerzo por ser empáticos; si lo fueran, sabrían que no es capricho ni empecinamiento querer llegar al fondo de las cosas.

Claro que difícilmente sentirán el dolor que envuelve a esos padres, madres y familiares que hace siete meses tenían cerca a sus hijos y de pronto, en pocas horas, se volvieron invisibles.

No deben esperar que algo grave suceda a los suyos para que se vuelvan sensibles, aunque sea en un grado mínimo, ¿No cree usted, amable lector?

COLMILLOS Y GARRAS

MUY GRAVE EL hecho de que aún no hayan llegado a diversos municipios del estado los recursos correspondientes al Ramo 33, lo cual representa menos obras en el medio rural. Para los municipios, en su mayoría con tantas dificultades presupuestales, no les resulta fácil realizar obra pública sólo con recursos propios… NO CONSUELA MUCHO a los productores de frijol que las autoridades celebren reuniones para tratar de encontrar mejores esquemas de comercialización con miras a la siguiente cosecha. Siempre es lo mismo, sentencian los sufridos campesinos… ESTÁ PREVISTA HOY una reunión entre ejidatarios, que mantienen paralizada parcialmente la supercarretera Durango-Mazatlán, y autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, quienes deben llegar en mano con el efectivo correspondiente a la indemnización acordada desde hace doce años, si es que desean la finalización del conflicto.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: