Home México Son menos creíbles aún las encuestas de los partidos

encuestas2015Difícilmente un partido político, sea cual sea, va a presentar una encuesta desfavorable para sus candidatos, menos a estas alturas de la campaña electoral, cuando el posicionamiento es tan importante. Ayer, el Partido Acción Nacional dio a conocer una encuesta en la que ubica en un poco creíble primer lugar de las preferencias electorales a Luis Galindo, aspirante a diputado por el distrito electoral federal 04.

Las encuestas han dejado de ser, por sí mismas, un instrumento eficaz en el manejo mediático, en especial durante los últimos años, debido a graves desaciertos y poca certidumbre en diversos procesos electorales. La pasada elección presidencial provocó un gran desgaste a la imagen de las empresas encuestadoras del país, porque en todo tiempo concedieron una ventaja de 20 puntos al entonces candidato Enrique Peña Nieto sobre sus adversarios y, el día de la elección, aunque obtuvo el triunfo, esa cifra resultó demasiado optimista.

A nivel local, en la elección del 2010, las encuestas también otorgaron una gran ventaja al candidato priista durante la campaña, aunque al final la votación fue tan cerrada, que allí se demostró la falibilidad de estas mediciones.

Y si las encuestadoras ya no impactan el ánimo de los electores, menos sucede cuando son los propios partidos quienes dan a conocer sus propias cifras. Se perciben como encuestas “hechas a modo”, porque “quien paga, manda”, aun cuando al interior de cada partido se conozca bien la ubicación de cada uno de los candidatos.

En este contexto, la encuesta dada a conocer ayer por el PAN deja dudas acerca del primer sitio que supuestamente ocupa en este momento su candidato a diputado federal por el distrito 04, sobre todo porque, desde hace más de un mes, los sondeos internos de varios partidos coinciden en colocar al PRI en la primera posición, enseguida al PT, luego al PAN y al MC en cuarto lugar.

Sin embargo, conforme ha ido avanzando la campaña, la brecha entre el PRI y el PT se ha ahondado, y no sería raro que el abanderado panista avance hacia el segundo lugar, siempre y cuando tenga un cierre más intenso, apoyado por su partido, ya que hasta el momento la campaña del albiazul se percibe en la orfandad y el desamparo.

Al momento, por ejemplo, ninguna figura del CEN del PAN ha visitado Durango para respaldar a sus correligionarios. Es verdad que algunos panistas conocidos en el ámbito local han hecho recorridos con Luis Galindo, pero no es suficiente; si acaso el senador José Rosas Aispuro Torres es el único que ha dado apoyo a los cuatro candidatos en esta campaña, y eso en sus ratos libres.

Es para cuestionar la labor del diputado federal Rodolfo Dorador, quien afirma ser el enlace del panismo local con el CEN, pero no ha logrado un apoyo convincente para los candidatos de su partido. Por supuesto que otros liderazgos, también estatales, están quedando en entredicho ante la desangelada participación del panismo en esta elección, a menos que se haya tomado al interior del PAN como una especie de “round de sombra” este proceso electoral, de cara al siguiente, en el 2016.

En suma, difícilmente logrará el PAN posicionar mejor a sus candidatos sólo a través de una encuesta con números amables; se requiere más que eso. En afán de tener un buen cierre de campaña y recuperar adeptos, este partido debe redoblar esfuerzos y dejar de asumir que tiene el voto automático del electorado en la capital, como en otros tiempos.

La realidad más visible en esta y cualquier otra elección, es que nada está decidido hasta en tanto la gente efectivamente decida salir a votar el domingo siete de junio como un acto prioritario. Allí, en el momento de la decisión personal, todo puede suceder, y nada extraño sería que, de nuevo, las encuestas no embonen con el sentir ciudadano.

Las cosas no son como algunos quisieran que pareciesen. Eso está muy claro.

DE MUY ESCASA participación resultó la marcha convocada por el Partido del Trabajo, este fin de semana último, en favor del candidato Alejandro González Yáñez. No marcharon más de 400 personas y ni el propio candidato participó en el evento; seguramente le ganó la nostalgia de otros tiempos, cuando acudían miles a su llamado… AL MENOS EN movilidad, se le ve desfondado al Partido del Trabajo; tal vez por ello no logra salir de su aturdimiento… Y QUIEN SIGUE llamando la atención de los distintos medios de comunicación es Alejandra Anderson, candidata del Partido Humanista al distrito 04. Es una joven profesionista nueva en política, con una propuesta ciudadanizada que no debería ser dejada a un lado.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: