Home Durango ¿No que sólo "unos cuantos" se oponían a la reforma educativa?

No se había registrado en la historia de Durango una marcha tan nutrida de maestros y maestras alzando la voz en defensa de sus derechos; es decir, en contra de la reforma educativa. Fueron miles los docentes de ambos sindicatos y de las zonas escolares federales y estatales que tomaron las calles y luego las oficinas de la Secretaría de Educación del Estado de Durango para exigir que se suspenda en definitiva la evaluación magisterial, así como la derogación total de la reforma educativa.

Los profesores en Durango mostraron músculo ayer y desafiaron la posibilidad de la represión policiaca, tal como ocurrió el fin de semana anterior, cuando 17 docentes fueron detenidos por manifestarse en el momento que se realizó el examen de evaluación para asesores técnicos pedagógicos.

“Nos persiguieron y a algunos nos detuvieron; ahora somos más y venimos a demostrar que estamos unidos y a exigir apoyo en lugar de evaluación” afirmó Rafael Montes Hernández, dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La movilización de este miércoles es tan sólo parte del descontento de la mayoría del magisterio nacional, ante la entrada en vigor de la reforma educativa. Nadie les ha explicado hasta hoy a los docentes mexicanos la razón por la que no fueron tomados en cuenta en la elaboración de tan crucial reforma y el gobierno federal, por tanto, está pagando las consecuencias de tan grave error.

Tal como quedó claro ayer en Durango, en la mayor parte de los estados hay desacuerdo con la evaluación magisterial y, en general, con toda la reforma educativa. Es insostenible la versión de que sólo una minoría de docentes se opone a ser examinados y que el resultado del fin de semana fue “todo un éxito”.

Reducida a mito quedó también la versión de que es exclusivamente la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación quien se opone a la reforma, pues están tomando las calles también profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, ignorando la posición acomodaticia y parcial de algunos de sus dirigentes.

Paralelamente a esta multitudinaria marcha en Durango, en otros estados y en la propia capital del país hubo manifestaciones de docentes que desean dialogar con la Secretaría de Educación Pública, pero la cerrazón e insensatez del titular Emilio Chuayfett Chemor no ha permitido el acercamiento desde el principio, aunque él afirme lo contrario. Por ello, es hoy el propio secretario de Educación un obstáculo para la viabilidad de la reforma.

En este sentido, Chuayfett Chemor ya no es un interlocutor válido entre el gobierno federal y el magisterio; su figura y autoridad se han desgastado por completo, lo que bloquea el canal para alcanzar un posible acuerdo. No es fortuito, entonces, que en círculos de la política nacional se esté mencionado el nombre de José Narro Robles, actual rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, la UNAM, como posible sucesor de Emilio Chuayfett.

No es deseable un avivamiento de este conflicto; se debe pugnar al mismo tiempo porque los estudiantes tengan una mejor educación y los profesores una mejor estructura laboral, pues son ellos, los maestros, pilares fundamentales para restaurar el desmoronado sistema educativo nacional. El gobierno de Enrique Peña Nieto no puede seguir insistiendo en imponer una reforma que afecta a la mayoría del magisterio, y la prueba está en las calles, a la vista de todos.

COLMILLOS Y GARRAS

NO DEBE DESDEÑARSE la propuesta de Ignacio Aguado, impulsor en Durango de las candidaturas independientes, de que sea modificada la ley vigente en el estado para cerrar el paso a los arribistas que intentan camuflarse como candidatos independientes y contender en futuros comicios electorales, así como flexibilizar requisitos a quienes auténticamente desean participar en una elección fuera de partidos y sin compromisos con el poder… Y QUIEN YA se destapó como abanderado “independiente” es el exsecretario de Salud, Alejandro Campa Avitia, un hombre de cercana conexión con el Partido Revolucionario Institucional, pero distanciado de algunas figuras que toman las decisiones en el estado, algo muy distinto a ser independiente… EJIDATARIOS DE PUEBLO Nuevo decidieron mantener el plantón, ya de varias semanas, en la caseta de cobro de Coscomate, de la supercarretera Durango-Mazatlán, a pesar de que habitantes de otros cinco ejidos aceptaron el pago de 95 mil pesos por hectárea expropiada, un valor extremadamente bajo de la tierra, pero la necesidad de esta gente los doblegó, ante el abuso de autoridad.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: