Home México Tanta promesa y tanta pobreza con Peña Nieto

Por Rúben Cárdenas
Las malas cuentas que está entregando este gobierno al pueblo son tan notorias, que ni los más optimistas, o los interesados en ocultar lo inocultable, pueden negar: El número de pobres creció de 53.3 millones de personas a 55.3 millones en el lapso del 2012 al 2014, segmento que representa un 46.2 por ciento de la población total. En términos reales, actualmente uno de cada dos mexicanos vive en condiciones de pobreza, de acuerdo a las cifras del último informe del Consejo Nacional de Evaluación del Desarrollo Social (CONEVAL).
En cuanto a la situación de pobreza extrema en la que se ubican 11.4 millones de personas, esta cifra prácticamente se ha mantenido igual que en el 2012, cuando inició la administración de Enrique Peña Nieto, aunque de ninguna manera es un consuelo esta ligera variación. No es orgullo para un gobierno decir que poco ha aumentado el número de mexicanos en pobreza extrema, cuando debiera bajar drásticamente.
En estos dos años, según las estadísticas de CONEVAL, en Morelos, Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur aumentó el nivel de pobreza, incluso ligeramente el nivel de pobreza extrema, tanto en la ciudad como en el campo. En el caso de Durango, 93 mil personas se encuentran en pobreza extrema; es decir, con carencias en cuanto a la alimentación, los servicios de salud y seguridad social, la calidad y espacios en la vivienda, acceso a los servicios básicos y algún grado, generalmente alto, de rezago educativo.
Esta realidad, tan contrastante con las que ubican a otros mexicanos (muy pocos, por cierto), entre los más ricos del mundo, obligan al diseño e implementación de nuevas políticas públicas que cambien estas tendencias en el corto y mediano plazo.
Por lo pronto, en el primer tercio del sexenio de Peña Nieto, es patente el fracaso de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, cuyo objetivo fue atender a cinco millones de mexicanos en pobreza alimentaria. A dos años de la entrada en vigor de ese programa, resulta aberrante saber que la cantidad de pobres no disminuyó; eso no constituye triunfo alguno.
Y no sólo esta Cruzada es inoperante, sino los distintos programas de asistencia social aplicados en todo el país por la Secretaría de Desarrollo Social, lo cual demuestra el rumbo perdido de la política de desarrollo social en México.
Tras los resultados del último informe de CONEVAL dados a conocer ayer, muy pocos argumentos les quedan a las autoridades para defenderse de quienes les atribuyen la aplicación de miles de millones de pesos en recursos con fines electorales, pero no tendientes a mejorar la condición económica de millones de familias en México.
No se trata exclusivamente de un cambio de mandos en las dependencias responsables de la aplicación de la política social -aunque tampoco vendría mal- sino de una total reestructuración en las estrategias para atender la pobreza. Sin embargo, mientras sigan siendo las autoridades, amparadas en un membrete que les permite bajar recursos sin fin y sin rendición de cuentas, quienes implementen los distintos programas al respecto, se observa difícil el logro de las metas deseadas.
Si, en cambio, la política social fuera implementada por la sociedad organizada, en forma transparente, otro sería el resultado, pero estamos a años luz de esa necesaria transición.
Así las cosas, será muy difícil seguir combatiendo la pobreza en México mientras los mandatarios sigan gobernando con el calendario electoral en la mano y no con el firme compromiso de servir a todos mediante la mejor administración posible.
CUMPLE UNA SEMANA la Feria Nacional Durango 2015 y es innegable que los eventos del calendario han estado muy concurridos; hasta el momento, la fiesta marcha en paz, y eso debe seguir prevaleciendo…POR CIERTO, DISTINTAS dependencias municipales atienden muy de cerca todas las actividades de la feria y, si se observa seguridad y orden, es porque los titulares y mandos operativos se abstuvieron de salir de vacaciones, a propuesta del alcalde Esteban Villegas. Por esta vez, se aguantaron las ganas de disfrutar del sol, arena y palmeras en algún puerto…Y NOS LEEMOS, si Dios lo permite, el próximo domingo. Gracias por su preferencia a lo largo de toda la semana; mañana es día de guardar pinceles y no pintarle una Raya más al Tigre.
Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: