Home México Ahora hasta el mismo PRI reconoce la debilidad de EPN

La llamada reunión de unidad del priismo, celebrada este fin de semana en apoyo a Enrique Peña Nieto, no es más que un reconocimiento tácito de la debilidad del presidente y su régimen; eso salta a la vista, pues un mandatario fuerte no necesita de eventos artificiales para apuntalar su imagen y apoyar sus reformas. Dado que la popularidad de Peña está en franco declive y le urge recuperar credibilidad, no son reuniones amistosas lo que se necesita para ello, sino medidas muy puntuales y de gran impacto social.
De modo que aun cuando gobernadores, senadores, diputados federales y locales, alcaldes y regidores priístas de todo el país pretendieron enviar un mensaje de fortaleza gubernamental a la sociedad y de reconocimiento a Peña Nieto como gran líder de la nación, no lo lograron y, de paso, se arriesgaron a severas críticas por tener una perspectiva de país tan diferente a la que viven la mayoría de los mexicanos.
Y es que con Peña Nieto en el poder, se quiera o no admitirlo, México no muestra mejoría en indicador alguno respecto a gobiernos anteriores en el pasado inmediato. A partir del 2012, cuando asumió el Poder Ejecutivo, la violencia se disparó de modo evidente respecto al último año de Vicente Fox Quesada.
Peña Nieto enfrenta una crisis, en gran parte provocada por las malas decisiones de su gobierno, desde antes de obtener el controversial triunfo en las elecciones de julio del 2012; la protesta social ha sido permanente en lo político, económico y la vida ciudadana. Incluso, en temas más frívolos, sus escándalos de familia ya superaron con creces a los de Marthita Sahagún de Fox e hijos en su tiempo, pues Angélica Rivera realiza su mejor desempeño como antagonista de la sociedad mexicana, en especial desde que pretendió regañar, a través de Televisa, a quienes osaron dudar de la transparencia de los recursos con los que adquirió su famosa “casa blanca”.
Por más que durante el cónclave priísta del fin de semana se haya pretendido exaltar “el éxito” de cada una de las reformas estructurales, la mayoría sabe que siguen sin dar resultados aún, incluso ni siquiera pueden entrar en vigor algunas, como el caso de la educativa, cuando ya asoma el descontento por los rumores de la reforma al sistema de salud.
Asimismo, el aumento de mexicanos pobres en estos últimos años, según las cifras de la CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), las penurias que enfrenta diariamente lo que resta de la clase media con el desempleo y la devaluación diaria del peso frente al dólar, le restan cualquier merecimiento a su trabajo como responsable del Poder Ejecutivo.
Y no tan sólo es la economía del país, sino los frecuentes casos de corrupción en los que él mismo y su familia han estado inmersos, lo que le ha provocado un desgaste muy difícil de resarcir; de igual forma, la violación flagrante a los derechos humanos en casos como Tlatlaya, Ayotzinapa, Apatzingán, Calera, Tamazula y San Dimas, entre otros, no le permiten levantar vuelo y mostrarse como un Presidente sensible, respetuoso de las garantías individuales.
Para colmo de males, a Peña Nieto “se le escapó” Joaquin Guzmán Loera, “El chapo”, el principal y más dañinamente poderoso narcotraficante en México y el mundo, cuando su captura había sido uno de los escasos logros de su régimen en materia de seguridad. De hecho, tanto el Comisionado de Seguridad Monte Alejandro Rubido como el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no se cansan de ensalzar la captura de “el chapo” como un gran logro, pero olvidan aceptar que también a ellos mismos se les fue sin dejar huella.
Total que en el México tan revuelto hoy, de ninguna manera se puede creer lo que la clase priísta intentó proyectar sobre Peña el sábado: Ni el presidente y menos su gobierno mantienen a nuestro país en la estabilidad deseada; la mayoría de sus compromisos de campaña siguen sin cumplirse y no se le observa ninguna voluntad política para esclarecer y aplicar la acción de la justicia contra los responsables de las últimas tragedias que han enlutado miles de hogares y ofendido no sólo a los mexicanos, sino que han propiciado el repudio allende las fronteras mexicanas. Peña Nieto está más débil que al principio de su mandato y el PRI puede ser arrastrado también a ese cadalso, si insiste en defender lo indefendible.
EL SERVICIO METEOROLÓGICO Nacional tiene pronosticadas más lluvias para este inicio de semana en la mayor parte del estado, de manera que a seguir preparando el paraguas e impermeable, sobre todo aquellos que van a la feria y, por otro lado, tomar previsiones en las casas para evitar percances…LA SECRETARÍA DE Turismo reporta una ocupación hotelera en Durango de hasta el 90 por ciento a partir del inicio del periodo vacacional; habría que preguntar a los hoteleros si son reales estas alegres cifras, lo cual sería muy bueno…ALREDEDOR DE OCHOCIENTOS millones de pesos aprobados por el Fondo Nacional de Desastres Naturales no han sido liberados aún por el gobierno federal para Durango; entre estos, hay doscientos millones destinados desde la segunda declaratoria de desastre de febrero anterior, debido al frío. Ya debieron, pues, haber bajado esos recursos, más las autoridades estatales desconocen las razones de tal demora.
Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: