Home México Otra vez un #periodista #ejecutado y otra vez de #Veracruz

Por Rubén Cárdenas.

Rubén Espinosa, fotoreportero de la revista Proceso y de las agencias “Cuartoscuro” y “AVC Noticias” huyó de Veracruz en junio pasado tras las amenazas recibidas del régimen del gobernador Javier Duarte, se exilió en la Ciudad de México y este sábado fue arteramente asesinado en un departamento de la colonia Narvarte, junto con cuatro mujeres: una activista de la organización 132 y otra estudiante; una maquillista y una empleada doméstica. Se convirtió en el periodista número 88 ejecutado en México del año 2000 a la fecha, según la organización defensora de los derechos de los periodistas Artículo 19 y ellas forman parte de la escalofriante estadística de mujeres asesinadas en este país.

Otra vez la indignación por un atentado más a la libertad de expresión en México, otra vez un periodista asesinado, otra vez de Veracruz y otra vez un caso de multihomicidio sin muchos visos de ser aclarado, como tantos otros de comunicadores por un lado y de mujeres por el otro.

Para la organización Artículo 19, la muerte de Rubén Espinosa representa un parteaguas en este tiempo de extrema violencia contra los periodistas mexicanos, ya que públicamente se sabía de las amenazas contra su persona y, sin embargo, ninguna autoridad, incluso ni de la capital del país, tomaron en cuenta la alerta lanzada hace poco más de un mes para que su vida fuera resguardada. Está perfectamente documentado aquel episodio en que recibió este mensaje: sigue tomando fotos y te va a pasar lo que a Regina Martínez.

En conferencia de prensa ayer, la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal enfiló el caso por la línea del feminicidio y el robo en ese departamento de la Narvarte. No se descartó ninguna línea de investigación, según asegura esa instancia, pero hasta ayer no se había tomado en cuenta el trabajo periodístico del fotoreportero, ni los antecedentes de su caso.

Fue a mediados de junio pasado cuando el comunicador salió de Veracruz para refugiarse en el Distrito Federal. Amenazas y actos de hostigamiento del régimen de Javier Duarte lo obligaron a huir de esa entidad. Rubén Espinoza se especializaba en la cobertura de protestas sociales y sus fotografías irritaron en más de una ocasión al gobierno veracruzano.

Este nuevo homicidio vuelve a poner en el centro de la atención al gobierno de Veracruz y a las autoridades de la capital de la república, que no movieron un dedo ante el riesgo que corría este comunicador desplazado. Es profunda la preocupación ahora porque la Ciudad de México alberga a decenas de periodistas en esas condiciones de exilio, quienes ya no tienen un suelo seguro, por lo que se ve.

Veracruz sigue siendo el estado más peligroso en todo Latinoamérica para el ejercicio periodístico; es extraño, por lo tanto, que después de trece comunicadores ejecutados en el gobierno de Javier Duarte, decenas de agresiones registradas a periodistas y medios de comunicación, así como una veintena de informadores obligados a salir de esas tierras, ninguna autoridad federal, estatal o municipal investigue tan aberrante represión o llame a cuentas a la máxima autoridad del estado.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal condenó la múltiple ejecución y demandó mantener enfocada la línea de investigación sobre el trabajo periodístico de Rubén Espinosa, pero es imperativo que las autoridades, además de la protección de las leyes, muevan lo que tengan que mover para terminar con tanta violencia contra periodistas en México.

Se estima que cada 26 horas es agredido un comunicador en nuestro país y la mayor parte de las veces estas agresiones provienen de alguna autoridad. Urge cambiar estas tendencias y proteger a los periodistas en México, no por el hecho de que seamos ciudadanos especiales, sino porque nuestro trabajo consiste en contar los hechos diarios y silenciar una labor tan importante hace que una sociedad quede en el rezago y deje de avanzar.

SE DIERON VUELO algunos priístas ayer al participar en el maratón “Villista”, en el marco de los festejos de la ciudad. El dirigente estatal Manuel Herrera Ruiz corrió los 5 kilómetros, al igual que Arturo Yáñez Cuéllar, secretario adjunto; otros líderes, como Ricardo Benavente, del MT, hizo el medio maratón, es decir 21 kilómetros. Si también hay deportistas en otros partidos, deberían participar para que hasta allí se note la competencia… SEGÚN ESTIMACIONES DE la Comisión Nacional del Agua, al concluir el séptimo mes del presente año, en Durango ya cayó el 86.3 por ciento de la cantidad de agua que suelen dejar las lluvias en todo el año. Así que por falta de lluvias no deberán quejarse esta vez los campesinos duranguenses… ENTRA LA FENADU en su última fase y todavía habrá algunos eventos multitudinarios, por lo que quienes desean asistir ya se están preparando para el fin de semana.

Twitter@rubencardenas10

 

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: