Home México ¿Se atreverá Ricardo Anaya a terminar con la corrupción en el PAN?

Por Rubén Cárdenas.
O resultó sorpresivo el triunfo de Ricardo Anaya Cortés sobre Javier Corral en la disputa por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, aunque no se esperaba una distancia tan holgada entre uno y otro, ya que parecía ir creciendo el llamado a la rebelión de las bases, promovido por el hoy derrotado aspirante a la dirigencia nacional panista.
Con aproximadamente el 80 por ciento de los votos emitidos, Anaya Cortés aniquiló cualquier intento de que un grupo distinto al actual lleve las riendas del PAN. Él representa, ni más ni menos, la continuidad del proyecto de Gustavo Madero, cuya herencia no es precisamente lo mejor que hoy puede presumir el panismo.
Como para borrar esta imagen, Ricardo Anaya afirmó, desde su triunfo en la elección interna, que con él en la presidencia “el PAN volverá a ser de oposición”, en alusión a la innegable postura oficialista que ha mostrado Madero al frente del CEN, respaldando a la presidencia en iniciativas que, en otros tiempos, habrían sido motivo de conflicto entre ambos partidos.
También, anunció Anaya que hará pública su declaración patrimonial, fiscal y trasparentará sus intereses, además de que va a recortar su sueldo a la mitad y viajar solamente en aviones comerciales de tarifa baja, no en vuelos privados. Igualmente, aseguró que, en los próximos cien días creará, junto con los miembros del nuevo CEN, órganos autónomos para investigar y sancionar con severidad a quien cometa cualquier acto de corrupción, sin excepciones.
Un discurso muy prometedor, pues, el de Ricardo Anaya, cuya victoria fue respaldada precisamente por una gran parte de quienes han sido protagonistas de vergonzosos episodios de corrupción que llevaron al PAN a una profunda crisis política, de la cual debe salir en el futuro inmediato, ante la proximidad de los comicios del 2016 y del 2018.
La gran duda es si Ricardo Anaya someterá a estos grupos que interesadamente lo apoyaron para acceder a la presidencia del CEN de su partido. Es decir ¿mantendrá bajo control a gobernadores como Rafael Moreno Valle, a caciques en los estados, a grupos hegemónicos que sólo velan por sus propios intereses, gente que ha estado sirviéndose del poder ya por años?
Por supuesto que si el nuevo dirigente nacional panista pretende regenerar y renovar a su partido, necesariamente tendrá que deshacerse de toda la mala herencia del liderazgo de Gustavo Madero y, para ello, es urgente abatir los intereses mezquinos de cúpulas en los estados, los cuales terminaron por debilitar al PAN, al grado de impedir su permanencia en Los Pinos tras doce años continuos.
En el propio estado de Durango, para no ir muy lejos, donde Anaya Cortés obtuvo la mayoría de los votos el pasado domingo, muy pronto se verá si va en serio la renovación del PAN. Si no sujeta aquí a quienes hoy están al frente del partido -muy identificados con las nocivas prácticas de Gustavo Madero y sus allegados, por cierto- al blanquiazul le será muy difícil mostrar un competitivo desempeño en la próxima elección del 2016, aun cuando tengan un candidato identificado con la sociedad y con cualidades para contender con quien resulte su adversario del Partido Revolucionario Institucional.
Ahora que si Anaya no logra el cambio sustancial que requiere el PAN, su proyecto de un partido fuerte y responsable, salvaguarda de la ciudadanía incómoda con el régimen en el poder, habrá fracasado y, de paso, también su futuro político personal. Para Ricardo Anaya no hay reversa en la nueva encomienda que se le vino encima el pasado domingo, muy claro está.
POR LO PRONTO, no les cayó muy bien el discurso del nuevo dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, a la cúpula del Comité Directivo Estatal de ese instituto político en Durango. La realidad es que ante los malos resultados de la elección pasada, no deberían enojarse, sino renunciar, pero eso es mucho pedir, a menos que Anaya y su nuevo equipo digan lo contrario… EL DIPUTADO FEDERAL electo Otniel García Navarro desapareció del espectro mediático y cualquier cantidad de suspicacias ya brotaron entre quienes están atentos a la política local. La verdad no le conviene alejarse tanto del candelero, ni a ningún otro político, porque quien se aleja, muy pronto deja de hacer falta, pero seguramente este no es el caso… EN LUGAR DE inicio de clases, el próximo lunes los docentes en Durango marcharán para protestar contra la reforma educativa. Es alta la probabilidad que, como en otras ocasiones, salgan a la calle maestros de la CNTE y del SNTE en un solo bloque.
Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: