Home Durango Gobernadores serán clave en la selección de sus sucesores

Por Rubén Cárdenas. No les falta razón del todo a quienes sostienen que del centro, es decir del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, saldrá la decisión final para elegir candidatos a gobernador en los doce estados del país que renovarán el Poder Ejecutivo en el 2016; sin embargo, no debe desdeñarse la participación de los aún gobernadores en ese proceso de selección.

Es innegable que el tricolor, apenas regresó al poder en el 2012, recuperó su rol de antaño en cuanto al manejo de los procesos electorales, y dentro de estos el peso de los gobernadores no puede ser ignorado o minimizado, sobre todo en tiempos en que no le ha resultado tan fácil obtener triunfos al PRI en ningún estado de la república.

Con claridad se observó, durante el proceso electoral de junio pasado, que el CEN priísta participó de lleno en la selección de aspirantes a gobernador y, de hecho, en las entidades gobernadas por él, fue tomada muy en cuenta la voluntad del mandatario en turno. Un evidente ejemplo lo constituyó Nuevo León, con todo y el mal desempeño de Rodrigo Medina De la Cruz, aunque su candidata Ivonne Álvarez perdió.

Y es que en la aún naciente democracia mexicana, o democracia en construcción, como la definen ciertos politólogos, son mayormente los gobiernos estatales quienes llevan el peso de una elección estatal, no el CEN de un partido. Los mandatarios estatales, indistintamente de partido político, se encargan de sacar la elección hasta el final. La verdadera maquinaria operativa de un partido es la contundencia con la que actúa un gobierno en la elección.

Durante los últimos comicios del año se notó esta participación de gobiernos estatales en Puebla, donde manda el PAN; en el Distrito Federal, con un gobierno del PRD; en Chiapas, con el Partido Verde Ecologista; en Nuevo León, con el PRI en el poder. Fue también evidente el activismo total del CEN priísta en estados con gobiernos opositores, como Sonora, donde se le encomendó a Manlio Fabio Beltrones sacar adelante el caso de Claudia Pavlovich, aunque él todavía no estaba al frente de la dirigencia nacional priísta.

De esta manera, en el CEN del PRI no pueden darse el lujo de hacer a un lado la recomendación de un gobernador, porque eso sentaría las bases para una posible derrota, si se considera que no operaría a favor de un aspirante impuesto por el centro, e incluso hasta podría actuar en su contra. La realidad es que, con el simple hecho de reservarse la movilidad, afectaría mucho a quien no resultara el candidato de sus confianzas.

Entonces, el rol de los gobernadores priístas en este proceso de selección de candidatos a gobernador será muy importante; se percibe claramente que les darán el derecho a veto; o sea,

Decretar un “no” contundente a un determinado perfil que proponga el CEN, pero ajeno a la proyección de un determinado gobernante.

Del resultado que obtuvo el PRI en el proceso electoral de junio debe haber aprendido mucho y, con Beltrones al frente del CEN, puede encontrar mecanismos para elegir perfiles competitivos con amplias posibilidades de lograr victorias, pero sin el apoyo de los mandatarios estatales le sería complicado lograrlas.

Desestimar el poder real de los gobernadores en la próxima selección de candidatos a sucederlos, puede representar la diferencia entre el triunfo o la derrota. Justo ahora en que los márgenes de una victoria electoral se han acortado tanto, el PRI no está como para dejar fuera de la jugada a sus principales operadores políticos en elecciones estatales, si quiere que la vaya bien. Al tiempo.

LA CRISIS DEL sector salud en Durango está llegando a un nivel preocupante, si no se le inyectan recursos a la brevedad. Muy poco prácticamente se puede hacer por los pacientes en el Hospital de Cancerología, ante la insuficiencia de medicamentos y material requerido en la consulta diaria… EN EL HOSPITAL Materno Infantil, se sabe que los médicos están trabajando casi con las uñas, como pueden, para sacar su noble tarea adelante; en los centros de salud no hay las vacunas necesarias, o sea, que la deficiente administración de recursos hospitalarios, o el problema de que se trate, está afectando ya a la población… AÚN NO HAY candidato a alcalde en el Partido Acción Nacional y desde el CDE ya están tratando de imponer en el sitio número uno de regidurías a Carlos Segovia, un perfil que no necesita de estos artificios para brillar con luz propia, pues es de lo poco valioso que resalta en el panismo local por ahora.

Twitter @rubencardenas10

 

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: