Home Durango ¿Y de algo servirá un aumento menor a dos pesos?

Partir del próximo uno de octubre, se unificará en todo el país un solo salario mínimo equivalente a 70 pesos con 10 centavos, ya que las zonas A y B que dividen el país formarán una sola, según lo informaron ayer el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, y el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, Basilio González.

En conferencia de prensa, en la que por cierto no admitieron preguntas de los medios de comunicación, Navarrete Prida aseguró que es la primera vez en cuatro décadas que el salario mínimo en México registra una recuperación gradual, con lo que se espera un beneficio directo para alrededor de miles de trabajadores que recibirán un incremento salarial de un peso con 82 centavos, a partir del uno de octubre.

Ciertamente, la unificación de las zonas geográficas A y B en un salario igualitario de 70.10 pesos constituye una novedad en el esquema ordinario de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, pero no deja de ser una medida tardía e insuficiente para el grueso de los asalariados mexicanos, quienes deben hacer milagros para que les rinda cada peso que ganan.

En episodios cíclicos, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, conformada por once dirigentes obreros y once miembros del sector patronal, así como un representante gubernamental, a lo largo de los años ha concedido “aumentos” salariales insignificantes, muy alejados de un beneficio real para la clase trabajadora, tanto así, que ya se ha planteado la posibilidad de que desaparezca como un mecanismo revisor, con atribuciones legales para determinar montos y tiempos para fijar alzas a los sueldos de los obreros.

Con todo y lo novedoso que resulte el anuncio de establecer un solo salario, la medida, en los hechos, representa casi lo mismo que los incrementos anteriores, porque un peso y 82 centavos diarios extra no servirá ni para agregar una rebanada de queso a la torta de huevo o frijoles.

Si el kilogramo de carne cuesta en estos días poco más de 100 pesos, casi 15 pesos el litro de leche, de 11.50 a 13 pesos el kilo de tortillas, 12 el kilo de azúcar, entre otros productos básicos, 70 pesos con diez centavos es un aumento irrisorio.

De ninguna manera se puede considerar este incremento salarial como una solución para las amas de casa, quienes, cuando visitan el supermercado o la tiendita, constatan lo inútil de esta medida. Quienes ganan el mínimo en México saben que la mayoría de los precios muy a menudo van al alza, lo que afecta su dieta diaria, porque ya no hay suficiente leche o plátanos; casi son sólo para los niños, y los demás tomarán café negro y bolillo como su mejor desayuno.

En reacción al anuncio de la unificación salarial, ayer mismo representantes del Consejo Coordinador Empresarial, Confederación Patronal de la República Mexicana y de la Confederación de Cámaras Industriales, estimaron que la iniciativa privada no tendrá ningún problema para pagar este nuevo aumento a los trabajadores mexicanos, a quienes nadie les preguntó por necesidades reales para estimar un incremento digno y suficiente.

No hay muchas razones, entonces, para presumir que más de 751 mil trabajadores se beneficiarán con el aumento de un peso con 82 centavos a su paga diaria desde el uno de octubre, porque seguimos muy lejos de un salario mínimo digno que realmente satisfaga las necesidades apremiantes de la clase trabajadora. Urge en México, desde siempre, ese anhelado salario que dignifique el esfuerzo diario de millones de trabajadores; de eso ni duda cabe.

SIGUE AVANZANDO EL conflicto interno en el Movimiento de Regeneración Nacional en Durango. Este fin de semana, de plano fue interrumpida una reunión debido a los severos cuestionamientos de Gustavo Pedro Cortez al dirigente estatal, Carlos Medina Alemán. Ante la cercanía del proceso electoral del próximo año, es evidente que situaciones así les dificultan el trabajo proselitista que ya debería estarse realizando… FALLECIÓ LA ESTIMABLE dama Teresita Villegas de Avelar, pilar de una de las familias de mayor reconocimiento social en Durango. De convicción priísta toda su vida, Teresita fue despedida ayer por el priísmo local. Pronta resignación a sus seres queridos… CONTRARIAMENTE A DISPOSICIONES de la Secretaría de Educación, se reportó el caso de la directora de la escuela primaria “Hermanos Flores Magón”, del fraccionamiento La Forestal, que sacó de clases a un alumno por no haber cumplido sus padres con la cuota de inscripción, las cuales no son obligatorias. Hace una semana ocurrió hace una semana y ese alumno sigue sin “derecho” de regresar a clases. Así las cosas.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: