Home México #Pelmazo 30 mil millones de pesos a la basura. Piden cerrar supercarretera...

Por Rubén Cárdenas.

Unas cuantas semanas, antes de los primeros problemas, duró la luna de miel de Durango con Mazatlán y doce años para construir una supercarretera que acortara la distancia de seis horas y media a dos y media. Considerada la obra carretera más compleja del país y una desafiante prueba para la ingeniería mexicana, ahora resulta que se evalúa la posibilidad de cerrar la supercarretera Durango-Mazatlán, inaugurada apenas el 17 de octubre del 2013 por el presidente Enrique Peña Nieto, y cuyo costo alcanzó los 30 mil millones de pesos. Las causas principales son las múltiples fallas en todo el trayecto (puentes, túneles, pavimento), lo que representa inseguridad real para los viajeros.

Evidentemente, estamos ante otro estruendoso caso de corrupción, pues una obra concluida no debería tener marcha atrás por esos motivos, en especial si fue tan publicitada. Doce años duró su construcción, después de peticiones, gestiones y gran expectativa de los duranguenses; en los dos años que lleva en operación han habido múltiples quejas sobre el mal estado de algunos tramos, lo cual no se justifica en una obra recién estrenada. Hasta ahora, ninguna autoridad de los niveles de gobierno involucrados, sobre todo la federación, ha sido capaz de verificar el estado de la vía terrestre, menos de llamar a cuentas a los constructores.

Presumida como una obra única, paradigma de la modernidad carretera con sus 61 túneles y 115 puentes a lo largo de 230 kilómetros, la nueva carretera a Mazatlán exhibe una injustificable fragilidad en cada uno de sus tramos; el pavimento no resiste el embate de fenómenos naturales nada extraordinarios, como una temporada de lluvias normal.

Si en realidad circular esa supercarretera -que va disminuyendo en categoría y hoy es casi una carretera- es un peligro para los viajeros, la posibilidad de cerrarla temporalmente, tal y como lo planteó el gobernador Jorge Herrera Caldera ante dirigentes empresariales ayer, sería lo más adecuado y responsable. Lo que de plano resulta indignante es que, a estas alturas, no haya presupuesto en Caminos y Puentes Federales (Capufe) para reconstruir un tramo intransitable, ni tampoco para mantenimiento.

Menos se justifica que se hagan los desentendidos en la Secretaría de Comunicaciones, si ellos estuvieron a cargo de la supervisión de esta magna obra y ahora ni se asoman a ver qué sucede. Ya ni hablar de Banobras, instancia que tiene la propiedad de la carretera y no muestra interés por remediar el lamentable deterioro que presenta.

Lo que ocurre hoy con esta megaobra no puede quedar en un borrón y cuenta nueva; es urgente su reparación, así como hacer profundos estudios en mecánica de suelos para revisar las condiciones de cada uno de los túneles y puentes. Al mismo tiempo, las autoridades correspondientes no deben pasar por alto la evidente cadena de corrupción entre constructores y quienes debieron inspeccionar cada etapa de construcción a lo largo de los dos sexenios panistas.

Es una obra cuyo costo inicial se incrementó en más de un 67 por ciento, si se toma en cuenta que sobrepasó al final los 30 mil millones de pesos, de la cual las autoridades aseguraron, aquel día de su inauguración, que era absolutamente segura y lista para un mejor futuro no sólo para Durango y Sinaloa, sino para todo el país.

En muy poco está quedando el récord Guiness de El Baluarte, el puente atirantado más alto de Latinoamérica, con sus más de mil 124 metros de longitud. En esa misma vulnerabilidad yacen ahora los multimillonarios proyectos económicos que asomaron luego de quedar unida la costa del Pacífico con el Golfo de México.

Nadie imaginó que, a la vuelta de tan sólo dos años de su apertura, se estaría contemplando su posible cierre porque está inservible, significa un peligro para los automovilistas y lo mejor es evitar riesgos para todos. Vaya forma de desperdiciar carretadas de millones de pesos. Nos duró poco el gusto.

COLMILLOS Y GARRAS

SE AMPLIÓ UN mes el plazo para registrar coaliciones de partidos políticos ante la autoridad electoral de cara a la elección del 2016, pero se sigue observando lejana la posibilidad de que la oposición se organice y participe unida en Durango… SERÁ EN UNA convención de delegados donde el PRI elija a su próximo aspirante al gobierno del estado de Durango, aun cuando será la unión de los priístas lo que al final les pueda dar el triunfo en junio próximo… VAN 101 SUICIDIOS DENUNCIADOS en Durango en lo que va del año, una cifra muy alta en relación a las cifras de otros años. No hay todavía intención y menos convicción de invertirle a la salud mental en el estado. Ni hablar.

@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: