Home Durango Cuando se juntan la impunidad y la barbarie

El reciente linchamiento de dos hermanos que realizaban encuestas en el municipio de Ajalpan, Puebla, tras ser confundidos por una muchedumbre con secuestradores, no es un caso aislado de violencia primitiva en México, sino una consecuencia muy trágica de tanta impunidad y desconfianza hacia las autoridades responsables de garantizar la seguridad pública y aplicar la acción de la justicia. Y, de hecho, tampoco debe quedar en la impunidad.
Lastimosamente, en este caso de Ajalpan -que mucho recuerda aquel de San Miguel Canoa con jóvenes estudiantes, también en Puebla, por cierto, y a otros más recientes- el que dos jóvenes fueron asesinados a golpes por habitantes de ese municipio, quienes posteriormente les prendieron fuego a los cuerpos en la plaza pública, saquearon e incendiaron el edificio del gobierno municipal y también golpearon a elementos policiacos, revela el grado de brutalidad al que es capaz de llegar una ciudadanía recelosa y enojada con la inacción de sus autoridades; el grave problema de aplicar la ley por propia mano y con métodos barbáricos es que sólo lleva a una mayor violencia que la anterior, sin contar con las injusticias, como sucedió ahora, en que inocentes fueron masacrados.
Ahora bien ¿Qué nos indigna más como sociedad: una acción bestial como esta o la impunidad y corrupción con la que se manejan autoridades de todos los niveles? ¿el mantenimiento de un sistema que encarcela a muchos inocentes y deja libres a muchos culpables?
De acuerdo con versiones de los habitantes de ese municipio poblano, los jóvenes ultimados en el inicio de la presente semana, “preguntaban cosas muy extrañas” y muy rápido se corrió la voz de que eran secuestradores; los acompañaba una tercera encuestadora que logró salvar la vida. Nadie, ni la policía, pudo contener la furia de la turba que arremetió equivocadamente contra los trabajadores de una empresa encuestadora con sede en la Ciudad de México, aunque sus acreditaciones eran obsoletas y eso despertó más sospechas en mentes maliciosas.
Tan sólo del año pasado a la fecha se han registrado 24 linchamientos consumados en México, de los cuales 16 han ocurrido en lo que va del año. La mayoría de estos actos de barbarie se concentran en cinco estados: Puebla (5), Tabasco y Oaxaca 4 cada uno y Estado de México (3), con un total de 22 casos, mientras que los otros dos ocurrieron en Baja California y Quintana Roo.
Asimismo, se contabilizan 72 incidentes de este tipo, en sus variantes de tentativa y consumación -26 en el 2014 y 34 en el presente 2015- en once entidades, entre las que destacan, además de las ya señaladas, Veracruz, Distrito Federal, Hidalgo y Campeche.
El preocupante fenómeno se sigue extendiendo, debido en parte a la escasez de mecanismos confiables que garanticen seguridad y justicia, también por la crispación social, que hace ver maldad donde no la hay e impele al crimen masivo, para el que sólo se requiere la furia de un grupo y el cobijo del anonimato. Si en México solamente uno de cada cien delitos alcanza sentencia condenatoria, nos queda un largo camino para cambiar esas prácticas que desdeñan la ley y abrazan la injusticia.
Un solo acto de barbarie es demasiado y si tantos han ocurrido, es tiempo para que las autoridades judiciales y responsables de la seguridad pública decidan cambiar esta tendencia con
Un cabal cumplimiento de sus obligaciones, no con promesas discursivas. Por lo pronto, lo ocurrido en Ajalpan no puede ni debe quedar como un linchamiento más en que los ajusticiadores queden, paradójicamente, en la impunidad más indignante.
No ejercer la ley en forma ejemplar contra los responsables de los hechos en este municipio poblano, sería como “otorgarles permiso” para próximas acciones de violencia desbordada. Eso nos convertiría en una jungla, no en una sociedad moderna y civilizada.
COLMILLOS Y GARRAS
MAÑANA VIERNES CUMPLE 50 años de fundación el Colegio de Arquitectos de Durango, cuyo objetivo inicial fue agrupar y organizar a los profesionales del ramo, lo cual se ha cumplido decorosamente. El CAD representa, sin duda, un pilar fundamental para la urbanización y realización de obra pública en Durango. Exposiciones, conferencias y otros eventos formarán parte de la celebración durante viernes y sábado…NO ADMITE RETRASOS la atención hacia el sector salud; sería fatídico un paro de labores, en protesta por la falta de insumos y medicamentos en clínicas y hospitales de Durango. Médicos y enfermeras de la SSA han anunciado estas medidas y, la verdad, no pueden trabajar con las uñas…SE CELEBRA HOY la Carrera Panamericana, por lo que estarán cerradas las calles del centro histórico; la meta será instalada en la Plaza. Habrá que tomar rutas alternas para entrar al centro.
Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: