Home Durango A tres años, #EPN y gabinete siguen reprobados

Por Rubén Cárdenas.

Cumplió ayer Enrique Peña Nieto tres años como presidente constitucional de los mexicanos y, según se vislumbró desde el principio, ha dado pocos motivos para celebrar; sigue reprobado, junto con su gabinete, por más que lo cambie y renueve. Una corrupción que satura las fuerzas de seguridad, mayor índice de pobreza que en el sexenio pasado, una macroeconomía poco alentadora, reformas que mantienen en inconformidad a diferentes sectores, escándalos inmobiliarios, nombramientos que enojan a la sociedad, impunidad para los mayores delincuentes, proteccionismo y complicidad con el crimen organizado en Michoacán, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y, rayando en el absurdo, la fuga del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, todo lo cual define la tendencia de su muy cuestionado mandato.

Para comenzar, ese uno de diciembre del 2012, Peña Nieto asumió en un entorno de protestas en las calles; de hecho, la fotografía del día siguiente en los medios más importantes no fue exactamente la tradicional: el nuevo mandatario hablando ante el Congreso, cruzado su pecho por el lábaro patrio, sino la imagen de jóvenes y policías enfrentados, en un marco de humo difuso, producto de la explosión de bombas molotov.

A lo largo de estos tres años, Peña Nieto y su gabinete siguen sin cumplir la mayor parte de los compromisos de campaña, la cual navegó, por cierto, en aguas turbulentas desde el inicio, para culminar con un cuestionable triunfo, envuelto siempre bajo la sombra del fraude electoral.

En este lapso, no ha logrado mejorar un solo indicador en referencia a sus dos antecesores inmediatos, aunque tampoco hayan tenido un desempeño digno de aplauso ni uno ni otro. Aún así, se percibía cierta estabilidad al menos en el plano económico. Hoy, Peña Nieto sigue manteniendo un discurso que niega cualquier responsabilidad presente en esta crisis.

Apenas ayer, un diario editado en el Distrito Federal publicó su última encuesta en la que Peña obtiene una calificación aprobatoria del 39 por ciento de los ciudadanos comunes y un 21% de quienes ocupan una posición de liderazgo.

De hecho, no hay precedente de otro mandatario con tan bajas calificaciones a estas alturas del régimen y, aun cuando en la encuesta publicada ayer tuvo un ligero repunte en relación a la anterior, no le alcanza para llegar al 50 por ciento de aceptación, que también es reprobatoria en resumidas cuentas, porque gobernar con tan escasa convocatoria no lo convierte en un personaje precisamente popular o querido.

Ante esto, crece el sentimiento de desconfianza hacia el presidente y su equipo; pocos auguran un buen panorama en los próximos tres años, pues ya están colocadas las bases sobre las que navegará la embarcación, y no son muy firmes. Con todo y la aprobación de las reformas estructurales -la mayor apuesta del presidente para convertirse en un líder admirado fuera y dentro de México- no hay indicios de mejoría en la calidad de vida de los ciudadanos, ni en la condición general del país.

La reforma laboral y la energética no han propiciado un número de fuentes de trabajo que siquiera atempere la magnitud del desempleo a lo largo y ancho del país. La gasolina, el gas y la electricidad no han bajado de precio, como tampoco han ingresado los capitales extranjeros proyectados y, en esa misma línea, el resto de las reformas está todavía muy lejos de cumplir su cometido.

Nada halagüeño se observa el porvenir de la segunda mitad de la administración de Peña Nieto, pues, por lo que debería estarse trabajando en un plan que garantice un mejor nivel de vida para los afligidos mexicanos, quienes no esperaban vivir peor ahora con el PRI de vuelta en Los Pinos, que en otros sexenios, cuando supuestamente se generaron muchos de los males que hoy nos aquejan. Con Peña Nieto se está moviendo México, sí, pero no hacia el destino anhelado, ni siquiera por ese rumbo; eso nos queda muy claro a quienes deseamos un mejor país.

HOY DEBE SER publicada la convocatoria del PRI para quien aspire a ser candidato o candidata por la gubernatura estatal. Se abre, a partir de hoy, un lapso de diez días para el registro de los aspirantes. Claro que el PRI le apuesta al registro de un solo aspirante, el de unidad… AYER SE LE adjudicó al exalcalde Adán Soria una propaganda alusiva al quinto distrito electoral local, lo que se puede interpretar como la verdadera aspiración del priísta, y no precisamente la gubernatura, como lo ha manifestado en estos meses recientes… Y LAS MEJORAS a los Parques Guadiana y Sahuatoba se realizarán hasta el año entrante, porque resulta que los recursos se invirtieron en la construcción del museo El Acertijo, de Gómez Palacio, según aseguró César Rodriguez, titular de Obras Públicas en el estado.

Twitter: @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: