Home Durango EPN y su gobierno serán de nuevo un lastre para sus candidatos

Por Rubén Cárdenas. Imaginémonos la siguiente escena: un candidato tocando puertas para pedir el voto, y resulta que esa vivienda es de un maestro, o de un desempleado, o de un joven sin oportunidades, todos como resultado de malas políticas administrativas.

El presidente Enrique Peña Nieto y los efectos negativos de su gobierno serán así, irremediablemente, un lastre para los candidatos del Partido Revolucionario Institucional ahora que contenderán en la elección de junio próximo, así como ocurrió en el proceso electoral anterior.

A tres años de gestión, la mayoría sabe que Peña Nieto no ha cumplido ni una mínima parte de lo prometido; de hecho, los mexicanos perciben que los índices de violencia, aunque en lo informativo hayan disminuido, en realidad se mantienen a la alza.

La aprobación y puesta en marcha de las denominadas reformas estructurales siguen sin dar a luz los beneficios ofrecidos y otras, como la educativa, son motivo de gran controversia no sólo en el diálogo, sino en la implementación directa de cada aspecto de ella, como la evaluación magisterial. De hecho, gran parte de los docentes consideran la reforma como un pretexto para quitarles derechos y minimizar su estatus laboral, y no precisamente para mejorar el nivel educativo en México.

Asimismo, la caída de los precios en el mercado de los hidrocarburos y el deterioro del peso frente al dólar, entre otros factores -como el mal uso y administración de los recursos- mantienen la economía mexicana en un estado tambaleante, pese a que las voces oficiales lo nieguen en forma sistemática.

Y, si se toma en cuenta que para el año entrante serán evidentes los efectos de los recortes presupuestales, así como de una mayor fluctuación en el precio del petróleo, junto con la urgencia de muchas empresas y el propio aparato gubernamental para adelgazar su nómina, el descontento social como resultado de todo esto podría dificultar la campaña electoral de los abanderados priístas.

De manera que, si en la pasada elección del año en curso observamos a un PRI y sus candidatos tratando de verse muy independientes de Peña Nieto y poco relacionados con él, táctica que no fue muy efectiva por cierto, en la lucha electoral que viene el priísmo se mantendrá en la misma línea; es decir, evitando que el electorado los vincule con la desgastada administración peñista.

En tales circunstancias, para la oposición podría ser fácil emprender una campaña contra todo lo que ha generado descontento y poner los reflectores sobre las innegables corruptelas de este sexenio, pero si no aprovechan el momento es porque también “tienen cola que les pisen”, y muy larga.

Serían, en todo caso, los candidatos independientes, y no todos, quienes tendrían más oportunidad de basar sus campañas en las malas acciones de gobierno, indistintamente del nivel de que se trate, para convencer a la ciudadanía de que representan una opción diferente, no lo mismo de siempre.

Es probable, entonces, que veamos en la próxima campaña electoral a candidatos priístas muy alejados de la imagen presidencial, de las acciones de gobierno y muy probablemente también muy separados del propio tricolor. Se acabaron los tiempos cuando la sombra de un mandatario y su gobierno cubría a los candidatos en cada elección y los protegía de posibles tempestades; hoy Peña Nieto, al seguir reprobado por la mayoría de los mexicanos, no constituye la figura de liderazgo requerida para unas elecciones tan competitivas. Será interesante, sin duda, observar la estrategia que utilizarán los priistas para compensar esa debilidad, como también las armas de guerra de la oposición, en esta batalla por el poder.

POR SEGUNDO DÍA consecutivo se registraron rachas de más de 80 kilómetros por hora en Durango, las cuales causaron daños materiales en distintos rumbos de la ciudad. Los fuertes vientos provocaron también descenso en la temperatura, especialmente durante la noche, así como la presencia de “aguanieve” en municipios serranos… PARA LAS 3 DE la tarde de ayer, ocho árboles habían caído debido a las poderosas rachas de viento en la ciudad, diversos anuncios espectaculares fueron retirados porque representaban serio riesgo y algunas estructuras metálicas colapsaron…TENGA CUIDADO HOY, amable lector, con las infaltables bromas, de todo calibre, que suelen hacerse hoy; algunas de estas supuestas bromas no son tan inocentes.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: