Home Durango Investigan a Sean y Kate por encubrir al Chapo ¿Y a los...

Oficialmente la Subprocuraduría Especial de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Procuraduría General de la República, abrió una averiguación previa para investigar al actor y director de cine estadunidense Sean Penn y a la actriz mexicana Kate Del Castillo, por “presuntas conductas relacionadas con el delito de encubrimiento o las que resulten”. El problema surge porque ambos actores sabían bien que Joaquín Guzmán Loera era un prófugo de la justicia y aún así se reunieron con él, sin notificar del encuentro a las autoridades mexicanas.

De acuerdo a la cronología periodística de los últimos días, Penn y Del Castillo contactaron a cercanos de Guzmán Loera desde meses atrás, hasta que, en octubre del 2015, se entrevistaron con él durante siete horas, presuntamente para conocer su historia y publicarla en la revista norteamericana “Rolling Stone”, en la edición del sábado pasado. Fue el diario “The New York Times” quien dio a conocer esa reunión de Sean Penn y Kate Del Castillo con “el chapo” Guzmán.

Por su parte, desde ese viernes, la procuradora Arely Gómez había asegurado que la intención del narcotraficante por realizar una película autobiográfica fue lo que permitió ubicarlo, pues de alguna manera salió de su escondite para contactar a estos dos actores; es decir, se comunicó con ellos y los invitó a platicar con él en algún punto de la Sierra Madre Occidental.

La Secretaría de Marina se sostuvo en su versión de que una denuncia ciudadana fue determinante para encontrar al narcotraficante en un barrio de Los Mochis, Sinaloa, donde hubo un tiroteo entre varios civiles armados y marinos, con un saldo de cinco muertos y la captura de Guzmán Loera, junto con otros miembros de su organización criminal.

Si Kate Del Castillo y Sean Penn son encontrados culpables de la comisión de algún delito, deben enfrentar el peso de la ley, porque este asunto no tiene que ver con el derecho a la información, ya que ni son periodistas, ni tampoco tuvieron intenciones de informar al público, dos preceptos fundamentales que exige la práctica periodística.

De hecho, este encuentro y su publicación en nada se pueden comparar con la entrevista que hace algunos años realizó el extinto periodista Julio Scherer García al narcotraficante Ismael “el mayo” Zambada, también el algún punto de la sierra; menos se equipara al trabajo realizado hace más de 25 años por José Murillo, quien sostuvo un encuentro con el entonces cacique veracruzano Felipe Lagunes.

No es que al periodista se le permita todo -porque hay un marco jurídico que regula la práctica del periodismo, la libertad de prensa y la libertad de expresión- pero es una voz autorizada para dialogar con diversos personajes y ofrecer los resultados a través de un medio de comunicación y así permitir que el público forme criterios. Eso es diametralmente distinto a reunirse con un evadido de la ley, en la clandestinidad, para probablemente poner la información, al gusto del entrevistado, en una película.

Es correcto llamar a cuentas a los actores; lo único cuestionable hacia las autoridades de la SEIDO es la razón por la que abrieron una averiguación sólo contra Penn y Del Castillo, cuando en estos seis meses posteriores a la fuga de Guzmán Loera del penal del Altiplano, e incluso durante mucho tiempo, estas autoridades tampoco han denunciado las andanzas del narcotraficante de algunos estados del país, pues si se ha movido tan libremente hasta llegar a ser un capo de alta peligrosidad, es porque hay quien se lo ha permitido.

¿Ninguna autoridad vio movimientos de Guzmán Loera en municipios de Durango y Sinaloa en todos estos meses recientes? El propio Sean Penn aseguró que, camino a esa reunión en compañía de un hijo del capo, fueron detenidos en un retén militar, pero de inmediato les dieron el pase sin revisión alguna y hasta les ofrecieron disculpas, cuando reconocieron de quién se trataba, y no precisamente porque hubieran identificado al actor.

Entonces, hay una larga cadena de encubrimientos que deben ser aclarados y, dentro de esto, a quienes hayan incurrido en delitos se les debe aplicar la ley vigente sin contemplaciones. La PGR está obligada a investigar a todos, actores o autoridades, que hayan estado hablando con “el chapo” sin notificarlo. Y parecen ser muchos en este caso.

COLMILLOS Y GARRAS

AHORA EN LA Laguna, Leticia Herrera volvió a patentizar su apoyo hacia Esteban Villegas Villarreal y, de paso, en su usual estilo directo arremetió contra el aspirante panista José Rosas Aispuro, a quien llamó “traidor”. Lo curioso es que hace muy poco desayunó con Aispuro y hasta habló del establecimiento de una alianza con él “para servir a Durango”… CUMPLIDA LA ETAPA de los inminentes destapes priístas para los municipios de Durango y Ciudad Lerdo, el PRI prepara la siguiente para los municipios medianos del estado, como Pueblo Nuevo, Guadalupe Victoria, Santiago Papasquiaro, Vicente Guerrero y Nuevo Ideal; luego tocará el turno de todos los candidatos a alcaldes del resto de municipios más chicos. Todo deberá estar definido en un máximo de diez días…RICARDO PACHECO RODRÍGUEZ protestó ayer como nuevo dirigente estatal del PRI, y va como secretaria general Anavel Fernández, representante del priismo lagunero.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: