Home Durango Allá Esteban y Aispuro si aceptan la invitación de Gonzalo

Hábil y colmilludo en eso de sacar ventaja en contiendas electorales, Gonzalo Yáñez, aspirante del Partido del Trabajo al gobierno del estado, propuso debatir sobre los temas cruciales de Durango únicamente a Esteban Villegas Villarreal y a José Rosas Aispuro Torres, aspirantes también a esta gubernatura por las alianzas PRI-PANAL-PVEM-PD y PAN-PRD, respectivamente. Al resto de candidatos no los tomó en cuenta para un ejercicio tan necesario en la democracia de estos tiempos.

Candidato lo mismo a gobernador que a senador o diputado, ya sea local o federal, durante casi todos los procesos electorales de Durango por los últimos 30 años, Alejandro González Yáñez mucho ha aprendido en las contiendas electorales y sabe la importancia de la oportunidad y el factor sorpresa; por eso se adelantó en la invitación a debatir. Y claro, lo que tampoco ignora el petista es que en un debate entre quienes aspiran a un gobierno estatal, los ciudadanos desean ver ahí a su próximo gobernante, y ciertamente no es su caso.

“Los tres hemos sido alcaldes de la capital del estado”, ha dicho Gonzalo Yáñez y es cierto, pero lo que no reconoce públicamente es que su posicionamiento electoral actual es mínimo en relación al de Aispuro Torres y de Villegas Villarreal. Los debates se dan entre iguales y los mejores años del petismo y de Gonzalo Yáñez en Durango pasaron hace unas dos décadas.

De nadie es desconocido que los únicos contendientes a la gubernatura con posibilidades reales de triunfo son Esteban Villegas y José Rosas Aispuro, luego entonces ¿Qué interés puede tener la mayor parte del electorado estatal en escuchar a quien, cuando mucho, aspira a juntar alrededor de 15 mil votos, según lo que obtuvo en la última elección en que participó?

En este contexto, la expectativa amplia de un debate en Durango la generan el panista y el priísta, porque González ya representa un interés mínimo entre los ciudadanos, casi al parejo que los demás candidatos de “la chiquillada”, es decir, del resto de partidos políticos.

Para nada es de dudarse la capacidad de Gonzalo Yáñez al debatir y sustentar cada uno de sus argumentos, su conocimiento en ciertos temas relacionados con la gobernabilidad y hasta con la gobernanza, pero eso lo debe demostrar ahora con sus adversarios con posibilidades similares a las suyas. “No se puede meter a todos en el mismo costal”, si se permite el parafraseo de Andrés Manuel López Obrador.

En otras palabras, al invitar a Aispuro Torres y a Esteban Villegas lo que Gonzalo intenta es crecer como candidato, tratar de ganar algo más de lo poco que conserva, pero su participación por lo demás no aporta a Durango.

Así las cosas, los ciudadanos duranguenses merecen y deben exigir la práctica real del debate en ésta y próximas elecciones, pero en un formato que permita medir la capacidad de los candidatos, la cual no se alcanza a determinar si se convoca a quienes no deben estar ahí, como es el caso de los que asisten en calidad de comparsas, o simplemente van con el ánimo de servir a uno y descalificar a otro.

En un afán de apostarle a la inclusión, en Durango debería programarse no uno, sino más debates entre los candidatos con oportunidad verdadera de ganar la gubernatura y otros en los que participen los candidatos que intentan crecer políticamente, no ganar. Esa sería una forma de aumentar el interés de los ciudadanos en la política y de evitar, al mismo tiempo, espectáculos grotescos que denigran a candidatos y a partidos.

Allá de aquellos que acepten la convocatoria de Gonzalo Yáñez, entonces.

NO POCOS PRIISTAS se sorprendieron al ver recientemente en La Laguna el nivel de confianza con que se tratan Manlio Fabio Beltrones, dirigente nacional del PRI, y Manuel Herrera Ruiz, candidato priista a la alcaldía de la capital del estado. Ese trato, comentan, no debe ser otra cosa más que el resultado de lo realizado por “El Meño” en el periodo en que estuvo al frente de la dirigencia estatal del tricolor… Y A QUIEN siguen viendo lloroso y quebrantado es a Otniel García Navarro. Dicen algunos de sus cercanos que nomás no se recupera de haber perdido la candidatura al Ayuntamiento de la ciudad de Durango. A este paso, Otniel perderá inmejorables oportunidades para crecer políticamente en el presente y mediano plazo…DE LOS 39 MUNICIPIOS del estado, 31 iniciaron el año reprobados en materia de transparencia y rendición de cuentas, según resultados de enero de la verificación aplicada a los sujetos obligados por el Instituto Duranguense de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales.

Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: