Home Programación Lo que hay que oír Encuentro con tu niño interior

Rescatar a nuestro niño interior significa cambiar nuestra programación emocional, sanar las heridas que se generaron en la niñez y que se han quedado allí hasta el día de hoy, ocasionando problemas en nuestro mundo de adulto. Uno piensa que ante las dificultades reacciona la persona adulta, que tiene estudios de licenciatura o maestría; sin embargo, quien está llevando el control de la tormenta emocional es ese niño interior lastimado que habita dentro del cuerpo adulto.

Cada individuo puede avanzar enormemente en su evolución interna, si se ocupa de sanar las heridas emocionales que tuvo en su infancia, ya que verdaderamente dentro de cada persona aún existe aquella criatura vulnerable que se supone quedó en el pasado. Descubrir a tu niño interior, recuperarlo y nutrirlo de amor es, sin duda, de las mejores cosas que podemos hacer por nosotros mismos; a partir de este punto, el manejo emocional de nuestra vida puede transformarse enormemente.

Todos en algún momento de nuestra infancia, fuimos vulnerados en menor o mayor medida. Por eso el niño herido crece, pasa por una adolescencia difícil y se convierte en otro adulto angustiado, estresado, lleno de miedos y de culpa, de violencia hacia él y/o hacia los demás y repiten el mismo patrón con sus hijos. Nadie puede ser un adulto feliz y completo sin rescatar su niño interior, reconociéndolo, recuperándolo y sanándolo, porque él es la base de nuestro ser emocional, al estar al centro de nuestros sentimientos.

Es nuestra parte más sabia, noble, intuitiva y más conectada con la energía superior. Con él podemos impulsar nuestra evolución para ser mejor y transformarnos en la mejor versión de nosotros mismos.

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: