Home Durango Riesgo de derrota para el PRI en los distritos II y V

Por Rubén Cárdenas. De los cinco distritos locales, el Partido Revolucionario Institucional tiene especial preocupación en el II y en el V, sobre todo este último, totalmente urbano y conformado por casi todo el centro de la ciudad. En el I, III y IV, el tricolor siente que su estructura le tiene asegurada la victoria, junto con lo que le puedan generar sus aliados y, en lo general, la participación de agentes que podrían causar mermas a la oposición y ayudar al tricolor.

Así las cosas, en el distrito II, el PRI tiene como candidata a Catalina Mercado, quien ya fue diputada local, diputada federal y ha ocupado posiciones en la estructura administrativa de gobiernos priistas. Pese a esta trayectoria, a la candidata le cuesta conectar con el electorado, pues no se le han visto grandes resultados como para andar pidiendo el voto en una contienda y otra; ahora bien, como la redistritación electoral de la legislación vigente le favorece al PRI, porque ahora abarca territorio rural, ahí es donde guarda una reserva importante de sufragios que hará valer el día de la elección.

Por su lado, el Partido Acción Nacional ha tenido importante captación de votos en comicios anteriores y por eso se puede avizorar una lucha cerrada. La panista Gina Campuzano, quien ya ganó ese distrito hace unos cuantos años, es una figura conocida y, aun cuando tiene su desgaste en ese amplio sector de la ciudad -ya que no atendió como debía a quienes le brindaron su respaldo para llegar a la curul del Congreso local- dará la batalla, ante la escasas fortalezas de la aspirante del partido en el poder.

Por lo que hace al distrito V, el tricolor mantiene encendidas todas las alertas, ya que su candidato Jaime Fernández Saracho sigue sin poder remontar diversos obstáculos para obtener simpatías entre el electorado. Además, el hecho de que generacionalmente ya no sea parte de la actual camada de priístas en Durango, lo mantiene un tanto aislado hasta dentro de su propio partido.

A sabiendas de la debilidad de su candidato, el PRI decidió no contender en alianza con otras fuerzas políticas en este distrito, ya que la presencia de más candidatos puede darle mejores resultados con la división del voto. En el tricolor tienen la idea de que varios contendientes le quitan votos a la oposición, no a su abanderado.

Y por el PAN, es Jorge Salum Del Palacio, un perfil bien visto en ciertos sectores de la ciudadanía, quien representa la esperanza de una victoria, pero esta vez acusa el desgaste de haber perdido la elección interna para alcanzar la candidatura a la alcaldía de la capital del estado; también trae otras derrotas a cuestas y roces al interior del PAN, ni más ni menos que con quienes lo respaldaron en esa lucha por la candidatura, ya que se sienten defraudados porque Salum prefirió meter como regidora a Minka Hernández Campuzano en la planilla del candidato a alcalde José Ramón Enríquez Herrera y dejar fuera a sus principales colaboradores. Igualmente, tiene sus saldos desfavorables, luego de que empeñó su palabra de alejarse de toda candidatura distinta a la de la presidencia municipal, pero después negoció la del V distrito.

Por todo ello, entre estos dos contendientes puede meterse a una elección de tercias el independiente Ignacio Aguado Hernández, quien logró el respaldo de más de 3 mil ciudadanos para convertirse en candidato de ese distrito V, algo que no pueden presumir ninguno de sus adversarios, ni Fernández Saracho y menos Salum Del Palacio.

Este distrito se caracteriza por ser netamente urbano y, por ello, el de más voto “switcher”, es decir, no cautivo, aquel que se emite con razonamiento; podría decirse que es el distrito local de Durango con el voto más libre. Tiene una lista de 94 mil electores repartidos en 101 secciones electorales. Si participa un 50 por ciento de los enlistados en la elección del 5 de junio, podrían contabilizarse unos 50 mil votos entre los candidatos a diputado y en 20 mil la cifra clave para alcanzar el triunfo. Interesante será observar si el electorado de este V distrito local electoral mantiene su preferencia por la política conservadora, representada por Jorge Salum y Fernández Saracho, o le dan la oportunidad a un ciudadano como Aguado Hernández. Ninguno de los demás aspirantes tiene oportunidad real de ganar.

DESPUÉS DE LA “amigable” foto que recientemente se tomaron en Canatlán Aispuro y Esteban, ayer protagonizaron su primera confrontación como candidatos, una vez que Aispuro habló de “un engaño” a la familia Herrera de la Laguna, por haberla ilusionado con la gubernatura, a lo que Esteban respondió que fue Aispuro quien engañó a los Herrera hace años, en alusión a la elección interna del 2004, y que debe disculparse ante esa familia…DE NUEVO, LAS cifras del INEGI irritaron a ciertos personajes oficiales de la política local, al revelar que 5 de cada diez duranguenses todavía se sienten inseguros en su entorno. De inmediato, la diputada Alicia García descalificó esos números y dijo que el 90 por ciento de la gente en Durango se siente segura; o sea, versiones muy discordantes…POR SEGUNDA OCASIÓN, el INE revocó la candidatura a gobernador a Guillermo Favela, de Morena. Es muy probable que ese partido recurra al Tribunal Electoral para que sea revisado su caso.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: