Home Durango Amenaza ‘el narco’ la elección en Durango y otros estados: INE

Por Rubén Cárdenas. LOrenzo Córdova Vianello, presidente consejero del Instituto Nacional Electoral y personaje que ha estado, por cierto, en el centro de la controversia por diversas razones, advirtió que el movimiento del mapa de la criminalidad en México comienza a delinear un escenario de riesgo para la elección del próximo 5 de junio en los estados de Durango, Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz, los cuales son considerados focos rojos, debido a la presencia de grupos delincuenciales.
A poco menos de dos meses de la jornada electoral en la que renovarán poder Ejecutivo doce entidades, esta perspectiva adquiere especial relevancia si se toma en cuenta que en cada uno de esos cinco estados se vive una contienda electoral de muy alto impacto y de cerrada competencia, con excepción de Sinaloa.
Los propios partidos políticos, al menos en el discurso, aseguraron desde el principio estar blindados ante la posibilidad de infiltración por el crimen organizado en cuanto a las candidaturas a los cargos de elección popular en juego; es decir, gobernadores, alcaldes, diputados, regidores y síndicos; sin embargo, ciertos partidos, como en anteriores ocasiones, recurrieron a personajes externos a sus filas y los convirtieron en candidatos, sin haber investigado a fondo sobre algún posible nexo con grupos de actividades ilícitas.
A estas alturas, cuando ya están debidamente registrados ante instancias electorales todos los candidatos que participan en la contienda electoral, es difícil “meter las manos al fuego” por cada uno de ellos. Las autoridades electorales en cada entidad no tienen injerencia en cuestiones como la política interior del país y la seguridad pública, aunque son responsables de otras tareas igualmente cruciales.
En este contexto difícil, el INE está a tiempo de establecer los protocolos necesarios para superar adversidades y buscar la forma de verdaderamente blindar la elección, aun cuando los mecanismos no sean los mismos para todo el país, pues las condiciones cambian de manera individual.
Antes que cualquier otra cosa, en una elección debe estar garantizada la integridad física y seguridad de quienes participan en el proceso, desde funcionarios del mismo INE, los funcionarios de casilla, el equipo de trabajo de cada candidato, los representantes de partidos políticos y, obviamente, los ciudadanos que acuden a votar.
Desde hace por lo menos diez años, diversos procesos electorales en México han tenido que sortear la participación del crimen organizado y el caso más reciente es el del año anterior en el estado de Guerrero, donde a pesar de la influencia de los cárteles de las drogas que ahí operan, aumentó la participación en las urnas.
Entonces, deberá ser la colaboración de otras instancias del Estado Mexicano, como las instituciones encargadas de la seguridad, junto con la participación ciudadana, lo que determine la preservación de unas elecciones en donde no deben ni asomarse las organizaciones criminales.
De manera que se está tiempo para actuar en consecuencia de cara al domingo 5 de junio. A los partidos políticos y a los candidatos no se les puede dejar solos; cada instancia tendrá que hacer su parte, desde los partidos y los medios de comunicación hasta las instituciones de seguridad y la propia ciudadanía. Cada cual deberá asumir su rol para seguir construyendo un orden democrático que garantice el buen tránsito del proceso electoral inminente. Es momento de actuar como sociedad para dejar fuera todo intento generador de violencia ante las elecciones que se avecinan.
SUCEDE QUE EL seleccionado femenil de futbol del estado no puede entrenar en el estadio del CCH porque el director de la institución Luis Enrique Rodríguez Ríos no lo permite sin razón aparente. Las grillas, envidias e insidias deben hacerse a un lado y permitir la preparación de estos deportistas tan próximas a representar a Durango en la inminente Olimpiada Nacional. Lo más probable es que el rector de la UJED no esté enterado de la situación, de lo contrario, no lo permitiría.. ¿Y CÓMO PARA qué instalaron en el exterior de la estación central de al Policía Federal, por el bulevar Francisco Villa un semáforo que obliga a todo automovilista a detenerse? Sólo los elementos policiacos conocen la causa, que parece caprichosa… APENAS UNAS 50 PERSONAS tienen la posibilidad de sentarse en el aeropuerto local y en determinados horarios no son pocos los pasajeros que pacientemente esperan de pie por pasajeros hasta por más de una hora. En fin, no es fácil pensar en grande en Durango todavía, por lo visto.
Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: