Home Durango Fox es un ejemplo para reflexionar el voto en junio próximo

Por Rubén Cárdenas. En uno más de sus arrebatos, que ya no sorprenden a los mexicanos, el expresidente Vicente Fox Quesada propuso “negociar y arreglarse” con los cárteles de las drogas en México, como un método para frenar la violencia, así como legalizar la mariguana y convertir en impuestos las millonarias ganancias que deja la venta del estupefaciente.

Según la particular perspectiva de Vicente Fox, la mejor forma de acabar con la rampante violencia y la muerte de miles de jóvenes es negociando con los criminales, haciendo acuerdos con ellos, lo cual sería una propuesta lógica entre delincuentes, pero al provenir de un expresidente sencillamente se antoja inconcebible, porque una figura como él debió, y debe, privilegiar siempre la aplicación de la ley.

Pactar con la delincuencia es otro desliz retórico de quien no sólo exhibe la misma ignorancia y falta de tacto con las que condujo los destinos de México del 2000 al 2006, sino que delata lo que él mismo habría hecho, si tan bien le parece ahora: negociar durante su sexenio con criminales, al margen de la ley. Nadie debe olvidar que, al inicio de su mandato, Joaquín Guzmán Loera se fugó de absurda manera del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco.

Si bien cualquier servidor público puede hacer declaraciones polémicas, en el caso de personajes como Vicente Fox, las “metidas de pata” son sistemáticas y francamente bochornosas para los mexicanos, como esas disculpas que ofreció la semana pasada a Donald Trump, entre otros motivos de vergüenza que ha dado al país. Además, tanta insistencia por la legalización de la mariguana es sospechosa y obliga a una mayor investigación, puesto que tanto le simpatiza el negocio del narcotráfico.

La pregunta es ¿En qué momento decidimos votar por este remedo de político, como para convertirlo en presidente de México? La preparación académica, la inteligencia, el oficio político, experiencia política y administrativa, deben ser requisitos indispensables en cada uno de quienes aspiran a un cargo de elección popular. La emisión de un voto por un candidato, del partido político que sea, implica una gran responsabilidad, por lo que no debe otorgarse tan a la ligera, o tal vez simplemente fue un engaño colectivo, aunque eso duró muy poco.

Y pensar que Vicente Fox fue el único mandatario, de los tres últimos, que contó con el mayor respaldo ciudadano. Su triunfo fue inobjetable y los electores depositaron su confianza en él para lograr un cambio, pero el desencanto fue rápido y, aun cuando no se quiera admitir, esa mayoría se equivocó al nominarlo presidente.

En los albores de su sexenio, sin esperar más, Fox Quesada “enseñó el cobre” y decepcionó a todo un país; sus propios errores lo despojaron de todo ese apoyo ciudadano que lo llevó al poder. Sin capital político, el hoy expanista y simpatizante del PRI acabó, por otras razones, en el mismo descrédito que enfrentaron, y enfrentan, sus sucesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, quienes llegaron a la presidencia bajo la sombra del fraude electoral.

Por eso, cuando estamos a tres semanas de elegir doce gobernadores, centenas de alcaldes en trece estados, así como legisladores que renovarán los congresos locales en esas mismas entidades, es importante recapacitar y no votar por perfiles nefastos que no se sostendrán, porque no eran verdaderos. A nadie conviene que sean elegidas autoridades con tan cuestionable moral como el exmandatario Fox, quien, además, no es el único en la lista de autoridades presentes y pasadas que da motivos de arrepentimiento. Es tiempo de razonar a conciencia a la hora de estar frente a las urnas.

COLMILLOS Y GARRAS

LA SUSPENSIÓN DE clases ayer en varias facultades de la Universidad Juárez del Estado de Durango no fue justificada por ninguna autoridad universitaria. Algunas versiones ligaron tal circunstancia a la celebración de un evento de candidatos de la coalición PAN-PRD en las inmediaciones de esos planteles ¿Quién ordenó la suspensión y por qué?.. ASEGURÓ AYER LA fiscal Sonia Yadira De la Garza que hasta el momento ningún candidato le ha solicitado seguridad. Tal vez no confían los aspirantes en hacerse acompañar por agentes de esta dependencia y hacen bien; más vale solos que mal… OFICIALMENTE LA DEUDA pública del estado asciende a 6 mil 471 millones de pesos, sostuvo la titular de las finanzas estatales, Cristina Díaz Herrera, quien además aseguró que es “un monto manejable”, sin riesgo de quiebra, como ocurre en otros estados.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: