Home Chicago IL Subió la crispación y bajó el nivel de debate

Por Rubén Cárdenas.

Parecía que los debates entre los candidatos a la gubernatura habían terminado, al menos oficialmente, pero ayer al mediodía José Rosas Aispuro Torres y Esteban Villegas Villarreal protagonizaron un episodio inesperado, al enfrascarse en mutuos señalamientos de haber falseado sus respectivas declaraciones 3 de 3. Sin que estuviera programado, según se justificó el conductor de un canal televisivo local, el candidato del PRI irrumpió en la entrevista pactada con Aispuro Torres y ahí, al aire, sobrevinieron las acusaciones entre uno y otro.

“No es un tema de la empresa, el señor entró; efectivamente, usted no estaba invitado”, aseguró el conductor del noticiario, quien se disculpó con Aispuro por no haber realizado la entrevista en la forma previamente establecida. Después del encontronazo, apareció a cuadro Esteban Villegas, quien aseguró que él sí estaba invitado, en horario inmediato posterior, al mismo espacio informativo. A su vez, ofreció disculpas por haber irrumpido tan abruptamente en la entrevista a su contrincante y luego mostró un documento en el que, según dijo, comprobó que con Aispuro en la alcaldía, la capital duranguense tuvo su mayor endeudamiento.

También, el candidato priísta reiteró que él vive en una casa propiedad de sus suegros, que comparte un jardín con ellos, que no es propietario de un rancho y que tampoco cuenta con ninguna plaza como médico especialista en la Secretaría de Salud, la cual, según las acusaciones de Aispuro Torres durante el debate del sábado, se habría adjudicado cuando fue titular de esa dependencia.

Antes de ese episodio, ayer mismo, el candidato priísta había ofrecido una conferencia de prensa en la que anunció la presentación de una demanda por difamación en contra de Aispuro Torres por las acusaciones que le hizo durante el debate. Las desechó todas y aseguró que el panista “habló sin pruebas”, por lo que tendrá que presentarse ante las autoridades para responder por sus palabras.

De la misma manera, Esteban Villegas sostuvo que su adversario político omitió en su declaración 3 de 3 una propiedad en el fraccionamiento residencial Villas Campestre, con un costo de 6 millones 608 mil 650 pesos, otro inmueble en avenida Lasalle con costo superior a los 9 millones, otros dos bienes inmuebles en el centro, cuyo costo es superior a los 5 millones. En total omitió declarar Aispuro, aseguró el priísta, propiedades por más de 24 millones de pesos.

Por su parte, en entrevista con otro canal de la televisión local, Aispuro Torres negó estas imputaciones del priísta y reiteró cada uno de los señalamientos contra Villegas, los que dio a conocer durante el debate sabatino.

Fue, entonces, una especie de continuación del debate, pero muy poco aporta en términos electorales y menos abona a un proceso tranquilo. Las acusaciones mutuas, conforme suben de tono, en nada contribuyen a que el electorado tenga una mejor perspectiva para orientar su voto. Si ambos candidatos desean seguir debatiendo en medios de comunicación, lo agradecerían los ciudadanos, siempre y cuando lo hagan responsable y respetuosamente sobre los temas principales de su propuesta de gobierno. Penoso resulta que sólo hayan accedido a debatir en dos ocasiones obligados por la ley electoral y no lo hayan hecho, la mayoría de ellos, en otros foros donde fueron invitados para conocer sus plataformas políticas.

Sería lamentable que, a menos de veinte días de la elección, entremos a una etapa de descalificaciones y escaramuzas mediáticas, aunque tampoco es sorpresivo, pues la presión para ambos equipos aumenta conforme se avanza hacia los cierres de campaña. La mesura, responsabilidad y la razón deben prevalecer, pues, hasta el término del proceso electoral. Los duranguenses no merecemos menos.

COLMILLOS Y GARRAS

EL MAGISTERIO UNIDO de Durango se solidarizó ayer al paro nacional de maestros y lo hará en forma escalonada; por lo pronto, 100 escuelas detuvieron labores y así continuarán en los próximos días, lo cual demuestra que aquí persiste la misma gran inconformidad nacional entre la docencia… EN UN ANUNCIO que luce muy poco creíble, las autoridades educativas locales aseguraron ayer que en esta entidad han disminuido en un 43 por ciento los casos de bullying en planteles escolares durante los últimos tres años. Muy difícil de creer resulta este anuncio porque muy poco se ha hecho localmente para frenar este serio problema… DE LOS DOCE estados con elección en junio próximo, Durango resultó el peor ubicado en materia económica al aprobar solamente una de las 10 variables consideradas en la evaluación que ayer publicó un diario editado en la capital del país.

Twitter @rubencardenas1@

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: