Home Durango El triunfo fue de Aispuro; los partidos fueron un mal necesario

Por Rubén Cárdenas. Entre las múltiples valoraciones que pueden seguir surgiendo sobre la transición en Durango, se comienza a percibir un convencimiento entre militantes y simpatizantes de los partidos, así como el resto de la sociedad, de que el real proyecto de cambio lo generó directamente José Rosas Aispuro Torres, no la fuerza de los partidos a los que representó; es decir, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, los cuales fueron una especie de “mal necesario”.

El perfil de un candidato como Aispuro, a quien la mayoría ubica como un político netamente ciudadano, fue determinante para contagiar a miles de su proyecto para cambiar Durango. El PAN y el PRD no transitan ahora por su mejor momento en Durango en cuanto a credibilidad y posicionamiento entre la sociedad.

Fue recurrente el comentario de “no soy panista, pero voy a votar por Aispuro”; igual sucedió en el caso del PRD, con una presencia marginal en Durango porque así lo han decidido las cúpulas que lo han controlado desde 1989. Claro está que, en lo personal, notables panistas y perredistas se involucraron activamente y sumaron a la campaña de Aispuro; su trabajo fue muy visible, aunque esto no necesariamente refleja una sólida plataforma partidista.

Previo a la campaña, PAN y PRD fueron protagonistas de pleitos internos por la búsqueda de espacios en las distintas candidaturas; ventilaron sus diferencias al pelear regidurías, plurinominales y otros cargos de elección popular. Todo esto podría haber ido en un detrimento de la campaña para el hoy virtual gobernador del estado, de no haber sido por sus características personales.Sus dirigentes estatales rara vez supieron o quisieron reaccionar cuando se trató de sacar la cara por su abanderado, aun cuando se dejaron ver en los eventos de la campaña.

Por todo esto, cometería un serio error José Rosas Aispuro si permite la presión del PAN y PRD para que se les complazca con la apertura de espacios para “cuotas y cuates”, porque con eso vendría a menos el apoyo que le acaban de conceder las mayorías.

El verdadero compromiso de Aispuro es con los ciudadanos de Durango, no con panistas y perredistas como partido, si bien algunos de entre ellos probaron capacidad y disposición para unirse a las tareas del nuevo gobierno.

Para el virtual gobernador de Durango, le sería muy útil una simple encuesta en la que se pregunte si debe o no integrar a su equipo de colaboradores a gente de estos partidos, por el simple hecho de tener la filiación política. La respuesta será “no”, porque si de algo se desconfía es de los partidos y de los políticos, de muchos de ellos.

De esta manera, Aispuro tendrá que presentar una oferta que involucre a la sociedad; esa propuesta no debe quedar en el discurso, pues quienes lo eligieron necesitan ver a los suyos participando en la función pública, como mínima y justa expectativa en esta alternancia, porque de lo contrario se ofrecería el mismo modelo anterior, solamente de un color diferente, algo de lo que suele acusarse a cada nuevo gabinete.

Han transcurrido ocho días de la elección del 5 de junio, de celebraciones y valoraciones para muchos, como de incertidumbre y sufrimiento para otros, pero no debe alargarse el periodo de enfrentar el presente, la siguiente etapa, sobre todo para aquellos que tienen encima la responsabilidad de gobernar y no sólo Aispuro, sino quienes lo harán en los 39 municipios y quienes legislarán próximamente en Durango. Ya ganaron y representaron ciertos colores, pero ahora deben rendirle cuentas a los ciudadanos, no a sus partidos; ojalá lo valoren y calculen los costos y perjuicios. Al tiempo.

COLMILLOS Y GARROS

NO SE ANDUVO por las ramas ayer la alcaldesa electa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, al recalcar que investigará a las dos administraciones que le antecedieron en esa alcaldía, es decir, a José Miguel Campillo y Rocío Rebollo Acosta; el hermano de la segunda fue su coordinador de campaña hasta el domingo 5 de junio… CUAL SI FUERA opositora al PRI, Leticia Herrera aseguró que tiene pruebas sobre malos manejos en ambas administraciones y siente la obligación de investigar para deslindar responsabilidades, porque se trató de una desviación de recursos públicos, pertenecientes a los gomezpalatinos… ESTÁ DETENIDA LA obra de construcción del Puente Lasalle, presumiblemente la última gran obra en el actual sexenio, en esta capital. Se ignora e inquieta la razón porque si falta presupuesto, entonces quedaría inconclusa, lo cual no era el plan.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: