Home México @AispuroDurango tiene dos listas para conformar su gabinete estatal

Por Rubén Cárdenas.

Concluido el proceso electoral con la entrega de la constancia de mayoría a José Rosas Aispuro Torres, es alto el interés en los ámbitos social y político por conocer los nombres de quienes conformarán el equipo de colaboradores del gobierno; el gabinete se convirtió, pues, y lo será por muchas semanas, en el tema recurrente en Durango.

El gobernador electo dará a conocer esa información, según ha dicho, hasta el día en que asumirá su encomienda o poco antes del 15 de septiembre; por ahora, no ha revelado dato alguno sobre este tema ni pistas sobre el perfil que busca, salvo que deberán ser duranguenses comprometidos con el servicio a la sociedad, militen o no en un partido político o incluso aunque no se les haya visto en campaña.

Durante los últimos días, han proliferado listas imaginarias, según la óptica de cada quien, acerca de posibles aspirantes a distintas carteras: algunos, porque han estado cerca de Rosas Aispuro a lo largo de los años; otros, porque se les observó trabajando tenazmente durante la pasada y la reciente contienda electoral y otros más porque no dejan de ser “vacas sagradas” dentro del PAN y del PRD, así como perfiles completamente ciudadanos, hombres y mujeres destacados en alguna actividad pública. Se habla también, incluso, de la posibilidad de considerar a algún priísta identificado con el nuevo gobierno, pero nadie cree, obviamente, que pudiera incrustarse un heredado de esta administración.

Ahora bien, si se comienza a especular acerca de la lista de quienes le sumarán al proyecto de Aispuro, se habla igualmente de aquellos que, por el contrario, le pueden restar y perjudicar en su propósito de sacar adelante al estado. El gobernador electo sabe, y así lo ha expresado, que debe gobernar para todos los duranguenses, puesto que es la mayoría de la sociedad quien le otorgó el triunfo, más allá de los partidos políticos, así que las tradicionales cuotas partidistas no podrán encajar en el gabinete, como tampoco sus amigos por el solo hecho de serlo.

La sociedad debe cogobernar en este proyecto, lo cual implica que personajes ajenos a la vida política también se hagan visibles en las tareas de gobernanza para dar paso a una administración efectiva, a través de una ciudadanía empoderada.

La experiencia de muchos años ha demostrado que no es precisamente el gabinete gubernamental el que determina la funcionalidad de un régimen, sino la sociedad en su conjunto y, dentro de ella, los mejores perfiles -no los mismos de siempre, en una incesante “rueda de la fortuna”, literalmente- deben ser considerados para esas responsabilidades. Aispuro Torres deberá estar muy atento a esta exigencia que le fue expuesta a lo largo de toda la campaña y no incluir a nadie por compadrazgo o imposición, sino por méritos reales y capacidad.

La expectativa de cambio es muy alta en Durango y la conformación del equipo de colaboradores constituye un mensaje directo de que el pasado no volverá. Hay tiempo para ello, pero ahora es el momento para nombrar el comité de entrega-recepción, y no necesariamente quienes lo integren serán funcionarios de gobierno a partir del 15 de septiembre. El involucramiento de la sociedad civil debe ser promovido desde ya, sin que exista ninguna etapa del nuevo sexenio en la cual los ciudadanos se mantengan al margen.

MÁS QUE MOLESTOS se encuentran los empleados del sector salud por la confabulación de sus jefes y líderes sindicales para impedir la elección de la nueva mesa directiva sindical, inexplicablemente a cargo del doctor Guillermo Burciaga Alvarado, quien debió dejar el liderazgo desde el 30 de marzo del 2015… DENUNCIAN EMPLEADOS DE la SS que, con toda alevosía, publicaron muy tarde la convocatoria para renovar la mesa directiva, evidentemente con la intención de que nadie se inscribiera y así mantener el contubernio con el líder, acusado una y otra vez de no defender la causa de los sindicalizados y ponerse siempre del lado de la institución… Y SEGÚN TRABAJADORES bien informados, las tropelías siguen en esa dependencia: Apenas en la semana posterior al 5 de junio, a puerta cerrada, sindicato y jefes otorgaron ilegalmente decenas de plazas que estaban congeladas a médicos y enfermeras. Claro que algunas de esas plazas alcanzaron un costo de hasta 50 mil pesos, según aseguran empleados que demandaron el anonimato.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: