Home Durango El enojo y la protesta se expanden por todo el país

Por Rubén Cárdenas.

Inició ayer por la tarde el ansiado “diálogo político, no educativo”, según el titular de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, entre profesores y autoridades del gobierno federal, en una atmósfera de hostilidad mutua, exacerbada por las protestas y manifestaciones a lo largo y ancho del territorio nacional, que se unieron a las marchas y paros en contra de la reforma de salud en por lo menos 70 ciudades, incluida Durango.

Derivado de esto, empresarios de Oaxaca y Chiapas estimaron las pérdidas en más de 2 mil 700 millones de pesos debido a la paralización de actividades por el conflicto magisterial, lucha a la que se han adherido padres de familia y diversos organismos sociales de ambos estados y que ya se expande a las entidades vecinas de manera intensiva, como Michoacán y Guerrero.

La efervescencia del enfrentamiento de Nochixtlán el domingo, con saldo de once muertos y un centenar de heridos a manos de policías federales, movió las conciencias y despertó la indignación nacional, de manera que las manifestaciones en la calle han aumentado y el nivel de furor social no se apaga. La exigencia de justicia, derogación de la reforma, un alto a la violencia y la no criminalización del movimiento no ha podido ser acallada por las instancias gubernamentales.

De hecho, ayer mismo se esperaba la remoción de Nuño Mayer, quien dejó de ser un interlocutor válido ante los maestros, por negarse consistentemente a tratar el único tema posible con los maestros: la reforma educativa. Esta cerrazón mantiene el conflicto en su máximo punto y es en realidad el origen de la violencia del domingo, por más que intenten señalar a los maestros de ser los causantes del enfrentamiento armado.

Desde ayer muy temprano, por otra parte, la comunidad médica del país se movilizó a través de paros escalonados en hospitales y clínicas, así como en marchas y manifestaciones. Médicos y enfermeras se manifestaron en contra de la universalización de los servicios médicos, contemplada en la reforma de salud, demandaron un freno a la violencia contra el gremio de la medicina y que, al igual que los maestros, no se criminalicen sus protestas.

Debido a la paralización de actividades en clínicas y hospitales, se tuvo que cubrir la emergencia con el personal básico -que de por sí siempre es insuficiente- para atender prioridades. No se dejaron de realizar las cirugías programadas y estuvieron atendidas las áreas de terapia intensiva.

Al anuncio de un paro nacional del sector salud respondieron otros grupos de inconformes, los maestros en primer lugar y también los sindicatos, organizaciones sociales, colegios de profesionistas, amas de casa y ciudadanos solidarios con estos movimientos que hoy defienden sus derechos laborales y demandan el cese a tanta violación de los derechos humanos.

Por donde se observe, el momento que vive el país es crítico; la ciudadanía se encuentra indignada ante la falta de insensibilidad de autoridades. Los mexicanos están cansados de tanta violencia, no sólo de la proveniente del crimen organizado, sino de las propias fuerzas de seguridad del Estado.

En Ayotzinapa fueron estudiantes; en Tanhuato y Tlatlaya, civiles desarmados; en Apatzingán, familias completas y ahora, en Oaxaca, maestros y población civil bajo la represión de las armas. Ha sido demasiada sangre derramada en estos primeros cuatro años del sexenio de Enrique Peña Nieto. Múltiples violaciones a los derechos humanos han sido registradas, sin respuesta de las instituciones. Desde el extranjero los llamados al respeto de la vida humana se han vuelto incontables, pero aquí las autoridades no se detienen ante el pueblo. Las reformas no se negocian, van porque van, “se amachan” los altos funcionarios y los mexicanos ya no parecen dispuestos a mantenerse pasivos ante tanto agravio. Vivimos momentos de inestabilidad social, sin duda.

COLMILLOS Y GARRAS

UN PROMEDIO DE 25 robos al día se registró en la ciudad de Durango durante el mes de mayo anterior, según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Será una de las grandes asignaturas pendientes que hereden las actuales autoridades a las que entrarán en funciones en septiembre próximo… EL TITULAR DE la Contraloría estatal, Jason Eleazar Canales García, dijo que en estas semanas restantes a la administración estatal “no se puede perder ni una silla” y que existen mecanismos para garantizar un transparente proceso entrega-recepción; sin embargo, empleados gubernamentales reportan que en distintas dependencias comienzan a desmantelar oficinas al por mayor… APENAS NOS ALCANZÓ el verano y con el intenso calor también subieron los precios en frutas y verduras, lo cual trae de cabeza a las amas de casa. Un kilogramo de aguacate anda, por ejemplo, en más de 60 pesos, cuando hace pocos días costaba sólo 30. Otros precios andan en ese orden.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: