Home Programación Noticias Radio Claret América Hay claros indicios de un rebrote de la violencia en Durango

Por Rubén Cárdenas. La riña de este lunes en el interior del Centro de Reinserción Social número Uno de Durango, que cobró la vida de los dos internos que se enfrentaron, se une a la serie de acontecimientos trágicos registrados durante las últimas en la entidad, que pueden ser el preludio, si no se frena a tiempo, de una vuelta de la violencia a estas tierras.

Según narraciones periodísticas, poco antes de las 20:00 horas del lunes, cerca de la hora de dormir, dos internos “pesados” -así se les consideraba- se pelearon a golpes; después sacaron armas blancas y se cortaron la vida. Esa es la versión oficial, al menos. Fueron identificados como Luis Horacio Graciano Espino, de 43 años, y Joel Vázquez Sánchez, de 50, integrantes de organizaciones criminales antagónicas.

En las investigaciones seguramente se tendría que definir por qué ambos internos andaban armados, en primer lugar, y luego por qué nadie impidió la riña, si se supone que son instalaciones vigiladas en todo momento, incluso más cuando se sabía que eran miembros de bandas rivales. No deja de alarmar este enésimo percance dentro el Cereso local, porque la violencia que se registra al interior de un penal siempre tiene causas y efectos en el exterior; es decir, no se trata de conflictos con origen carcelario, sino relativos al entorno en que suelen desenvolverse los reos aún estando allí dentro.

Así las cosas, y siendo las cárceles de Durango escenario de cruentas batallas y venganzas en el pasado reciente, ya deberían haberse tomado previsiones para que nada de esto vuelva a ocurrir; una muerte o dos son suficientes para encender la alerta de las autoridades. No se requiere que haya una matanza dentro, como la ocurrida en el penal de Topochico, Nuevo León, en enero anterior, para que se ponga la atención adecuada.

En el mismo contexto de violencia, a últimas fechas los medios de comunicación han informado sobre varias ejecuciones en la región serrana del estado, como en Tamazula y Pueblo Nuevo, donde han actuado grupos armados, con toda impunidad. De la misma manera, en la ciudad capital también han ocurrido ejecuciones que han pasado un tanto inadvertidas.

Hace unas semanas se han incrementado también las llamadas de extorsión, algo que supuestamente había bajado ya. Incluso, en estos días tuvo que realizarse un operativo policiaco, en pleno centro, cerca del multifamiliar Francisco Zarco, debido a la aparición de un paquete sospechoso que resultó ser una simulación de bomba casera.

No dejan de llamar también la atención las declaraciones del titular de Seguridad Pública en el estado, Noel Díaz, al reconocer que vivimos un momento “delicado” en Durango debido a la rivalidad entre grupos criminales en el estado de Sinaloa, que ahora se ha trasladado a Chihuahua y Durango, por lo que se ve, cuyos protagonistas son huestes de Rafael Caro Quintero contra sus adversarios de Joaquín Guzmán Loera, según autoridades federales.

Y es que los responsables de la seguridad pública y de la investigación del delito en el estado no reconocían, hasta hace unos meses, los riesgos inherentes a esta añeja rivalidad. “Hechos aislados” les llamaban; acontecimientos sin repercusiones para nuestro estado, solían decir en otras ocasiones, pero ahora, cuando están a tres meses de dejar sus respectivos cargos, admiten que existe un panorama adverso y eso no deja de levantar suspicacias.

Entonces, si este nuevo embate de la violencia es real o no, las autoridades no deben bajar la guardia en garantizar seguridad a los duranguenses. El hecho de que terminen pronto su gestión, el próximo 15 de septiembre a las 11 de la mañana, cuando cambie el mando en el Poder Ejecutivo del Estado, no los exime de redoblar esfuerzos, sobre todo si el momento es, efectivamente, delicado, y si se están dando incursiones de grupos delictivos en suelo duranguense.

TRASCENDIÓ QUE, A toda prisa, la regidora priísta Yolanda Pacheco impulsa ilegalmente el otorgamiento del cambio de uso de suelo para que sea posible construir en el Parque Sahuatoba la anhelada torre del Consejo Coordinador Empresarial. Será interesante conocer los argumentos de la regidora, encargada de velar por el desarrollo urbano de la ciudad, para violentar la legislación vigente; también los regidores de oposición deben dar a conocer su postura ante semejante perjuicio de nuestros parques…Y EN CASO de otorgar el permiso de construcción ¿Cuál será la justificación de la Dirección Municipal de Desarrollo Urbano para permitir la violación de dos decretos aprobados por el Congreso local, durante las dos últimas administraciones estatales? Empiezan a jugar con fuego estas autoridades que pronto se irán…EN UN FALLO sin precedente en Durango, el Juzgado Administrativo impuso una multa superior a los 109 mil pesos al hombre que arrastró a su perro con su camioneta, un acto brutal que no podía quedar impune. Que sea esta sanción un ejemplo para todos aquellos maltratadores de animales.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: