Home Durango Se arriesga la vida y todavía hay que pagar en la “Súper

Por Rubén Cárdenas.

La supercarretera Durango-Mazatlán está muy lejos de garantizar a los miles de usuarios que la circulan diariamente lo que se anunció aquel 17 de octubre del año 2013, cuando fue inaugurada: Era una vía segura, que llevaría al puerto sinaloense, a una velocidad de 110 km/h, en un tiempo no superior a las dos horas y media, con todas las ventajas de una “super” de primer mundo.Durango tendría por fin la anhelada conexión con el Pacífico a través de un puerto que, por años, había sido, además, el destino vacacional por excelencia para muchos.

Por todo esto, era previsible la circulación diaria de dos mil vehículos, un aforo que podría incrementarse muy rápido y más en periodos vacacionales, tal como ocurre ahora, cuando familias, grupos de jóvenes graduados, cumpleañeros, lunamieleros, se dirigen a Mazatlán por cuando menos un fin de semana, y todos esperan transitar por esa supercarretera tan prometida, no por una burda copia de ella, llena de baches y desperfectos en ciertos tramos.

La realidad actual no justifica el júbilo expresado al inicio de su construcción y su posterior inauguración. La obra comenzó en el 2001 y tuvieron que pasar doce años para ponerla en servicio; nadie esperaba que, con todo el tiempo y recursos invertidos en ella, comenzara a mostrar defectos desde el principio y menos que, de ser esa maravilla tan anunciada, hoy, con apenas tres años de uso, nos decepcionara tanto.

Hasta el año pasado, los primeros diagnósticos de ingeniería especializada advirtieron la necesidad de invertir cuando menos 5 mil millones de pesos para rehabilitar grandes tramos de la carpeta asfáltica, reparar puentes, túneles, peraltes, entre otras deficiencias; en el presente ese monto ya debe ser mucho mayor, porque muy poco se ha hecho para reacondicionarla integralmente.

Quienes hoy transitan por la Durango-Mazatlán en automóvil deben pagar 1012 pesos por el destino completo y son necesarias más de cuatro horas para llegar, ya que las reparaciones no permiten circular a más de 85 kilómetros km/h y solamente para cruzar el túnel Pánuco debe invertirse una hora, con toda paciencia, porque un solo carril se mantiene útil y el flujo vehicular es alto.

Eso sí, Caminos y Puentes Federales está cobrando, sin recato alguno, en las cuatro casetas instaladas, el pago de un servicio que no está dando como se anunció y eso es injusto. Si Capufe no respeta las normas básicas de seguridad, tampoco debía cobrar como si las cumpliera. De hecho, quien se atreve a subir la velocidad a unos 100 km/h, corre el riesgo de caer en un bache y accidentarse, como ha ocurrido en múltiples ocasiones, y eso no es, ni lejanamente, lo que se prometió.

En estos días en particular, el número de vehículos con ese destino debe superar fácilmente los dos mil proyectados en el arranque del 2013; todos esos vacacionistas padecen las altas cuotas, los riesgos, los contratiempos y, por si fuera poco, la carencia de sanitarios dignos, ya que sólo se dispone de improvisadas letrinas, montadas sobre un vehículo tipo traila y tampoco están siquiera en cada una de las casetas.

De modo que si Capufe sigue incumpliendo con su responsabilidad de dar el servicio especificado para toda carretera de cuota en nuestro país ¿A qué otra instancia se debe acudir para demandar un servicio pagado que no se está otorgando?

La ciudadanía ha sido muy paciente hasta ahora para reclamar sus derechos como viajero en esta nueva vía terrestre, pero las autoridades estatales y federales no pueden seguir siendo omisas ante lo que no parece tener solución rápida. Al menos, como mínima respuesta inmediata deberían dejar de cobrar por transitarla, pero seguramente están esperando una mayor reacción social, o una situación aún más grave, para entonces actuar.

COLMILLOS Y GARRAS

COMIENZA HOY LA FENADU 2016. Oficialmente el recinto ferial abre sus puertas esta tarde para recibir a sus primeros visitantes. El calendario de eventos será amplio y nutrido durante las tres semanas siguientes.Veremos qué novedades hay este año…EN LO QUE va del presente año, se han registrado ya diez muertes de trabajadores de las minas en Durango, lo cual iguala el número de lamentables decesos ocurridos en el 2015, que fueron diez en todo el año. Debe trabajarse más en la seguridad del personal, sin duda…SERÁ EN LA próxima administración municipal cuando se decida si se continúa o no con el contrato para el arrendamiento de equipo de cómputo, telecomunicaciones y parque vehicular, que se había estado firmando desde el 2008 en cada trienio. Por lo pronto, se abrió una prórroga de tres meses para su revisión.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: