Home Programación Noticias Radio Claret América Lo que faltaba: Durango en el top ten de riesgos para alcaldes

Por Rubén Cárdenas.

Luego del asesinato de dos alcaldes en menos de 24 horas en municipios de los estados de Chiapas y Guerrero, surge la necesidad del establecimiento de nuevos protocolos para la seguridad los presidentes municipales en el país. Quienes llevan las riendas de la seguridad en el país, es decir la Secretaría de Gobernación, están obligados a evitar que sigan siendo víctimas de la violencia quienes encabezan un gobierno municipal.

Para sorpresa de muchos, este sábado último, con diferencia de horas, fueron ejecutados en San Juan Chamula, Chiapas, Domingo López Hernández, el síndico de ese municipio, dos regidores y dos personas más; mientras que a 20 kilómetros de Ciudad Altamirano, Guerrero, fue ejecutado por un comando armado Ambrosio Soto Duarte, alcalde de Pungarabato, Guerrero, junto con su chofer y resultaron lesionados sus dos escoltas, ya que era custodiado por dos elementos federales desde el año pasado en que fue amenizado por miembros del crimen organizado.

Por lo que hace al edil de San Juan Chamula, resultó muerto por ciudadanos de esa municipalidad al celebrar un encuentro ciudadano en la plaza pública y la molestia de algunos por deficiencias de gobierno propiciaron la trifulca en la que salieron a la luz las armas de fuego con tan lamentables consecuencias. Hay por lo menos otros 12 lesionados muy graves.

Muy distintos son los móviles de uno y otro caso, por lo que Secretaría de Gobernación debe, primero, aclarar ambos homicidios, capturar y poner a disposición de las autoridades correspondientes a quienes resulten responsables, pero también crear una nueva estrategia para salvaguardar la vida de los alcaldes en el país, porque evidentemente dejó de funcionar con la muerte de Ambrosio Soto, quien pereció con todo y la custodia de la Policía Federal.

Según la Asociación Nacional de Alcaldes, en México hay 10 estados en los que hay alto riesgo para quienes se desempeñan como alcaldes, entre estos se encuentra Durango, por cierto. Michoacán, Oaxaca y Veracruz, seguidos por Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Nuevo León, Tabasco y Tamaulipas, mientras que en menor medida de riesgo se encuentran Coahuila, Morelos, San Luis Potosí, Puebla y Zacatecas.

Del 2003 a la fecha han sido ejecutados 40 presidentes municipales en funciones, 7 electos y 32 exalcaldes, un total de 79; de esta cifra, 16 han perdido la vida violentamente en el actual sexenio de Enrique Peña Nieto. Son demasiados presidentes municipales ejecutados en este lapso, por lo que urgen nuevos protocolos que impidan más atentados en lo sucesivo.

De acuerdo a las crónicas periodísticas de ayer, el alcalde Ambrosio Soto Duarte fue acribillado por entre 250 y 300 impactos de bala de alto calibre y no pueden justificarse las autoridades en que “desgraciadamente tomó la mala decisión de viajar a altas horas de la noche”. Un alcalde y, de hecho, cualquier ciudadano en México, no puede supeditarse a ciertos horarios para trasladarse de lugar.

Si bien es cierto, andaba con dos elementos federales asignados como guardia personal, pero no pudieron impedir la muerte del alcalde de Pungarabato, lo cual claramente demuestra que no fue solución alguna para mantener con vida al funcionario municipal amenazado el año anterior por un grupo criminal que opera en el estado de Guerrero y otros estados circunvecinos.

Por demás valiosa resulta en este momento la información de la Asociación Nacional de Alcaldes respecto al mapa de alto riesgo para ellos en México. Por lo pronto, en 10 estados, incluido Durango, deben adoptarse de inmediato las medidas preventivas correspondientes para evitar posibles tragedias. Urge frenar la violencia, ningún presidente municipal, ni cualquier otra autoridad o ciudadano común y corriente puede seguir expuesto a perder su vida en este país que por años se ha mantenido envuelto en un entorno de violencia. Nuestro país no puede, ni merece seguir así.

SEGUIRÁN DICIENDO QUE es la basura en las alcantarillas y puede ser factor, pero no el único que provoca encharcamientos en la ciudad en unos cuantos minutos de lluvia. Las obras de infraestructura hidráulica hacen falta desde hace muchos años y ya no pueden ser retrasadas… HASTA EN 30 por ciento descendió la demanda de transporte turístico en Durango durante la actual temporada, lo cual evidencia falta de ingresos en muchas familias que prefieren ahorrar ante los próximos aumentos en todos los productos a viajar a distintos destinos y disfrutar del periodo vacacional, según consideró la Unión de Operadores del Servicio Público Federal… DEL GABINETE MUNICIPAL presentado hace casi tres años por Esteban Villegas Villarreal, conformado por 28 funcionarios de primer nivel, sólo 9 acabarán la gestión, ya que todos los demás se fueron a la campaña electoral y al final naufragaron en esas turbulentas aguas.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: