Home Durango Apolonio se resiste: no se quiere ir hasta el 2019

Por Rubén Cárdenas.

Apolonio Betancourt Ruiz, presidente del Supremo Tribunal de Justicia, se conduce, ni más ni menos, como cualquiera de los funcionarios federales que, ignorando todas las voces en su contra, quiere perpetuarse en el cargo. Está al frente del Poder Judicial desde el año 2007 y pretende mantenerse ahí hasta el 2019; es decir, tiene la intención y convicción de trascender el sexenio, amparado en una ley promovida por unos cuantos, pese al vendaval de críticas y acusaciones provenientes de distintos sectores sociales.

De un tiempo a la fecha, a Betancourt Ruiz se le cuestiona y critica por enriquecerse en forma exorbitante, así como de otorgar salarios injustificadamente altos a sus cercanos y cercanas, viajar con familiares a costa del erario, hacer mal uso generalizado de las finanzas y hasta de aparecer con otras autoridades en todos los eventos políticos o sociales, tenga o no caso su presencia. También se le acusa de nepotismo y de llevar un estilo de vida muy alejado de la realidad que vive la inmensa mayoría en Durango.

Por otra parte, no fueron pocos los millones de pesos invertidos en un nuevo sistema de justicia penal, que entró en vigor bajo su batuta y, hasta el momento, el resultado ha sido mínimo, pues los niveles de impunidad se ubican en los estándares del resto del país, o sea, superiores al 90 por ciento. En términos prácticos, entonces, este sistema podría calificarse de “fallido”.

Con toda seguridad, Apolonio Betancourt es el funcionario menos popular en estos momentos y de eso dan fe todos los medios de comunicación. En redes sociales, por ejemplo, se le han dedicado emisiones seriadas que documentan hechos dignos de ser investigados; sin embargo, el titular del Poder Judicial se aferra al cargo y niega todo señalamiento de sus múltiples detractores, sin acongojarse ni preocuparse. Por el contrario, confía en seguir al frente de la responsabilidad.

Durante la última etapa de la campaña electoral amenazó con demandar penalmente al entonces candidato José Rosas Aispuro Torres, hoy gobernador electo, “por haber desprestigiado su buen nombre”, ya que Aispuro lo había criticado por, presumiblemente, aumentarse su salario de manera ilegal, aunque hasta hoy no ha cumplido su amenaza.

Apenas hace dos semanas, la Barra de Abogados de Durango solicitó ante el Congreso del Estado iniciar un proceso legal para destituir a Betancourt Ruiz del STJE. Estos abogados sostienen que la Ley Orgánica del Poder Judicial contempla esa posibilidad ante el gran cúmulo de acusaciones en su contra. Se le debe separar del cargo lo antes posible, aseguran, incluso investigarlo. Además, ellos afirman que Betancourt no ha tenido continuidad en el cargo durante los seis años que exige la ley, por lo tanto, no se le puede ratificar. Según los abogados, en breves lapsos interrumpió su responsabilidad al frente el máximo tribunal de justicia estatal y eso le impide la ratificación automática.

Y por si Apolonio Betancourt no tiene claro aún, vivimos en una democracia y debe ser obediente con el mandato de la mayoría. La realidad es que un extenso segmento ciudadano está convencido de que debe llegar al Poder Judicial un nuevo presidente, alguien que “limpie la casa” y garantice una mejor administración de justicia.

COLMILLOS Y GARRAS

BIEN PUEDE SER llamado “el paso de la muerte” ese tramo de obras del Puente LaSalle, pues presenta varios riesgos para los que allí transitan, como chocar, caer en profundos baches llenos de agua, quedarse varado, entre otros. Falta señalización y personal de tareas viales para aligerar el paso de vehículos. Es una zona eminentemente escolar y comercial, de mucho movimiento, pero ni eso los motiva a terminar la construcción lo antes posible…MAÑANA MIÉRCOLES A las doce asume la alcaldía local el Doctor José Ramón Enríquez Herrera, quien hizo una invitación abierta, es decir, para todo público, al Auditorio del Pueblo. Hace tres años se hicieron circular invitaciones personales, se acordonó parte del centro histórico y fue tan limitado el acceso a la Plaza Fundadores, sede del evento, que uno de los funcionarios entrantes tuvo que marcar al celular de un influyente para que lo dejaran pasar…SON, ENTONCES, LAS últimas 24 horas de una administración priista en el municipio, que ahora deberá entregar el mando, luego de 18 años, a la oposición.

Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: