Home Durango Con Enríquez regresa la oposición a la capital del estado

Por Rubén Cárdenas.

Ayer los rostros de los miembros de los Cabildos entrante y saliente, unos adustos, tristes desencajados, mientras que los otros sonrientes, felices y esperanzados, mostraron el sello de la alternancia: la derrota y la victoria, así como la llegada y la despedida.

Y es que justo cuando el nuevo alcalde José Ramón Erniquez Herrera saludó a todos los miembros del Cabildo saliente, se les observó de caras largas, tristes, si acaso con excepción de José Luis Cisneros Pérez, primer regidor saliente, que esbozaba sonrisas al nuevo presidente municipal, incluso al final de la sesión solemne corrió a felicitarlo, tal vez confiando en que trascenderá en estos años gracias a su compadrazgo con el gobernador José Rosas Aispuro Torres.

En cambio, los regidores del Cabildo 2016-2109 fueron el reverso de la medalla, risueños, contentos y satisfechos por haber llegado al ejercicio del poder. Unos y otros fueron el agua y el aceite en la toma de posesión del alcalde José Ramón Enríquez Herrera, quien rompió una sequía de 18 años para que opositor obtuviera el triunfo en las capital del estado.

Durante la sesión solemne de ayer en el Auditorio de Pueblo, abarrotado desde antes del mediodía, estuvieron presentes todos los exgobernadores de Durango con vida, excepto Ismael Hernández Deras, tampoco estuvo el gobernador actual Jorge Herrera Caldera, un mensaje obvio de que quienes llegan ahora al poder en Durango no desean saber mucho de los actores protagónicos de los dos últimos sexenios en Durango.

Héctor Mayagoitia Domínguez, José Ramírez Gamero, Maximiliano Silerio Esparza y Ángel Sergio Guerrero Mier testificaron la asunción de un presidente municipal emanado de una alianza de partidos políticos muy ajena a la de ellos y digirieron sin queja efusivas frases en el discurso de José Ramón Enríquez cuando aludió la corrupción de gobiernos anteriores y su falta de eficiencia para solucionar las demandas de los duranguenses.

No faltaron los candidatos a la alcaldía de las capital del estado en la pasada contienda electoral, representando a distintos partidos políticos, y también fueron testigos de la transición municipal algunos expresidentes municipales como Rodolfo Elizondo Torres, el primero que ganó bajo las siglas del Partido Acción Nacional, así como Gonzalo Yáñez, Marcos Cruz, ambos del PT, Jorge Clemente Mojica Vargas, Adán Soria Ramírez y, para sorpresa de la mayoría, Esteban Villegas Villarreal, a quien le fue necesario soportar uno que otro abucheo.

Ante ellos y ciudadanos que acudieron a ese recinto el ahora alcalde constitucional de Durango anunció la multiplicación de 7 a 45 cuadrillas de trabajadores que ayer mismo iniciaron una campaña emergente de bacheo en importantes puntos de la ciudad, también dio a conocer ayer mismo el arranque de los trabajos de electrificación en el fraccionamiento San José III, al oriente de la ciudad.

En cuanto a la oposición, Enríquez Herrera ofreció diálogo permanente y respeto durante su administración, la cual tendrá duración de tres años, es decir, se comprometió a no irse antes de tiempo para buscar algún otro cargo de elección popular, como suele ocurrir frecuentemente en la vida política de este país.

Fue una sesión solemne diferente a las que solían ocurrir cada tres años cuando el PRI le entregaba siempre la estafeta a uno de los suyos. Las expresiones de quienes representaron al tricolor por última vez en Durango reflejó simplemente el fin de una era y, por el contrario, en los entrantes quedó de manifiesto la llegada de un proyecto político que puede prolongarse ante el declive priísta, cuyo poderío se desvanece en la medida que el actual sexenio del presidente Enrique Peña Nieto sigue avanzando en los dos últimos años que le restan. Por lo pronto, desde ayer la alternancia llegó a Durango y el PRI deberá cumplir su rol de partido opositor, algo que ni tenía previsto, pero tendrá que aprender a hacerlo.

COLMILLOS Y GARRAS

AYER QUEDÓ INSTALADA LA LXVII Legislatura del Congreso del Estado, conformada por 25 nuevos diputados. El PRI mantuvo la mayoría relativa, pero no absoluta. Será la primera ocasión en la historia del estado en que el Poder Legislativo no estará totalmente supeditado a los designios de un Poder Ejecutivo priísta… POR CIERTO, AL rendir protesta como nuevos legisladores, Adán Soria Ramírez y Mar Grecia Olivas fueron los que más expresiones jubilosas recibieron, mientras que el efecto contrario le correspondió al panista Rodolfo Dorador Pérez Gavilán… POR CIERTO, LA sesión solemne de ayer en el Congreso local se realizó a puertas cerradas, porque el diputado panista saliente Carlos Ruiz irrumpió violentamente en el lugar inconforme porque presuntamente no le habían cumplido del todo durante la Legislatura a la cual perteneció y que ayer terminó su gestión.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: