Home Durango Se sigue complicando el nombramiento en el ICED

Por Rubén Cárdenas.

El anuncio sobre el nombre del director del Instituto de Cultura del Estado de Durango se sigue retrasando y la comunidad cultural, así como otros sectores sociales, empiezan a comentar sobre la probable falta de un proyecto definido para la cultura en el sexenio que recién arranca. Los días y semanas transcurren sin que se perciba claridad acerca del perfil adecuado para este nombramiento, tal vez el más politizado en el gabinete del gobernador José Rosas Aispuro Torres.

Desde los tiempos de la entrega-recepción, el proceso no transitó por la ruta esperada. Hubo jaloneos, malas actitudes y quejas entre la comunidad cultural, en contra o a favor de alguien. Si bien es cierto que la gente inmersa en esta actividad debe ser atendida, el nombramiento de un director o directora del ICED no debe estar supeditado a su exclusivo interés, sino de la sociedad en su conjunto.

Naturalmente, el perfil ideal para esta dependencia debe conocer a fondo sobre el quehacer cultural, pero también de administración pública, puesto que se trata de una entidad de gobierno, no de una institución educativa o empresa particular. Entonces, todas las voces deben ser escuchadas por igual.

Sin embargo, a últimas fechas, existe una generalizada extrañeza porque trascendió que el Partido de la Revolución Democrática reclama la pertenencia de esa titularidad, lo cual es percibido como un exceso, porque fue la voluntad popular la que decidió un cambio de gobierno, no precisamente el PRD u otro partido.

Otorgarle la dirección del Instituto de Cultura del Estado de Durango a un partido en particular enviaría un mal mensaje a la ciudadanía que confió en un gobierno con un compromiso social diferente a los anteriores, de colocar a los mejores hombres y mujeres en cada área para servir mejor. Los partidos políticos no deben agenciarse espacios dentro de la administración pública y, de hecho, actúan erróneamente al tratar de imponer aspirantes cuyo principal carta de presentación es la filiación partidista y no la experiencia para desempeñar un cargo en el gobierno.

El nuevo gobierno no puede hacer a un lado su compromiso de servir con eficacia y mejorar en todo a los anteriores mandatos, porque el cobro de facturas de una ciudadanía cada vez más demandante ni siquiera esperaría a una próxima elección; es decir, muy pronto debilitaría su respaldo otorgado en las urnas el 5 de junio.

Si con anterioridad ciertos nombramientos en el equipo de trabajo del gobernador Aispuro Torres han sido cuestionados -que no todos- hoy está ante la oportunidad de reivindicarse y evitar la presión de grupos para que nombre a quien ellos propongan.

La cultura, su desarrollo y administración no constituye un asunto de menor importancia en Durango; implica una responsabilidad para un perfil específico y la propuesta del perredismo, con rostro de imposición, no es la mejor, de acuerdo a las reacciones de la mayoría en Durango.

De manera que no teniendo el ICED ni siquiera el nivel de gabinete legal, sino de dirección, el nombramiento de su titular significa una decisión trascendente. De ser acertada, bien podría contribuir a la unidad de los artistas, creadores y quienes pertenezcan a este ámbito o, por el contrario, si un grupo elige a quien le guste de acuerdo a sus propios intereses, sólo propiciaría desencanto en las nuevas autoridades estatales. Esperemos el desenlace de este episodio para valorar su saldo.

COLMILLOS Y GARRAS

MUY ARROPADO QUEDARÁ el Instituto Municipal de Arte y Cultura con la integración del cineasta Juan Antonio De la Riva a la Cineteca Municipal. El maestro Claudio Herrera Noriega tendrá en De la Riva a un gran conocedor del cine para crear grandes y productivos proyectos… LOS REGIDORES DEL PRI anunciaron ayer que donarán su última quincena para apoyar a los afectados por las lluvias del pasado fin de semana, lo cual es un buen gesto, pero no debe ser la única forma, pues hay demasiadas necesidades en cientos de familias a lo largo y ancho de la ciudad…POR LO PRONTO, se requieren 300 viviendas para reubicar a las familias en situación de riesgo, pues ni antes tenían un techo seguro. Es un reto colosal para las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: