Home Durango No deben protagonizar los políticos en la difusión cultural

Por Rubén Cárdenas.

E nadie es desconocido que la pasada administración estatal tuvo a su cargo la organización del Festival Revueltas 2016; sin embargo, ya hay nuevas autoridades en Durango y el propio Instituto de Cultura estatal cuenta con su titular, por lo que no hay pretextos para dejar de lado esos pequeños detalles que irritaron tanto al público duranguense años atrás, como que en cada evento se rendía culto a la personalidad de los gobernantes utilizando precisamente la difusión de la cultura.

En este contexto, durante el arranque del Revueltas, tanto en el primer evento operístico en el teatro Ricardo Castro, como la noche de este viernes en el concierto de Diego “El Cigala” en la Plaza IV Centenario, de nueva cuenta se insinuó la nociva práctica de esperar la llegada de las altas autoridades estatales para iniciar el evento.

El público tiene ya poca tolerancia para esperar un arranque a una hora diferente sólo porque no hayan llegado las autoridades estatales al recinto, sobre todo cuando no tienen ninguna participación en el escenario; es decir, si acuden como simples espectadores. Caso aparte es la inauguración, aunque igualmente los asistentes no toman con agrado las demoras cuando son prolongadas.

Es entendible que deba esperarse para que comience un evento en el que el funcionario es el orador o tenga un rol crucial que ninguna otra persona pueda realizar, pero en un foro artístico o de cultura, el artista es quien protagoniza y el funcionario, sea quien sea, se constituye en parte de la audiencia.

De manera que, por insignificante que pueda resultar este detalle para algunos, no lo es para la mayoría y tampoco es el único que debe ser corregido en el desarrollo del Revueltas 2016. Menos mal que, en el caso de Diego “El Cigala”, el saludo a las autoridades fue cortés y rápido, sin la caravana a la que solían acostumbrar a cada gobernador en otros tiempos; en realidad, todo artista invitado al Festival, a la feria o a cualquier otro evento, debe saludar y agradecer públicamente la asistencia de los funcionarios, pero de modo de no irritar al público ni pedir los grandes aplausos para quienes no siempre son populares o queridos.

Y, por otra parte, si por algo se distinguió en todo momento quien hoy gobierna Durango es por su perfil discreto y no traer consigo tanto “guarura”; esa misma línea debe seguir conservando, porque es un gobernante respaldado por la mayoría ciudadana y, por tanto, no requiere de tanto cuidado alrededor. Esto le impide demostrar su característico sello de estar cerca de la gente y estrechar la mano de cualquiera que queda a su paso.

De la misma manera, es de reconocerse el gran paso que dio el Revueltas al sacar eventos importantes de los teatros para llevarlos a las plazas públicas y calles; no obstante, es hora de cumplir cabalmente el propósito de que estos espectáculos se ofrezcan a todos sin distingos, porque desde el momento en que se establecen las áreas especiales para determinados invitados, el propósito de llevar y difundir la cultura a todos por igual se queda a medias.

Dicen, y dicen bien, que los pequeños detalles forman un gran todo; en el Revueltas pueden corregirse aspectos que no implican costo alguno, sino exclusivamente voluntad de quienes ahora están al frente de las riendas del estado.

Los festivales culturales deben dejar de ser espacios para el lucimiento de los políticos, pues la expresión del arte va dirigida más al pueblo que a las autoridades. Es de notarse que ahora el fenómeno de apropiarse del evento y convertirse el centro de atención se le permitió al artista, como debe ser en esta y cada oportunidad del quehacer cultural. Cualquier otro esquema disgusta al pueblo. Están a tiempo, entonces, de aclarar cada una de las sombras del pasado en el Festival Revueltas 2016.

MUY VIGILANTES DEBEN permanecer autoridades municipales y estatales ante las denuncias hechas por los mismos damnificados en el sentido que se están vendiendo víveres y otras ayudas que se han proporcionado hasta hoy. Nadie debe lucrar con la tragedia y debe castigarse a quien lo haga, sin excusa, dado que el reparto había ido muy bien y en orden… ESTÁ EN RIESGO de dejar operaciones en Durango la empresa minera canadiense Excellon de México, que opera el proyecto La Platosa, en el municipio de Mapimí. Si eso ocurre, podrían perderse unos 280 empleos directos…LA FISCALÍA ESTATAL alertó sobre estrategias de supuesto ahorro que alientan la abundancia superficial, o sea, que ofrecen ingresos rápidos, pero resultan ser un fraude. En lo que va del año se han denunciado entre ochenta y cien de estos casos.

Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: