Home Durango Nomás falta que no haya responsables del endeudamiento

Por Rubén Cárdenas. Si no es dato menor el monto real de la deuda pública del estado, de 14 mil 991 millones de pesos, lo que sucederá ahora con la auditoría es lo que realmente interesa a la sociedad, pues debe darse a conocer a dónde fue a parar tanto dinero y quiénes fueron los responsables de que se haya quintuplicado este monto durante los últimos seis años. Así pues, el resultado de la auditoría no puede quedar en nada; perdería credibilidad el gobierno si concluye que “todo estaba en orden”, cuando la enorme deuda tiene comprometido el presupuesto del estado hasta el año 2038.

Es prematuro hacer señalamientos sobre presuntas responsabilidades hasta no terminar las indagaciones, ha enfatizado el gobernador José Rosas Aispuro Torres; empero, es necesario que se mantenga en la firmeza expresada meses atrás, cuando reiteradamente daba certeza de que no le temblaría la mano para “actuar contra los que saquearon al estado”. Y, al parecer, ha llegado ese momento.

Hecha pública la información sobre el monto de la deuda, asoma claramente, junto con las cifras, la necesidad de profundizar en las auditorías para llegar hasta los responsables del irracional uso de los recursos de todos durante la pasada administración. Sería decepcionante dar marcha atrás y decir que ninguna irregularidad se encontró; la sociedad teme escuchar esa clase de conclusiones.

A estas alturas, no basta con enterarnos de que debemos casi 15 mil millones de pesos entre todos, pues no lo gastamos entre todos: hay una exigencia social por la aplicación de la ley contra quienes dilapidaron tantos recursos. El actual régimen tiene a cuestas la encomienda de investigar el destino de ese dinero y proceder, en su caso, contra quien sea, indistintamente del cargo que desempeñaba.

Con la información del endeudamiento que conocemos hasta hoy se infiere la irresponsabilidad de quienes, por ejemplo, decidieron poner recursos en los Proyectos de Inversión y Prestación de Servicios, un negocio altamente rentable para las empresas, que desde hace varios años reciben 27 millones de pesos mensuales “sin despeinarse”. Además, debe justificarse la venta de la deuda de los PIPS a una empresa australiana que hoy reclama el pago de casi cinco mil millones de pesos. Y así, en otros rubros del manejo de deuda, es evidente que se actuó con negligencia o dolo por parte de algunos que, por iniciativa propia o instrucciones superiores, manejaron los dineros del pueblo como propios.

De manera que la ciudadanía espera justicia, entendida sólo como la estricta aplicación de la ley, sin afanes de venganza. Ni el más ingenuo de los duranguenses creería que no hubo involucrados en tan escandalosa “danza de los millones”; incluso, es poco probable la solitaria participación de empleados de menor rango, porque la disposición directa de recursos está al alcance de la alta jerarquía gubernamental.

Luego de un inicio entre claroscuros, el gobierno de Aispuro Torres está ante una oportunidad para posicionarse como el gobernador del cambio, como el líder elegido por la mayoría de los electores porque se confió en él para realizar un mandato diferente. Por supuesto que, de ocurrir lo contrario, le sería muy difícil repuntar en credibilidad al régimen aispurista.

AYER el Alcalde José Ramón Enríquez denunció que el 29 de agosto último se realizó una trasferencia por 15 millones de pesos del ayuntamiento al entonces gobierno del estado, lo cual debe ser motivo de una investigación a fondo, pues es tan sólo una de las muchas revelaciones arrojadas por las auditorías…POR ESTO, EL Doctor Enríquez exigió que se llame a cuentas al exalcalde Esteban Villegas Villarreal, así como al interino, Carlos Contreras Galindo, quienes deben aclarar el motivo de esa transacción…POR LO VISTO, comienzan a salir a la luz pública cifras precisas sobre el manejo de las finanzas en las administraciones del pasado reciente, tanto municipal como estatal. Y seguramente falta mucho por conocerse todavía.

Twitter@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: