Home Durango Armoniza el #PRD su apoyo a @AispuroDurango y Enríquez ¿Y el PAN...

Por Rubén Cárdenas. Este pasado fin de semana, el Partido de la Revolución Democrática renovó las principales carteras de su Comité Directivo Estatal. La novedad fue que el grupo tradicionalmente ligado a los intereses del anterior círculo en el poder fue desplazado. Es decir, el PRD quedó alineado al régimen actual, sin las acostumbradas y dañinas ataduras del pasado reciente.

Las cinco secretarías renovadas quedaron en manos de René Galindo Bustamante, Omar Castañeda, los hermanos Marcos y Juan Cruz Martínez, Sergio Duarte Sonora y Juan Carlos Corral. En cambio, quienes fueron desplazados totalmente de la toma de decisiones en el PRD son Israel Soto Peña, Miguel Ángel Lasalle, los hermanos José Luis y David Ramos (del municipio de Guadalupe Victoria), Gamaliel Ochoa y José Antonio Posada. Este bloque apenas logró 17 votos a favor, contra 47 del grupo que ahora toma las riendas del perredismo en Durango.

Alejandro Arellano, quien había reclamado la dirigencia municipal del PRD, también quedó relegado, al otorgar el Comité Ejecutivo Nacional del PRD la constancia que acredita a Juan Cruz como dirigente municipal.

Con esta votación en contra del bloque hegemónico en el PRD hasta hace pocos días, queda también en riesgo la coordinación de regidores de este instituto político en el Ayuntamiento de la capital del estado, ya que José Antonio Posada Sánchez representa parte de ese bloque rechazado por la mayoría perredista el fin de semana.

El partido es el brazo político de un gobierno y, en el caso del presente régimen, este llegó al poder respaldado por la coalición PAN-PRD. Desde hace muchos años, estos perredistas que ahora quedaron minimizados detentaron el poder gracias a su cercanía con el primer círculo en turno; las escasas posiciones obtenidas en todas las contiendas electorales siempre fueron repartidas entre los miembros de ese bien identificado coto de poder, quienes a lo que menos se dedicaron fue a ampliar la filiación partidista y mantenerse como una fuerza opositora real.

Por su parte, el PAN también ha tenido sus claroscuros en la relación con el poder; los diversos grupos han creado una serie de intereses irreconciliables al interior hasta la fecha y no se nota la puesta en marcha de una operación política que los lleve a la conciliación y conformen un bloque sólido que respalde las acciones de gobierno.

La presencia de panistas en el gobierno estatal y el Ayuntamiento de Durango, salvo honrosas excepciones, no alcanza a demostrar una intención genuina por reagruparse y resurgir como un partido sólido, sobre todo que deje de lado, por fin, los intereses de grupo, para apoyar de manera decidida a una nueva administración presionada por la ciudadanía para dar resultados inmediatos.

Si acaso el dirigente estatal interino, José Antonio Ochoa, está tratando de conciliar opiniones al interior, pero no le alcanzará el tiempo, porque muy pronto deberá dejar su lugar a un nuevo líder estatal.

De mucho serviría a las administraciones estatal y municipal que los panistas siguieran esta vez la línea trazada por los perredistas y olvidaran la mezquindad del proyecto de grupo. Si el PAN sigue regodeándose en sus sueños guajiros de que ganó la elección se mantiene en el error, porque ganaron candidatos respaldados por la mayoría ciudadana, no precisamente por la fuerza abrumadora de los panistas. Deben sentirse comprometidos con Durango, no solamente con quienes pertenecen a su reducido séquito de integrantes. Seguir como hasta ahora puede traer un alto costo al panismo de Durango. Al tiempo.

RÁPIDO Y EFICAZ como suele ser el castigo contra el pobre y todo lo contrario con el poderoso, ahora resulta que ya anda en el extranjero Francisco Javier Hernández Flores, el exdelegado federal de la Secretaría de Desarrollo Social, a quien en julio pasado se le encontró una bodega llena de víveres y otros artículos que debieron llegar a manos de los más vulnerables, pero que él tenía dispuestos para entregar en su eventual campaña electoral a la alcaldía, que nunca realizó… TAMBIÉN HAN DEJADO Durango otros personajes ligados a la política y los negocios del pasado sexenio, quienes ya no debieron sentirse muy cómodos en estas tierras tras percatarse de los primeros resultados de las distintas auditorías que se siguen practicando. Pronto se confirmarán algunos nombres… Y FALTAN REACOMODOS en algunos medios de comunicación. El nuevo gobierno sabe que la relación oficial con ellos, tal como se llevaba a cabo, fue parte de lo que la sociedad rechazó el 5 de junio, así que son necesarios algunos ajustes.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: