Home Durango Aquí no se persigue a saqueadores, la agenda política es otra

Por Rubén Cárdenas.

La noticia principal en México es la búsqueda de los exgobernadores de Sonora y Veracruz, Guillermo Padrés Elías y Javier Duarte y Ochoa, respectivamente, quienes huyeron del país sin dejar aparente rastro, luego de saquear sin límite alguno las entidades que gobernaron hasta hace muy poco, donde se les reclama para que comparezcan ante la ley.

En cada uno de los estados que cambiaron recientemente, o están por cambiar de régimen, el tema principal es el precario estado de las finanzas y la riqueza inexplicable y grosera de quienes encabezaron el poder. Durango, por cierto, es la excepción, pues aquí a nadie se le han fincado cargos todavía ni se persigue a algún exfuncionario público; más bien, se habla de un posible acuerdo entre los que llegaron y los que parecían haberse ido, pero siempre se quedaron.

En efecto, en entidades como Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo, incluso los estados con elecciones anteriores como Sonora y Nuevo León, el tema recurrente desde tiempos electorales, incluso ahora, sigue siendo el proceso en contra de quienes amasaron cuantiosas fortunas. Nombres y apellidos han estado en las primeras planas de diarios, en publicaciones en redes sociales y en videos y audios de medios electrónicos, lo cual tampoco ocurre en Durango.

A más de un año de haber llegado al poder en Nuevo León, el gobierno independiente de Jaime Rodríguez, “el Bronco”, por ejemplo, ha inhabilitado a decenas de funcionarios públicos de la pasada administración estatal y le sigue los pasos al exgobernador Rodrigo Medina, quien ha obtenido varios amparos para evitar ser encarcelado hasta hoy, pero la batalla legal sigue al máximo.

En Sonora y Veracruz ya se libraron las órdenes de aprehensión contra los respectivos exmandatarios y lo mismo está por ocurrir en Chihuahua y Quintana Roo. Los nuevos gobiernos de estas entidades mantienen en todo lo alto su compromiso de proceder penalmente contra quienes se enriquecieron a costa del dinero de todos.

Sin embargo, en Durango seguimos ceñidos a una agenda política y mediática distinta. Aquí, pese al desarrollo de auditorías que han revelado hasta el momento una deuda pública de casi 15 mil millones de pesos, se ha tenido especial cuidado para no mencionar nombres de presuntos responsables, aunque tampoco los ignora la gente.

Y a esa actitud, que de por sí ya se percibe socialmente como “muy light”, los acercamientos públicos con personajes del pasado reciente acabaron por incrementar el sospechosismo de que pudiera haberse establecido un acuerdo entre los que llegaron y quienes no se han ido, una especie de “borrón y cuenta nueva”, lo cual ha subido el nivel de encono social.

Si, como dicen, “Lo que se ve no se pregunta”, nada fácil le resulta al nuevo régimen estatal convencer a los ciudadanos de que está realizando investigaciones serias para aplicar la ley a “quienes la deban” , tal como se repitió en distintos foros durante la pasada contienda electoral, en los cuatro puntos cardinales del estado.

Lo que hoy ve el comerciante, empresario, ama de casa, estudiante, profesor, obrero y quien sea, es una relación complaciente -o muy flexible, en todo caso, mucho más allá de la simple cortesía política- entre quienes hoy mandan y quienes, según se creía, eran adversarios en la escena política.

No se trata de inquietarse o hasta enojarse porque no se pelean quienes gobiernan ahora con los otros, pero la sociedad está en su absoluto derecho de exigir congruencia a sus autoridades, si prometieron aplicar la ley contra quienes defraudaron la confianza del pueblo e hicieron mal uso de los recursos de todos. Además, la ciudadanía está en su total derecho de demandar justicia y el nuevo gobierno a satisfacer esa demanda, porque se debe al pueblo y el compromiso es no fallarle. Es mucho lo que está en juego en Durango en estos días, pues.

CAMPESINOS DEL ESTADO estiman que unas 40 mil hectáreas sembradas, principalmente de maíz y frijol han resentido daños ante las lluvias registradas hasta la semana anterior, lo cual propiciará una cosecha menor a la estimada, sin que hasta el momento se puedan precisar cifras. Lo que es un hecho es más pobreza en el campo duranguense… SE ESPERA HOY la primera helada de consideración en esta temporada. El termómetro podría marcar los dos grados centígrados en gran parte del territorio estatal, según el pronóstico del Servicio Metereológico Nacional… TAMBIÉN SE ESPERAN lluvias de intensidad considerables, pero no de la dimensión de la tormenta del pasado 29 de septiembre. De cualquier formal las autoridades estatales y municipales se mantienen en alerta para auxiliar a la población, en caso de ser necesario.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: