Home Durango Ya son menos en la lucha por la dirigencia estatal del PRI

Por Rubén Cárdenas.

Los acontecimientos de las últimas dos semanas han sepultado las aspiraciones de algunos que ya estaban muy anotados en la lista de posibles aspirantes a presidir el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional. El Comité Ejecutivo Nacional priísta se mantiene estático ante el cambio de liderazgos y, por lo visto, será hasta el año entrante cuando inicie formalmente el proceso interno de sucesión.

En días pasados, la controversial detención de David Payán Guerrero por parte de elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, inicialmente por conducir a velocidad inmoderada y luego porque se le encontraron envoltorios con dos clases de narcóticos, le arrebató cualquier posibilidad de mantenerse en la lucha por alcanzar la dirigencia estatal del tricolor. El detenido es identificado con el grupo del excandidato a gobernador Esteban Villegas Villarreal, por lo que ahí también podría haber acabado ese proyecto político para mantenerse al frente del tricolor local.

Si bien es cierto que Payán Guerrero obtuvo su libertad en horas, no ha regresado, sin embargo, a sus actividades proselitistas en búsqueda de la presidencia del CDE del PRI; de hecho, esa posibilidad parece cada vez más lejana.

Después, hace pocos días, el mayúsculo escándalo nacional que produjo la concesión de tantos amparos a funcionarios del sexenio pasado debido a la presunción de demandas penales en su contra, aniquiló también cualquier oportunidad de tomar las tiendas del PRI para aquellos identificados con el exgobernador Jorge Herrera Caldera, quien ahora a nivel nacional aparece en la misma categoría que otros acusados de grandes desfalcos, como Javier y César Duarte, Rodrigo Medina, Roberto Borge y Guillermo Padrés Elías, entre otros.

Así las cosas, Herrera Caldera se quedó sin gente, al recurrir su equipo de colaboradores a una herramienta legal como el amparo, ante el temor de alguna demanda penal en su contra relacionada con el indebido desempeño como servidores públicos. Entonces, pudieron haberse esfumado las esperanzas de encabezar al PRI para personajes como Miguel Ángel Olvera, Héctor Vela y hasta Carlos Matuk.

En tanto, otros grupos políticos al interior del PRI siguen en búsqueda de la presidencia estatal. Adán Soria Ramirez y Luis Enrique Benítez Ojeda, plenamente identificados con el senador Ismael Hernández Deras, se mantienen en la lucha por la sucesión priísta, lo mismo que Gustavo Lugo y Rosauro Meza, del grupo del exgobernador Ángel Sergio Guerrero Mier, así como Jorge Clemente Mojica y Sergio Uribe, cercanos a la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale; están también Oscar García Barrón, quien, por su cuenta, intenta encabezar al priismo de Durango y Arturo Yáñez Cuéllar, quien por sí mismo se ha ido abriendo camino a nivel local y nacional para poder llegar a la dirigencia priísta en el estado.

Y mientras todo esto ocurre en Durango, el CEN del tricolor no manifiesta el menor esfuerzo por iniciar formalmente la renovación del Comité Directivo Estatal, ya que ni siquiera ha nombrado un delegado especial para arrancar el proceso interno correspondiente; por lo avanzado del año, se espera que el enviado del CEN llegue a Durango hasta Enero próximo para comenzar su labor de acercamiento con actores y grupos.

De acuerdo a la experiencia de procesos internos en otros estados del país en los que el PRI ha perdido la elección a gobernador, todo apunta a que el nuevo dirigente estatal no será quien represente los intereses de un grupo determinado, sino de aquel o aquella que mantenga una estrecha relación con el Comité Ejecutivo Nacional y actores políticos del centro, muy ajenos a quienes tienen proyección política a corto y mediano plazo en el estado.

Es ahí precisamente donde aumentan las posibilidades de políticos como el propio Yáñez Cuéllar, quien ha ido tejiendo relación con figuras del ámbito nacional, como el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, uno de los más cercanos a Los Pinos, entre otros, que comienzan a verle a Yáñez “piernas para jinete” en el objetivo de rescatar al PRI del bache en que se encuentra en Durango.

DE UN 15% POR ciento es el incremento en participaciones que tendrá el año entrante el Ayuntamiento local y de un 400% para el fondo de infraestructura, según informó ayer el alcalde José Ramón Enríquez Herrera, luego de realizar diversas gestiones ante el Congreso federal para obtener mayores recursos de la Federación… PARA LA ALCALDESA de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, si los exfuncionarios se están amparando “es por algo”. La lagunera ha sido una de las voces más críticas en contra del pasado régimen estatal y mantiene su postura de investigar a fondo a la pasada administración gomezpalatina… CASI 50 MILLONES DE pesos erogará la presidencia municipal de Durango en prestaciones de fin de año. Sólo en salarios y aguinaldos de los empleados municipales se va una buena porción de este monto.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: