Home Programación Lo que hay que oír Propósitos con propósito

Por Sandra Navarro

Cada fin de año millones de personas alrededor del mundo se preparan para despedir al año viejo y recibir al nuevo año con rituales y costumbres muy particulares que van desde limpiar la casa completita hasta sacar a pasear las maletas para viajar más, ¡y que tal el de los chones rojos para el amor o los amarillos para el dinero! Otra tradición que no puede faltar es la de la lista de 12 deseos para el año nuevo (uno por mes). Estos propósitos muy raramente se cumplen pues por lo general son muy poco realistas y superficiales. Cada año no puede faltar el deseo de bajar de peso, hacer más ejercicio, viajar más, gastar menos, etc.

Reflexionando sobre estos propósitos que cada año nos hacemos y que, yo en lo personal me he sugerido y no he cumplido… gracias a Facebook por recordármelo con un post del 2010 que leía: “Propósitos para el 2011, ¡cumplir los propósitos del 2010 jajaja!” pensé en que ahora ya con más años y experiencias de vida que me han moldeado como la persona que soy ahora, mis propósitos para este 2017 serán distintos.

Este año me propongo y les propongo algo distinto, trabajar más en nuestro interior. Porque a fin de cuentas si no estás bien por dentro todo lo que manifiestes y hagas será un reflejo de lo que llevas en ti. Y si no estás bien por dentro, es muy poco probable que puedas cumplir con tus metas. Así que este año toca trabajo duro, trabajo espiritual, de emociones, trabajo de sanación interior, trabajo de desarrollo humano. Toca reconocer nuestra humanidad e imperfección, abrazarla, reconocer nuestros errores, afrontarlos y sanar heridas emocionales con un buen trabajo de terapia o dirección espiritual.

¡Dejemos de sobrevivir, comencemos a vivir! ¡Busquemos ser virtuosos, ser felices! Como dice la canción “This Year” de JJ Heller que les presentamos en la intro del programa, Feel alive! Instead of feeling numb! ¡Siéntete vivo, en lugar de adormecido! ¡Reinvéntate! Este mundo necesita gente más alegre, noble, más flexible, valiente, comprensiva, amorosa y caritativa.

 

Atrévete a dar un clavado en tu interior y limpiar las heridas que el andar por la vida haya podido dejarte, permite que el dolor y las lágrimas que este trabajo interior pueda causarte limpien tu alma y sean el bálsamo sanador que nuestro creador use para sanarte.

Un buen hombre me dijo un día que el dolor nos humaniza y estoy comenzando a entender la profundidad de esta frase. Creo firmemente que Dios nos dio vida para ser felices y cumplir la misión que cada uno tiene en este mundo. Y definitivamente, no creo que la vida sea un valle de lágrimas…

Así que ya es tiempo de atreverse a ser feliz y compartir tu felicidad con las personas a tu alrededor. Un corazón feliz y bondadoso puede ofrecer alegría y actos de misericordia a aquellos a quienes se les está apagando la llama de su luz interior.

10… 9… 8… 7… 6… 5… 4… 3… 2…1… ¡2017 allá voy!

Artículos relacionados :

El propósito de año nuevo de este abuelo te ayudará (incluso si sientes que has caído demasiado bajo)

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: