Home México Por si alguien lo dudaba, Peña es un huérfano declarado

Por Rubén Cárdenas. De plano, parecemos huérfanos los mexicanos con este presidente, o quizá el huérfano es él. Resulta que, en su primera aparición pública del 2017, luego de permanecer a la sombra -o el sol de la playa- mientras pasaba el primer vendaval, lo que hizo fue solidarizarse lastimeramente con el pueblo por el aumento a las gasolinas, pero ni siquiera aludió al de las tarifas de la luz y gas LP; tampoco dijo que habría cambio o ajuste alguno para mitigar el golpe y sólo se concretó a expresar que fue una “medida dolorosa, pero necesaria”, que, de no adoptarla, la economía mexicana habría tenido consecuencias más que lamentables; es decir, no se retractó de esos aumentos ni siquiera en un grado mínimo. Menos convenció a alguien con sus palmaditas en la espalda de los millones de agredidos.

De esta manera, Peña Nieto volvió a salir con su “domingo siete”, su vacilada o como guste el sentimiento popular interpretarlo, sin dar respuesta a la inconformidad generalizada por los descomunales incrementos a los energéticos mexicanos y, de allí, a todo lo que se come, se bebe, se pone o se usa.

Es imposible creerle cualquier empatía, porque no se refirió a medida alguna para ajustar salarios de sus colaboradores, recortarle presupuesto al voraz INE, a la Suprema Corte, al Congreso federal, a los gastos suntuarios, prebendas y extravagancias de su equipo cercano y más lejano, muchos de los cuales despachan en oficinas que “no las tiene ni Obama”. Como olvidó compartirle a tal grupo algo de ese dolor que el mexicano de a pie tendrá que padecer, pues sencillamente no le creemos y, más bien, parece una burla ese discurso.

No entiende Peña que ya no es tiempo de fingir solidarizarse ni pretender escuchar a los distintos sectores sociales, sino de actuar y anunciar algo contundente que nos haga tener esperanza en el presente y futuro inmediato. Vaya, no pudo siquiera detallar, como suelen hacerlo los economistas del oficialismo, algún beneficio tangible, aunque sea a mediano plazo, que haga más llevadera la situación a partir de esta semana.

Así pues, si Peña Nieto no atinó a interrumpir sus vacaciones de Navidad y Año Nuevo -cual jefe de estado de una nación en bonanza- para atender la contingencia provocada por la disposición de su propio gobierno, no se le puede creer su pose solidaria, menos si acaba de regresar de un plácido descanso con su familia, mientras la gente “se hacía garras” en las filas de las gasolinerías y se peleaba porque le despacharan unos cuantos litros. No es un mexicano que nos defienda y prefiere ya sólo poner cara compungida para convencernos de que la cosa está peor para él que para los demás.

Ya no entendió Peña Nieto porque luego de más de cuatro años de mandato no se atreve a implementar un plan de austeridad en su gobierno, ni a combatir la corrupción, de la cual también él es principal protagonista.

La situación actual amerita la implementación de acciones extraordinarias para atenuar el golpe del gasolinazo y los otros aumentos, no simplemente de abrir la posibilidad de escuchar y “ver la posibilidad de darles un apoyo a quienes son más vulnerables”. Ayer los mexicanos necesitaban escuchar, por primera vez, a su presidente enmendando la plana y anunciando un verdadero plan de austeridad, así como otro de combate frontal a la corrupción, pero dejó pasar la oportunidad. Ya no entendió que no entendió; parece ser un caso perdido.

En cambio, aprovechó la transmisión televisiva en red nacional para reincorporar al gabinete a uno de sus principales amigos: Luis Videgaray Caso, quien ahora estará al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en sustitución de Claudia Ruiz Salinas.También nombró a María Cristina García Zepeda titular de la Secretaría de Cultura, en lugar del fallecido Rafael Tovar y de Teresa.

Si alguien esperaba la remoción de José Antonio Meade, pues se quedó esperando, porque ni lo mencionó, como si el tema no fuera importante. Con el nombramiento de Luis Videgaray, el presidente Peña Nieto le echó más leña al gasolinazo, porque precisamente al nuevo titular de la SRE se le atribuye la autoría de las reformas energética y hacendaria, las cuales resultaron un desastre, aun cuando esta reincrustación en el gabinete presidencial debe ser razón de otra Raya del Tigre.

COLMILLOS Y GARRAS

AYER SE REUNIÓ Rómulo Campuzano, aspirante a la dirigencia estatal del PAN, con alrededor de 250 militantes de distintos municipios del estado. Simple convivencia y deseos de un año inmejorable fueron las razones principales del encuentro en la capital del estado… CASI ILESA POR fortuna salió ayer de un percance automovilístico Claudia Hernández Espino, secretaria del Ayuntamiento local. Desde este espacio el deseo sincero de pronta recuperación… DESDE AYER LAS actividades se redujeron en la Central Camionera de Durango, algunas corridas fueron suspendidas y para hoy podría haber desabasto de diésel. Graves perjuicios les esperan a muchos, pues.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: