Home Durango Era necesario reivindicarse más allá del discurso

Por ruben-cardenas-blogRubén Cárdenas.

Tuvo que ser sensible el gobierno del estado de Durango hacia la exigencia social relativa al plaqueo y, aunque no faltará quien cuestione ahora esta determinación de suspender el cobro durante los primeros tres meses del año en curso a todas las personas físicas, es una buena decisión que ya se veía venir. A a partir de hoy, deberán pagar sus placas sólo las empresas, con los descuentos anunciados anteriormente, del 30, 20 y 10 por ciento, mientras que para los demás es un trámite gratuito. Esta medida beneficia, por supuesto, a las miles de familias inconformes por este impuesto.

Ayer, el gobernador José Aispuro Torres anunció que, en primer lugar, a cada contribuyente que ya pagó se le va a regresar su dinero a partir del lunes próximo; también, este monto de 130 millones de pesos que representa el pago de placas se va a recuperar por otras vías, a través de implementar medidas de austeridad gubernamental, como que los funcionarios de primero y segundo nivel de la administración estatal pagarán gasolina y telefonía celular de su propio bolsillo, comenzando por el propio gobernador.

Respecto al pago de refrendo, continúan los descuentos habituales del 15, 10 y 5 por ciento; se mantendrán con normalidad, así como los convenios y pago con tarjeta de crédito a seis meses. De esta manera, los propietarios de vehículos en Durango se ahorrarán alrededor de 850 pesos y deberán cubrir unos mil 550 pesos del refrendo, menos los descuentos de enero, febrero y marzo.

Con sus salvedades, porque el juicio popular nunca es uniforme, la medida adoptada ayer por el gobierno estatal flexibiliza la situación tan tirante que ha existido hacia la sociedad, tan sacudida por los recientes aumentos a los combustibles y a todo lo demás.

Sin duda, el mandatario estatal pensó en ganarse la confianza ciudadana al ponerse, en los hechos, en plan solidario con los duranguenses en un momento económico tan apremiante, lo cual no quita la exigencia social de llamar a cuentas a los que saquearon el estado durante los años anteriores.

Si no hay acuerdos de alguna clase con quienes dejaron el poder, es momento de demostrarlo e incluso si fueron establecidos esos pactos “en lo oscurito”, es la oportunidad para romperlos. La ocasión es única para que a los ojos de todos quede manifiesto que la mano de las autoridades no tiembla para aplicar la ley contra todo aquel que hizo mal uso de los recursos que le fueron confiados, no regalados.

En la medida en que se aplique la ley contra quienes se llevaron casi todo el patrimonio de los duranguenses y se recupere lo más posible, la ciudadanía aumentará su confianza en las autoridades estatales. Entre tanta calamidad económica, cae muy bien un anuncio esperanzador, pero falta camino para reivindicarse con la ciudadanía, con todos aquellos que votaron por un cambio y que han esperado con cierta frustración, por casi cuatro meses, a que sea evidente.

Si todas las crisis son opciones de cambio, Aispuro Torres y su equipo de colaboradores tienen a la mano la gran oportunidad para apoyarse en el pueblo y avanzar juntos este año y los que le siguen al sexenio.

 COLMILLOS Y GARRAS

EN UN ACTO de congruencia y solidaridad con los duranguenses, los diputados locales deberían renunciar a su gasolina mensual y al teléfono celular y pagarlos de su bolsillo, ya que no ganan poco. Lo mismo deberían hacer los funcionarios municipales… HASTA AYER ERAN 40 gasolinerías cerradas ante el desabasto que comienza a padecer la ciudad; mientras tanto, el bloqueo en las instalaciones de Petróleos Mexicanos cumplió ayer 96 horas, sin ningún incidente de trascendencia… UNOS 20 MIL TRABAJADORES de empresas maquiladoras no podrían asistir a sus respectivos trabajos porque no habría en qué transportarse. El desabasto poco a poco ha comenzado a ser un problema mayúsculo en Durango.

@rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: