Home Programación Noticias Radio Claret América Trump tambalea al peso, sin casi despeinarse

 ruben-cardenas-blogY Por si algo le faltara a México después del gasolinazo y la cascada de aumentos en todos los artículos y servicios, así como en las tarifas de energía eléctrica y el gas LP, todavía tenemos que confrontar un nuevo desafío con el nombre y rostro del personaje que el día veinte de este mes se establecerá oficialmente en la Casa Blanca. Cada vez que Donald Trump abre la boca o lanza un tuit, tambalea todavía más la débil economía mexicana.

A una semana de asumir la presidencia de Estados Unidos, ayer Trump concedió su primera conferencia de prensa como mandatario electo, la primera en 167 días, y se sostuvo en una de sus ideas más tenazmente expuestas durante su campaña: que iniciará ya la construcción del muro con México, el cual será pagado inicialmente por el gobierno norteamericano, pero repuesto enseguida por México a través de varios impuestos. Sentenció que no esperará ni un año para iniciar la construcción de ese muro, cuyo costo oscila entre los 8 y 12 mil millones de dólares, a lo largo de los 3 mil 200 kilómetros de frontera con nuestro país.

Ni siquiera había concluido la conferencia de prensa, cuando ya el peso mexicano había resentido los efectos de esas declaraciones y llegó hasta los 22.50, rebasando así el nivel histórico de los 22 pesos de la semana pasada.

En realidad, todo lo que tenga que ver con Trump y México es, hasta hoy, de connotación negativa; apenas en los primeros días de enero, la agencia General Motors anunció la cancelación del proyecto de inversión por 2 mil 600 millones de dólares que tenía previsto para México en estos meses, consistente en la construcción de una planta armadora de autos en San Luis Potosí, con una plantilla de casi 3 mil empleos.

Esta reacción tuvo origen en un tuit emitido por Trump en el sentido de que impondría un alto impuesto a los automóviles de esta empresa armados en México para que ingresaran a suelo estadunidense. Por eso, muy rápido la agencia canceló sus planes en territorio mexicano y aseguró que ahora instalará la armadora en Michigan, con una inversión inicial de 770 millones de dólares. O sea, se nos fue.

Ayer también, una de las principales empresas de autopartes de Toyota advirtió que si esa firma japonesa cede a las presiones de Donald Trump de también cobrarle un fuerte impuesto por meter autos armados en México, entonces podría revocar su plan para construir una fábrica aquí, según el diario The Wall Street Journal.

Es decir, Donald Trump inicia con el pie izquierdo su relación preoficial con nuestro país y eso que todavía no toma el poder; vienen tiempos difíciles y lo peor es que el gobierno mexicano no tiene un plan de contención ante las medidas anunciadas por Trump, que parecían amenazas de fantasía hasta hace unos meses, pero hoy son una seria realidad. Ni un solo posicionamiento ha surgido por parte de Enrique Peña Nieto, quien debía defender los intereses que representa.

Donald Trump está apenas nombrando a la mayoría de sus colaboradores -algunos de los cuales, como el Fiscal de la Nación, son abiertamente contrarios a cualquier flexibilidad hacia los migrantes- y los efectos de su llegada se resienten ya; de hecho, no se espera compasión alguna por los millones de mexicanos que radican allá, sobre todo los once millones que mantienen el estatus de indocumentados, pero no son los únicos que padecerán los estragos de la llegada al poder de este multimillonario que ha prometido acrecentar la riqueza de los norteamericanos y proteger su economía a costa de arrasar con las de otros países, como el caso de México; eso está muy claro. Lo más absurdo hasta hoy es que todos los sectores nacionales, incluso internacionales, reaccionan ante lo que hace o deja de hacer el presidente electo, excepto el gobierno mexicano. Ninguna fuente gubernamental ha fijado postura ante las medidas anunciadas por Trump, como si en México no hubiera gobernantes que salgan en defensa de la patria y eso es doblemente doloroso para todos. Nos deja a su merced, a menos que el escenario cambie.

COLMILLOS Y GARRAS

A DIFERENCIA DE otros Congresos estatales, el de Durango no ha emprendido una sola acción de austeridad en este entorno económico tan difícil que atraviesa el estado y el país. Los legisladores locales tienen salarios muy altos y grandes beneficios que bien podrían reducir, en solidaridad con los ciudadanos que contribuyen para que ellos vivan como viven… SUPERIOR A LOS 4,600 MDP es la suma de recursos federales que se ejecutaron en la pasada administración estatal; de ellos, sólo se han comprobado 238 MDP, aseguró ayer la contralora estatal Rosario Castro Lozano. Así se comprueba lo mucho que se llevaron y que debería ser devuelto a las arcas, sin duda…TAN SÓLO EN la Secretaría de Salud el desfalco asciende a más de 600 MDP, según informó su titular César Franco, quien dejó la investigación en manos de la Contraloría Estatal, como lo estipula la ley.

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: