Home Programación Noticias Radio Claret América Inaceptable el acoso de Trump y la actitud pusilánime de EPN

Por Rubén Cárdenas.

ruben-cardenas-blogSigue el “bullying” del presidente Donald Trump sobre México; de hecho, apenas ha comenzado en serio, pues cuando casi se pensaba que la construcción del famoso muro fronterizo era solamente una bravuconada, resultó ser una de las prioridades en cuanto accedió al poder, junto con otras órdenes ejecutivas que el nuevo mandatario firmó de inmediato.

Este acoso hacia nuestro país abrió la ocasión, como efecto colateral, para que por primera vez y luego de más de cuatro años en el cargo, Enrique Peña Nieto se pudiera comportar como un patriota en defensa de los intereses nacionales, aunque es algo que ni al interior ha podido hacer, porque mucho nos podrán atacar u hostilizar otros gobiernos, pero si el nuestro fuera sólido hacia adentro las cosas serían muy diferentes, a pesar de la innegable hegemonía que mantiene Estados Unidos hacia la frontera sur y más allá.

Ahora, tras la velada amenaza lanzada ayer por Trump vía twitter acerca de que si México no está dispuesto a pagar por la construcción del muro, entonces el encuentro del próximo martes sería infructuoso y mejor era cancelarlo, Peña Nieto tuvo que “apechugar” el golpe y anunciar como iniciativa suya la cancelación, en un desplante de pretendida dignidad hacia su poderoso homólogo, lo que le atrajo la inmediata solidaridad de la élite política mexicana. No ha existido otro momento en el sexenio de Peña Nieto en que partidos políticos, diputados, senadores, gobernadores y otros segmentos le hayan dado su respaldo, tal vez porque se pone el marcha ese mecanismo de unidad ante el acecho externo.

Y es que en este incidente binacional que ha provocado tensión mutua están en juego enormes intereses económicos de México; para empezar, por ejemplo, ya se anunció un impuesto del 20 por ciento para todos los artículos mexicanos que ingresen a suelo norteamericano. Así, en la recién inaugurada “Era Trump”, ayer fue un día fatídico para nuestro país, tanto por ese encuentro fallido como por el nuevo impuesto, en lo que ya ha sido interpretado propiamente como una declaración de guerra comercial.

Sabido es que el gobierno mexicano carece de una estrategia definida para enfrentar esta serie de medidas con las que Donald Trump pretende avasallar a México sin encontrar oposición de Peña, ni siquiera por guardar las formas delante de los mexicanos. Y, aun cuando el momento luce inmejorable para que Peña Nieto se reivindique con los suyos, a quienes les ha fallado durante todo el mandato, lo más probable es que sólo se dejará arrastrar por la corriente.

Empero, si al exterior el presidente mexicano se siente atado de manos para salir en defensa de su pueblo, todavía hay muchas cosas que puede hacer para reivindicarse y lograr algún grado de solidaridad de los suyos, a quienes ha decepcionado y hecho enojar tanto. ¿Qué tal si envía ahora al Congreso las iniciativas correspondientes para echar atrás todas y cada una de las reformas estructurales, las cuales han fracasado y mantienen al país en conflicto? Es también el momento para recular acerca de la Ley de Seguridad Interior, que faculta a las fuerzas armadas para la represión social; el entorno es inmejorable para anunciar la construcción de cuando menos dos refinerías y dejar de adquirir tan caras las gasolinas por fuera.

Enorme gusto daría a los mexicanos recuperar los energéticos malbaratados en este régimen tras la aprobación de la reforma energética, que debería revocar. Es decir, Peña Nieto debe mostrar, con acciones concretas, que lo primero es el interés de la patria y el bienestar de los mexicanos, no arrodillarse y someterse ante las presiones del nuevo mandatario estadunidense.

Si Peña Nieto sigue siendo omiso y no atiende los intereses de los gobernados, habrá desperdiciado la última oportunidad para reivindicarse y dejar de ser el peor presidente mexicano en la historia. Una actitud verdaderamente valiente sería valorada, incluso, no sólo por los mexicanos, sino por la comunidad internacional que, al fijar postura, también daría una lección al presidente del vecino país del norte para que entienda que la dinámica de su relación con el mundo no podrá ser a base de pasar por encima de todos con tal de mantener sus fronteras protegidas, en todos sentidos.

Falta por ver si Peña Nieto actúa como debe o permanece tan pusilánime como hasta ayer. No puede dejar pasar la oportunidad para recuperar el respeto de los mexicanos, que tanta falta le hace, por cierto.

TAN DESPEGADO DEL suelo anda Jaime Rivas Loaiza, titular de la Secretaría de Recursos Naturales, que les pidió el apoyo a campesinos de la Confederación Nacional Campesina para convertirse en senador el año entrante. Alguien debe darle un pellizco para que salga de tan inalcanzable sueño… SIGUEN LAS QUEJAS de usuarios que llevan sus mascotas al Hospital Veterinario de la UJED y reciben una pésima atención, además de una abultada cuenta. Tampoco cuentan con servicio de guardia para emergencias; o sea, anda muy lejos de cumplir su objetivo esta clínica veterinaria desde hace mucho tiempo… MÁS EN SERIO que en broma, algunos en Durango comienzan a decir que si Donald Trump construye el muro fronterizo, enviamos de noche al alcalde José Ramón Enriquez a que lo derribe; al cabo esas cosas se le dan con suma facilidad.

Twitter@rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/714531.inaceptable-el-acoso-de-trump-y-la-actitud-pusilanime-de-epn.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: