Home Programación Noticias Radio Claret América ¿Todos debemos apoyar a EPN? Si es un incondicional de Trump

ruben-cardenas-blogPor Rubén Cárdenas.

Iguen brotando las voces, individuales y en grupos organizados, a través de redes sociales y por todos los medios al alcance, que demandan unidad alrededor de la figura del presidente Enrique Peña Nieto para enfrentar los embates de Donald Trump. En una reacción natural y de buena fe ante “un extraño enemigo”, el patriotismo es nuestra mejor opción y la defensa de lo propio siempre será un acto encomiable que ni siquiera necesita del liderazgo presidencial, pues la sociedad organizada puede hacer grandes cosas.

El problema surge cuando a quien acuerpamos es precisamente alguien que se ha constituido, a lo largo de sus cuatro años de mandato, como un enemigo -y no extraño, sino de casa- de los mexicanos. Así, abrazar a México, como se invita en una de las campañas, es correcto, necesario y urgente, no así abrazar a un presidente que nunca ha sacado la cara por su pueblo; o sea, es un apoyo inmerecido que ahora le sirve muy bien a él ante la comunidad internacional para mostrarse como un político querido por los suyos, lo cual no es ni será en lo que le queda en Los Pinos.

Se ve más bien un afán oportunista de Peña Nieto de, ahora sí, acordarse de que tiene responsabilidad con los mexicanos, como aquel padre desobligado que, cuando necesita, recurre al calorcito de esos hijos que nunca le han importado. Llanamente dicho, el mandatario mexicano es un aliado de Donald Trump desde que se conocieron y, por lo tanto, le queda grande ese respaldo del pueblo.

Una y otra vez Peña Nieto le ha abierto la puerta al hoy presidente norteamericano sin ambages, por lo que no representa el líder defensor del país que algunos quieren hacer creer. Peña Nieto parece más dispuesto a servir a Trump que a los mexicanos y sólo basta recordar los hechos últimos para comprobarlo.

El pasado 31 de agosto Peña invitó a México al entonces candidato republicano y le dio trato de jefe de Estado, a lo cual Trump respondió con la amenaza de que los mexicanos pagaríamos el muro fronterizo. Juntos ofrecieron una conferencia de prensa, como si ambos fueran homólogos, en una clara intromisión del gobierno mexicano en el proceso electoral norteamericano.

Por supuesto que el incidente le produjo más descrédito a Peña Nieto, mientras que los bonos de Trump se fueron al alza. Ni más ni menos que el agresor de los mexicanos vino al país a reiterar sus ofensas y amenazas, con el consentimiento de las máximas autoridades del país. El damnificado de esa vergonzosa acción fue Luis Videgaray, quien dejó la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aunque hoy es restituido al gabinete como Canciller a fin de que sea el intermediario con el nuevo gobierno norteamericano. La cercanía de Videgaray con el yerno de Donald Trump fue la razón principal de su nombramiento en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Después, el gobierno peñista, cual si se tratara de un “regalito” bien envuelto, le entregó a Trump a Joaquín Guzmán Loera, el narcotraficante más buscado por la justicia del vecino país, un día antes de la ceremonia de juramentación. “El Chapo” ya se encuentra recluido en un penal de Nueva York.

Y apenas la semana anterior, luego de una larga conversación telefónica, Peña Nieto le solicitó a Trump evitar en público el tema del financiamiento del muro fronterizo, según lo dio a conocer el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spencer, con lo que claramente da la idea que negociaron “en lo oscurito”, es decir, a espaldas del pueblo mexicano.

Entonces ¿De qué serviría que los mexicanos se unan y respalden las acciones de Peña Nieto, si él, por el contrario, está demostrando su entera disposición de servir a Trump en cada una de sus exigencias? Nos va a dejar “embarcados” y él va a hacer lo que le convenga a Trump.

El momento necesita ciertamente de la unidad de todos y eso va a rebasar a un Peña Nieto sin autoridad moral para encabezar la defensa de México ante las acechanzas del nuevo mandatario norteamericano. Como vemos, quienes hoy están al frente del país no parecen muy dispuestos a defenderlo con dignidad y, por el contrario, se notan muy decididos a mantenerse serviles y entreguistas.

No es posible que desde el exterior algunos mandatarios estén defendiendo a los mexicanos con mayor interés y solidaridad que desde aquí. A nada nos lleva, pues, respaldar y unirnos en torno a la figura de Peña Nieto; no lo merece ni genera la certidumbre indispensable que nos lleve a un sitio seguro en esta etapa de asedio estadunidense.

SE CUMPLIÓ UN mes de la separación del doctor Genaro Alemán de la dirección del Hospital Materno Infantil y, en este lapso, ha surgido incertidumbre porque algunas voces hablan ya de su posible regreso, lo cual perjudicaría el buen curso de las cosas, porque no era una figura popular y allí hay otros perfiles que deben tomarse en cuenta para reivindicar este mal nombramiento…Y, COMO SE esperaba, tras el gasolinazo subió el pasaje urbano un peso. A partir de hoy, eso aplica en autobús, microbús y combi; uno más de los efectos nocivos de esta medida…EN ESTA SEMANA podría quedar aprobado el matrimonio igualitario en el Congreso local, una vez que entre a debate esta iniciativa presentada por la legislatura anterior y que pretende reformar el Código Civil para tal efecto.

Twitter @rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/715098.todos-debemos-apoyar-a-epn-si-es-un-incondicional-de-trump.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: