Home Durango Austeridad, freno a la corrupción y cárcel a saqueadores

Por Rubén Cárdenas.

ruben-cardenas-blogMás que necesaria en estos momentos es una buena dosis de austeridad como instrumento emergente de salud financiera en los gobiernos, sean más ricos o más pobres. La crítica situación de entidades y municipios, sin duda, requiere la adopción de medidas drásticas para evitar los despilfarros del pasado, esos que tanto nos siguen dañando, a fin de alcanzar un nivel óptimo de gobernabilidad.

En este entendido, el gobierno del estado decidió reducir el salario de los funcionarios de primer y segundo nivel y no se les darán más vales de gasolina; en las dependencias se giró la instrucción para que los servidores públicos tengan horarios corridos, con el propósito de ahorrar desde energía eléctrica hasta pagos de horas extras. También, se canceló la telefonía celular con cargo al gobierno y ahora cada funcionario pagará ese servicio, quedó limitado el uso de aeronaves, se dejaron de alquilar varios inmuebles de renta muy alta que albergaban oficinas de gobierno, entre otras acciones que se irán anunciando conforme se implementen.

De no hacerlo, sencillamente sería imposible ejercer las tareas prioritarias del Ejecutivo; sin embargo, la austeridad no debe ser una medida exclusiva del gobierno del estado, de ahí que el gobernador José Aispuro Torres haya exhortado a los Poderes Legislativo y Judicial para que hagan lo propio.

Y es que en el Poder Judicial se rebasaron los límites de conciencia y razón en el pasado reciente, sobre todo entre los allegados al entonces presidente de ese organismo, Apolonio Betancourt Ruiz, quien se vería en problemas si se le exige comprobar de dónde obtuvo para adquirir la residencia donde vive, cuyo valor sobrepasa los nueve millones de pesos.

La vida de lujos de sus familiares cercanos, los viajes, altos salarios de sus colaboradores, así como otros múltiples gastos sin explicación pueden tener origen en el presupuesto del Poder Judicial en el pasado sexenio, por lo que ahora debe quedar cerrada la puerta a esos y otros excesos.

De igual manera, en el Poder Legislativo pueden ponerse en marcha mecanismos que ajusten el gasto y hagan rendir los recursos. En las distintas áreas del Congreso se pueden ahorrar muchos millones de pesos; sólo es cuestión de ejercer voluntad política, la cual hasta ahora no han demostrado los legisladores locales.

Precisamente desde el Congreso bien podrían revisarse los presupuestos de todos los denominados organismos autónomos, como el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, el Tribunal Electoral del Estado, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, entre otros, que representan un enorme gasto y, a cambio, otorgan un muy restringido servicio a los ciudadanos.

De manera que ni el Poder Judicial y menos el Legislativo pueden desentenderse del exhorto del gobernador Aispuro Torres, porque sería tanto como ignorar a la ciudadanía, es decir, de donde emana el presupuesto que cada uno de ellos ejerce discrecionalmente año con año.

Junto con el plan efectivo de austeridad debe continuar la convicción muy comprometida de las actuales autoridades por enfrentar la corrupción y aplicar la acción de la justicia contra todo aquel que “hizo cera y pabilo” con la confianza de los duranguenses.

Y, desde luego, los municipios no se escapan de esta nueva dinámica: también tienen la obligación de gastar menos, evitar corrupción y ejercer la ley, en caso de ser necesario. La sociedad toda debe estar atenta al cumplimiento de estas acciones por parte de nuestros gobernantes. Urge iniciarlas ya.

 COLMILLOS Y GARRAS

ENTRE UN 15 Y 20 por ciento ha disminuido la circulación de autos desde el primer gasolinazo del año, según la apreciación de la Subdirección Municipal de Vialidad; por eso ya no están tan saturados los bulevares en horas pico. En contraste, ha aumentado el uso de bicicletas y motocicletas…YA ESTÁ TRABAJANDO el Ayuntamiento local en la construcción de las casas del Policía y del Bombero, que estarán ubicadas en distintas zonas de la ciudad; desde hace años que estos servidores esperaban el cumplimiento de la palabra empeñada por los sucesivos alcaldes, pero nada había ocurrido hasta hoy…PEDRO ÁVILA NEVÁREZ, priista consuetudinario, hizo un llamado a su partido para que el nuevo dirigente estatal sea elegido a través de la consulta a la base. Si antes no le hacían caso, ahora menos.

Twitter @rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/716096.austeridad-freno-a-la-corrupcion-y-carcel-a-saqueadores.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: