Home Durango Durango, de los más afectados en caso de deportaciones masivas

Por Rubén Cárdenas.

ruben-cardenas-blogDurango se encuentra, junto con otras diez ciudades de ocho estados, en la lista de las más afectadas si Donald Trump cumple su promesa de deportar masiva y progresivamente a los once millones de migrantes que están en suelo estadounidense.

Es, sin duda, una mala noticia, añadida a las que se han venido dando a partir de las órdenes ejecutivas diarias que emite el nuevo presidente allá, porque, a pesar de estrategias como la dada a conocer por el gobernador José Aispuro Torres para proteger al duranguense que sea deportado, si eso ocurre de manera masiva seguramente todo se complicaría.

Según un estudio de la organización civil Cohesión Comunitaria e Innovación Social, hecho a partir de la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, tras analizar el sector de migrantes retornados de los EU que se establecieron en alguna de las 220 ciudades más grandes de territorio mexicano, resultó que once de ellas están en la mira de aquellos que podrían ser deportados, en especial porque tienen raíces allí o es su tierra natal.

El mandatario norteamericano se está apegando a su incendiaria retórica de campaña en cuanto a ese tema y amenaza con sacar de su país a cualquiera que haya entrado en forma ilegal y permanezca con ese estatus, así como a quienes -según la percepción, incluso personal, de cada agente del servicio migratorio- representen un riesgo para la paz y seguridad nacional.

Las ciudades a donde recurrirían los que regresen, forzada o voluntariamente, se ubican en estados expulsores de mano de obra y tendrían que estar preparadas por si vueven los que se fueron. La lista incluye principalmente Morelia, La Piedad, Tarímbaro, Salvatierra, Hidalgo del Parral, Ciudad Juárez, Ciudad Acuña, Durango, Yautepec y Hermosillo, todas en el centro y norte del país. De acuerdo al estudio, estas localidades no están familiarizadas con la estancia de una gran cantidad de migrantes, lo cual aumenta la probabilidad de conflictos y tensiones, por la insuficiencia de servicios, vivienda y, sobre todo, empleos.

En otro contexto, es como la situación del gran flujo migratorio de medio oriente hacia Europa y los EU, donde ambas partes argumentan sus motivos; los residentes de ese país dicen que no hay lo necesario ni para ellos, que ya viven allí, por lo que no se sienten dispuestos a compartir, mientras que, por el otro lado, negar ayuda a las víctimas de una crisis humanitaria como la que padece Siria es aberrante. Y también los deportados mexicanos y centroamericanos pueden generar una crisis.

Los letreros de “Refugees Welcome” en los edificios más emblemáticos de Canadá o España alegran a muchos, pero enojan a otros, aquellos que ven, equivocadamente, en la figura del recién llegado una carga, un enemigo o una competencia.

Algo parecido sucede en México, donde ninguno de los gobiernos hasta la fecha ha implementado políticas públicas eficaces para retener, con calidad de vida, a sus ciudadanos, menos ofrecerles algo verdaderamente digno cuando regresan, a menos que ese retorno sea con buenos ahorros y disposición de abrir algún negocio, para que, si se nota su presencia, sea porque da empleos o genera movimiento económico para la comunidad.

Como se sabe, Durango, Zacatecas, Guanajuato, Michoacán y Jalisco han sido, durante varias décadas, los estados que más connacionales expulsan hacia el vecino país, aunque en los últimos doce años se han sumado Puebla y Oaxaca. De estos, no en todos se respira prosperidad ahora, así que urge ampliar el panorama para los de aquí y los de allá, mexicanos por igual.

En el caso de Durango, alrededor de 350 mil paisanos radican en Illinois y la región de Los Grandes Lagos, es decir, Wisconsin, Indiana y Milwaukee; en Los Ángeles y área conurbada está el segundo asentamiento importante de duranguenses; el tercero en Texas y, muy cerca en cuanto a cifras, en Colorado y Kansas.

Por si algún ingrediente faltara a tan crítico entorno de hostilidad oficial hacia los mexicanos que viven allá, la servil postura del gobierno de Enrique Peña mantiene en un estado de indefensión a los millones de compatriotas que sólo están a la expectativa de que Trump cumpla sus amenazas. Día con día, las organizaciones defensoras de migrantes documentan más redadas -hasta ahora algo discretas- en restaurantes, hoteles, tiendas de autoservicio y comercios en general, donde se sabe que la mano de obra mexicana es altamente apreciada, aunque no por los agentes migratorios, sino por los “patrones”, quienes son los segundos afectados por estas medidas, sin duda.

Y es precisamente ante esa tibieza y servilismo del gobierno de Peña Nieto ante Trump, por la que los gobiernos locales deben actuar en consecuencia. Parece inminente la llegada de estos flujos de migrantes, incluso no solamente mexicanos, por lo que más vale tener un proyecto emergente que cuando menos les garantice el derecho a la no discriminación, estigmatización y criminalización de los paisanos que regresen.

 COLMILLOS Y GARRAS

EL ALCALDE JOSÉ Ramón Enríquez lamentó la ausencia del secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, en la primera reunión de la Comisión Nacional de Municipios de México, ya que sin estar él presente difícilmente se puede avanzar en implementar proyectos que beneficien a los grupos más vulnerables del país…LUEGO DE HABER visitado Chicago, el gobernador José Aispuro estará próximamente con la comunidad de duranguenses y autoridades consulares en Los Ángeles, a fin de escuchar necesidades e inquietudes que se han visto agravadas a partir de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca…ALUMNOS DE LA Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera tomaron ayer nuevamente instalaciones de la Secretaría de Educación y la Secretaría de Desarrollo Económico para demandar la asignación de un director del plantel y más apoyos para continuar con su carrera magisterial.

Twitter@rubencardenas10

Noticias relacionadas El Siglo de Torreón – https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/720714.durango-de-los-mas-afectados-en-caso-de-deportaciones-masivas.html

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: