Home Durango Al parecer, en turismo estábamos mejor cuando estábamos peor

ruben-cardenas-blogTiene razón el secretario de Turismo federal, Enrique De la Madrid Cordero, al asegurar, en su reciente visita, que esta actividad es una apuesta segura, un rubro altamente rentable y generador de empleos, por lo que es necesario potenciarla en Durango. Lo que nunca mencionó es la necesidad de hacer mucho más a través de apoyos y proyectos de infraestructura.

Que si desaprovechamos la majestuosidad de la sierra, que si volverá algún día a ser la tierra del cine, que si los negocios están preparados o no para un despegue del turismo…todo esto y mucho más hemos escuchado por años, casi con nostalgia por aquellos tiempos en que Durango, pese a tener sólo un campo aéreo y ni siquiera un aeropuerto modesto como el de hoy, menos una gran variedad de hoteles o restaurantes, recibió artistas de renombre mundial. Y al parecer, con todo en contra, estábamos mejor; incluso había intérpretes que trabajaban con los actores y actrices.

Es cierto que Durango cuenta con envidiables atributos para convertirse en un atractivo destino, pese a su desventaja geográfica y la fama de inseguro, que crece y decrece cíclicamente. También es verdad que, al menos durante los últimos años, el número de visitantes es mayor, principalmente durante la feria de la ciudad, los festivales culturales Ricardo Castro y Revueltas, así como durante la natural curva ascendente de la época navideña, pero esto no basta para hacer del turismo una actividad crucial en el desarrollo del estado.

Y es que el fomento al turismo en Durango ha sido sólo parte del discurso durante sexenio y trienios; incluso la dependencia encargada de estas tareas tenía sólo el nivel de “Dirección de Turismo y Cinematografía” hasta hace unos ocho años, a veces encabezada por jóvenes funcionarias muy cercanas a los mandatarios en turno, pero muy poco conocedoras de esa responsabilidad. O sea, son años en los que se perdió terreno.

Al pasar el “boom” del cine western, nuestra entidad quedó en desventaja ante otras, como Morelos, que se convirtieron en mejores opciones para la industria, aunque Durango no desapareció del mapa fílmico por completo, pues la realización de películas, series, comerciales y otras producciones han continuado, pero ya sin la regularidad de hace unos cincuenta años.

Tan sólo en el sexenio anterior, a la Secretaría de Turismo se le redujo el presupuesto en casi un 80 por ciento y no aumentó en el nuevo gobierno, porque la mayor parte de la planeación presupuestal todavía fue responsabilidad de la anterior administración. Por ello, las carencias en materia turística saltan a la vista: en el poblado Chupaderos, a 12 minutos de la ciudad, donde se ofrece un espectáculo de cine al estilo del Viejo Oeste, los actores usan vestuario polvoso, en lamentables condiciones, porque no hay otro más digno; no hay drenaje, luz ni agua potable en el llamado parque temático. En fin, es un lugar para no quedarse más de una hora, aunque el reciente anuncio de una cuantiosa inversión puede cambiar favorablemente las cosas.

Carece Durango de suficientes guías turísticos y que estén bien pagados, a diferencia de Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí, Querétaro. En lo que respecta a cinematografía, Durango no tuvo el interés en preparar recursos humanos que le dieran un “plus” al estado, porque los cineastas no tan sólo buscan escenarios naturales, sino personal que atienda las necesidades técnicas elementales de sus producciones, entre otros requerimientos.

Es decir, si, como se observa, hay intención y convicción en este nuevo gobierno por avanzar en el fomento al turismo en Durango, a diferencia del pasado, es necesario concretar un proyecto integral de desarrollo turístico que contemple el estado entero, porque en los 39 municipios hay atractivos que merecen ser promovidos y ponerlos al alcance de turistas nacionales y extranjeros.

Si bien es cierto que se comienzan a ver esfuerzos por cambiar esa inercia, urge armonizar los sectores involucrados en esta actividad, porque en esos desacuerdos y enojos se pueden ir las primeras posibilidades reales de cambio. Y no hay muchas, por cierto.

AYER, CON LA entrada del frente frío número 30, se registró una temperatura de 8.5 centígrados bajo cero en el poblado Navíos, cerca de la ciudad capital, lo cual nos alerta de que las mañanas y noches frescas continuarán y no hay que confiarse, pues los cambios de temperatura es lo que trae enfermedades…SEGÚN EL INSTITUTO Mexicano para la Competitividad, Durango se mantiene dentro de una lista de los diez más bajos en este rubro, con excepción de la Sustentabilidad económica y Sociedad incluyente, lo que significa que aún tenemos grandes rezagos…DE NUEVO SE retrasaron las obras que ya casi estaban listas desde el sexenio anterior, como las del Puente Lasalle y el área de juegos infantiles del Parque Guadiana. El titular de Obras Públicas, Arturo Enrique Salazar, puso como nueva fecha quince días más.

Twitter @rubencardenas10

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: