Home Cuaresma Oraciones de Cuaresma 4to Domingo

oraciones de cuaresma 4to domingo

¡ÁBREME LOS OJOS!

Animación Bíblica Claretiana

Cuarto Domingo de Cuaresma A

Preparar

La acostumbrada mesita con la Biblia abierta en la lectura del día, vela y encendedor. Bolsas de papel (1 x participante) y plumas o marcador.

Bienvenida

Anim. El evangelio de hoy, nos invita a reflexionar sobre la intolerancia que sufrieran l@s seguidor@s de Jesús de parte de las autoridades religiosas. Hoy todavía, en plena era de los Derechos Humanos, se excluye a las personas por su sexo, orientacion sexual,

raza, religión, condición social, económica y estatus migratorio… ¿Cuál sería la actitud de Jesús ante la intolerancia?

Mirando la Realidad

+ ¿Qué muestras de intolerancia percibes en la sociedad actual?

+ ¿Has padecido algún tipo de exclusión o intolerancia?

+ ¿Por qué nos volvemos intolerantes? ¿A qué se debe la intolerancia?

Sembrando el Evangelio

Proclamación del Evangelio de Jesucristo según san Juan (9, 1-41)

Cultivando el evangelio

> Al que ‘le abrieron los ojos’ se hace discípulo de Jesús, repasa el evangelio y mira cómo ocurre esto, y lo que significa.

> ¿Has experimentado alguna situación que te haya ‘abierto los ojos’?

> ¿Es fácil vivir con ‘los ojos abiertos’? ¿Se beneficia alguien con la intolerancia o ceguera?

Ritualización

Cada participante recibe una bolsa de papel, y con marcador o pluma escribe sobre ella una o dos muestras de intolerancia religiosa, doméstica, cultural, racial, sexual, laboral, social, de género, etc. Enseguida, cada quien le hace un par de agujeros (ojos) a la bolsa, y se la enfunda en la cabeza, de modo que no pueda ver. Cuando tod@s lo hayan hecho, decimos juntos 3 veces: “La intolerancia es ciega. Cristo es la luz del mundo”. Luego, un participante se acomoda la bolsa para ver y lee en voz alta lo escrito en la bolsa del vecino/a, y tod@s dicen: La intolerancia es ciega. Cristo es la luz del mundo. Y así procedemos con tod@s, hasta completar la ronda. Proseguimos con las bolsas en la cabeza, hasta el momento de la oración como familia.

COMPROMISO PERSONAL

Ahora, en silencio y delante de Dios, nos revisamos sobre la tolerancia: ¿Aceptamos a las personas como ellas son o las queremos hacer a nuestro molde? ¿Con quién he sido intolerante? Esta semana hacer un gesto o signo de aceptación o aprecio a alguien con quien hayamos sido riguros@s o intransigentes.

Nos quitamos las bolsas de la cabeza.

Jn 9,1-41 Para ‘abrirle los ojos’ al pordiosero, Jesús trabaja en sábado, y eso estaba prohibido. Esto trae consecuencias para el curado – ¡No para Jesús!- porque ‘ahora ve’ y da testimonio de su propia experiencia. Comienza así, un camino que desemboca en discipulado. En Jn 9,1-41, los grupos de cristianos reflejaron su experiencia de ser excluidos de la sinagoga por confesar a Jesús Mesías y Revelador de Dios. Esto les significó tener que abandonar las reuniones de culto, y verse aislados en la vida social (sin trabajo, sin convivencia con otras familias, críticas e injurias para sus hij@s en la escuela, etc.). Pero es gente que tiene una visión nueva, que adquiere con las aguas de la alberca del Enviado. Quizá nuestra comunidad religiosa y social sea intolerante contra personas que miran ‘con otros ojos’ la realidad. Como discípul@s del Resucitado, debemos desterrar esa actitud mediante el diálogo respetuoso y la promoción de los derechos de tod@s l@s hij@s de Dios.

Orando como Familia

Oremos a Dios que es Luz y Verdad y Vida nuestra para que nos abra los ojos y entendamos su voluntad de vivir siempre con respeto y dignidad. Digamos: ¡Danos tu Luz y tu Verdad!

> Padre-Madre de la Vida, tú nos participas tu luz para andar siempre el camino del Bien, Tod@s: ¡Danos tu Luz y tu Verdad!

> Hijo y Hermano, Jesucristo, tú nos abres los ojos para transformar nuestra realidad, Tod@s: ¡Danos tu Luz y tu Verdad!

> Espíritu de Verdad, tú nos impulsas a luchar por la justicia y la paz, Tod@s: ¡Danos tu Luz y tu Verdad!

> Se pueden agregar otras peticiones.

Oración. Hoy ponemos ante ti, Dios amoroso, a todas las personas que sufren intolerancia. [Breve silencio] Pero también, abre los ojos y los corazones de quienes las oprimen para que reconozcan en ellas la imagen de Jesucristo, tu Enviado. [Breve silencio]. Escucha nuestras plegarias, Padre nuestro, Dios te salve, María, Gloria al Padre… Amén.

Bendición

Porque queremos que Jesucristo nos abra los ojos para distinguir el mal del bien, pidamos que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, Amén.

Avisos

> No olvidar acercarse al sacramento de la Reconciliación.

> Cada persona traerá una vela o veladora a la sesión próxima.

IMPRIMIR Oraciones de cuaresma 4to domingo

Conoce más sobre Pastoral Bibilca Claretiana

google-site-verification: google280ca0eeb565a7e1.html
A %d blogueros les gusta esto: